Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 28 de marzo de 2011

CÍRCULO

Hay momentos que se conforman en la curvatura de tu cuello. Camino por las calles de esta ciudad desconocida, que se me ofrece blanda, a lo largo de sus cuestas, sus repechos ,… y me siento como si escalara tu nuca-la cima más alta que hombre alguno haya coronado- hasta el nacimiento de los cabellos. Los muerdo y con ellos enhebro mis alientos, que lentamente se evaporan, a la caída del sol.
Esta ausencia es una amante belicosa. Construyo una imagen de ti con la que me acuesto cada noche. Y me toma como el mar toma a la costa, a empellones. Consciente de que no puedo hacer otra cosa, más que entregarme. Entenderás que ésta que está aquí se me disputa. Y yo no soy más que débil carne. Por eso, de vez en cuando, rescato tu sonrisa, la escribo en un papel , así, “tu sonrisa”, y la guardo en el bolsillo de la chaqueta, pegada al corazón. Por lo menos, durante ese día, es tu sonrisa la que va desgranando mis latidos, como a una mazorca.
Otras veces son tus ojos los que dibujo, repletitos de pestañas que se contonean, como las patitas de una araña panza arriba. Me dejas picaduras violeta alrededor de los pezones, que yo me rasco con violencia, hasta hacerme sangre.
Pero a menudo, dibujo simplemente una rayita, vertical y velluda. Habrás adivinado que es tu sexo. Ardiente falla en la que me consumo. Mi cuerpo se transmuta en volutas que se desparraman por el aire, quien se las lleva lejos. Muy lejos. Tan lejos que imagino que alguna afortunada se dejará caer, indolentemente, sobre tus cabellos, que alguno de mis otros yo muerde, sobre la cima de la ciudad blanda. Y otra vez vuelta a empezar…

17 comentarios:

fiorella dijo...

Hay momentos así, dibujados, inventados con hilachas de diàlogos, pedacitos de algo.Precioso texto.Un beso

vera eikon dijo...

Siempre me ha gustado el género epistolar. Este es el primer esbozo de un intento de encadenar una serie de epístolas entre personajes de ficción. A ver...
Beso Fiorella

trapecista dijo...

jajajaaj, vera tu relato lo siento tan cercano, no sé, es difícil de explicar, me ha gustado mucho

vera eikon dijo...

No sé, a veces me siento como una esponjita que lo va absorviendo todo...ahora mismo pensaba en tu entrada, y he llegado a la conclusión de que la ciudad es una loba (en un sentido nada peyorativo). Una mujer que nos amamanta a todos(seamos sus hijos o no), que de vez en cuando aulla a la luna y otras nos elimina a todos de un zarpazo. En fin...me alegra que te haya gustado
Beso

trapecista dijo...

esto nos lleva al origen de Roma y la loba capitolina...
No pensaba yo que esto iba a dar tanto juego...

vera eikon dijo...

Roma, la primera de las lobas-ciudades. Madre de todas las lobas civilizadas. A Roma no le prendió fuego Nerón, sino que se consumió en el fuego de su propia pasión...Igual se negaba a que la domesticaran

Carmela dijo...

Me gusta Vera.Un círculo perfecto.
La frase "Esta ausencia es una amante belicosa" me encanta
Un beso

Rocío dijo...

La primera frase ya engancha... "la curvatura de tu cuello"... es tan evocador!
Me gusta :)

El hombre de Alabama dijo...

Muy circular, aunque suene estúpido y ridículo. Pero es lo que he acabado pensando.

vera eikon dijo...

Quería que la narración fuera como ese cuello, curvado, tendiendo al círculo. Siempre me han gustado esas narraciones circulares, como pescadillas que se muerden la cola. Y lo que dices Hombre de Alabama no es estúpido, pues el título se lo puse tras ver su forma.
Carmela se me ha ocurrido que en la ausencia, existe una gran rival, que poco a poco suplanta a la figura amada.
Rocío, hay frases que por sí solas son evocadoras. Tuve la sensación de que me vino dada.
Besos,besos,besos

sinjuicio dijo...

Hola Vero, me gusta el texto, veo el círculo pero percibo como una espiral, vuelve a repetirse el proceso una y otra vez... me encanta. Besos

vera eikon dijo...

Sí Sandra. Nuestros recuerdos son como un huracán que se desdibuja a medida que se prolonga una ausencia.
Beso

Curiyú dijo...

Mirá...quisiera que mi comentario fuese un suspiro, pero no me sale...imaginate un suspiro, si?

vera eikon dijo...

Me la imagino. También te imagino todo repantingado en tu sillón, con una copa de vino. Qué bueno que volviste!!!

Curiyú dijo...

Ja ja ja...y volví...mmmmmmmmmmm...mimosón?

Curiyú dijo...

Es hermoso. De quién será esa sonrisa, y ese cuello, y ese sexo hermosamente dibujados? De qué ciudad serán esas calles?
Yu escritura es soporizante, envolvente, enamorante.

vera eikon dijo...

No sé decirte Darío. Lo único que sé es que lo soñé como un amor en la distancia....