Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 4 de marzo de 2011

Pensamientos ridículos

¿Existe algo más indefenso que un cadáver?

A veces imagino formas ridículas de morir
Por ejemplo doy un traspiés en la ducha
Y mi cuerpo cae
inerte
con todo el peso de mi carne de piedra
Los senos se descolgarán
cada uno hacia su costado
y los pliegues de mi vientre
recordarán al bandoneón de Piazzola.

Otras veces sueño que muero
de una muerte violenta
una explosión
por ejemplo
y mis miembros
son esparcidos
al calor de la noche
Entonces alguien los recoge
Enumera
Y los va metiendo en una bolsa negra
Pero antes un reportero
Los filmará con su cámara
Y tras una relación minuciosa
Y pormenorizada del accidente que me costó la vida
Las imágenes de mi cuerpo
Mutilado
Engrosarán las filas de la posteridad

En la muerte
¿Quién nos defenderá de la televisión?

11 comentarios:

vera eikon dijo...

Pregunta: ¿existe el pudor postmortem?

emmagunst dijo...

nadie nos defenderá de la televisión con una muerte tan espectacular...! NADIE

Blue dijo...

Parece que existe el pudor pre-postmortem.
;-)

Curiyú dijo...

Este día estabas Bukowski? Es muy bello, pero espero que a la tumba no me lleve a Gran Hermano-

vera eikon dijo...

Ja,ja...Esta sí que es buena!!! Bukowski!!! Pues la verdad es que la escribí en relación a algo que leí en un blog y que me recordó a ese momento de pánico que tengo a veces cuando meto el pie en la ducha...Por otro lado un reality de las muertes más ridículas lo programarían en prime time....Por cierto que nunca escribo poesía pero aquel día me dije ¿por qué no???

Curiyú dijo...

No se nota.

vera eikon dijo...

Será la suerte del principiante....

Curiyú dijo...

Leíste ese poema de Bukowski en el cual se imagina muerto?
Me conmueve sobre todo, eso de que alguien te guarda en una "bolsa negra".

vera eikon dijo...

Creo que no lo he leído ¿sabes el título?. Yo de Bukowski recuerdo especialmente el de "las moscas del verano", pues le iba al pelo a la persona de la que yo estaba enamorada. Incluso una vez le escribí una carta fingiendo que se la dirigía a su madre y que le daba el pésame por su "supuesta" muerte. En ella me permitía sugerirle dicho poema como epitafio para su lápida. Puede parecer un juego macrabo, pero a su vez el le había enviado una parecida a una chica de la que había estado enamorado. Así que yo lo hice a modo de guiño...el género epistolar a los 20 años da mucho de sí
Tienes razón, lo de las bolas negras conmueve...imaginarse cayendo allí, en aquella cavidad, trocito a trocito...

Curiyú dijo...

Bolas??? No, bolsas.

cuando pienso en mi muerte

pienso en automóviles estacionados en un
estacionamiento
cuando pienso en mi muerte
pienso en sartenes
cuando pienso en mi muerte
pienso que alguien te hace el amor
cuando no estoy
cuando pienso en mi muerte
tengo problemas para respirar
cuando pienso en mi muerte
pienso en toda la gente que espera morir
cuando pienso en mi muerte
pienso que no podré tomar agua nunca más
cuando pienso en mi muerte
el aire se vuelve completamente blanco
las cucarachas en mi cocina
tiemblan
y pienso que alguien tendrá que tirar
mi ropa interior limpia y sucia
muy lejos.

Becho

vera eikon dijo...

Esta "s" se debió quedar en una de esas bolsas negras. La verdad es que yo no pienso mucho en la muerte, pero a veces siento pudor al pensar que alguien revuelve mi ropa, mis desorganizados armarios y piense "che, esta chica era un desastre" y lo vaya metiendo todo en cajas (sería como si continuaron metiendo mis pedacitos en la dichosa bolsa negra). Y bueno, otras veces pienso algo por el estilo de "si hoy tengo un accidente justamente me van a pillar sin depilar,pero al menos mi ropa interior está limpia". Me parece tan crudo ese verso " cuando pienso en mi muerte /pienso que alguien te hace el amor", es como si en el se concentraran todas las cosas buenas que dejaremos de hacer cuando muramos. Gracias por el poema. Biquiños