Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 29 de junio de 2011

MOLDES


Reniego del pudor de mi madre
que soñó un cuerpo virgen para su hija
De aquellos que abominan las formas femeninas
De aquellos que postulan mujeres
como rectas
perpendiculares
de curvas constreñidas en la cruz del propio cuerpo

Renuncio a unos vaqueros
de la talla treinta y cuatro
(occidentales sucedáneos del burka)
A rellenar con el cemento del botox
los surcos que maceren mis sonrisas,
las arrugas que bailen en torno a mis ojos
en el espasmo milagroso de mirarte

Renuncio a los vomitorios
y a la arcada
A los senos turgentes e ingrávidos
momificados a la caricia
y a la succión

Me niego a que se castigue en mi cuerpo
el pecado de Eva
A convertirme en una mera costilla
ornamentada
y bonita

Te pido
que dibujes un mapa de mí
a besos
Sin omitir lunares ni estrías
la llanura celulítica
la sabana húmeda de mi ensortijado vello
Que investigues fragancias
Que pronuncies sabores
sudores
melancolías
Que inventes un orgasmo
para cada una de mis vergüenzas

Que sostengas esta voluntad
que a veces hace aguas
frente a ese ejército de imágenes publicitarias
y glúteos esculpidos con cincel
por cirujanos con el pulso de Miguel Ángel

Así, año tras año
continuar
con la cabeza bien alta
sintiéndome  cuerpo
y no un molde

22 comentarios:

hécuba dijo...

Precioso. Por lo que dice, por como lo dices.

Un saludo.

El hombre de Alabama dijo...

Bonita rebeldía. No la olvides, va bien encaminada.

Tuky dijo...

Genial Vera!!! Me encantó. Y ese verso "Que inventes un orgasmo
para cada una de mis vergüenzas" es muy muy bueno

Besos

Eleanor Smith # dijo...

Todo un canto para estas épocas superficiales y materialistas!!!

Me gustó muchísimo Vera *

Un beso o 2 #

Elchiado dijo...

precioso, tallado a mano. un beso

Curiyú dijo...

Renuncia y pide, todo te será dado...

vera eikon dijo...

Gracias Hécuba. La verdad es que me ha gustado el resultado. Y compensa una pelotera que tuve. Abrazos

Hombre de Alabama, a veces siento que trastabillo por el camino, pero afortunadamente con los años me cuesta menos recomponerme...Bicos

Tuky, afortunadamente ya no existen territorios vergonzosos en los cuerpos, todos son susceptibles de recibir y dar belleza. Biquiños. Por cierto, que sigo teniendo pegada a los ojos tu fabulosa entrada de ayer...

La verdad Eleanor, cuando llega esta época (aquí es verano)el bombardeo es constante. Lo curioso es que la mayoría de mujeres que conozco (y hombres), no quieren eso, ni les resulta bello, sin embargo no dejan de sentir esa angustia de que ellas no encajan en ese molde...Demasiado culto al cuerpo, y apenas se cultiva la conversación, y el respeto. En fin...
Besos!!!

Elchiado, la verdad es que lo escribí poco a poco, escogiendo y agrupando versos, como quien recoge flores para hacer un ramo, y con gran placer. Bico.

Darío, así se hará, y todo lo que venga será bien recibido...

C C RIDER dijo...

Loaré la bonita estructura del poema, y bendigo también el verso sobre inventar orgasmos para cada una de las vergüenzas, no en vano, nuestros padres y abuelos, llamaban vergüenzas a los miembros que nos diferencian, no en vano ahora ya no es así y se exhiben, loado sea el señor y la primavera por las playas que sabes yo suelo frecuentar. Loada seas hermanita por ser como eres.

vera eikon dijo...

Yo este fin de semana me quedé sin ir a una de esas playas que tú frecuentas, porque estoy mocosa. Pero a ver si me recupero y muestro al mundo mis vergüenzas. Los orgasmos que me los pongan en la intimidad. Me alegro de que te guste hermano. Y bueno esa loa a mi persona, siempre es bienvenida. Por cierto, te acabo de enviar un mensaje ¿vinos sí, o vinos no? Siempre me tenéis en ascuas!!!

Sentimentiras dijo...

Joooooooolines. Qué bonito, Vera.
Ay, no podía estar más de acuerdo.
No sabes el mal que causa esa publicidad malsana y falsa. Nos convierten en muñecas, no en mujeres de carne.
Con lo bonita que tú eres :)

C C RIDER dijo...

de Pascuas en Pascuas serán bien recibidas las verguencecitas

Rayuela dijo...

trazar los mapas
geografía del amor*

Desclasado dijo...

Totalmente de acuerdo con el mensaje.
En cuanto tenga un rato largo te contesto al mail.
Bicos pequeños.

Laiseca Estévez dijo...

¡Mi niña, vas a eclipsar al mismo Benedetti!
Y esa voluntad de la que hablas ¿dónde esta? yo también quiero... qué bonito Vera.
Ahhhhh y VINOS siempre!!! bicos.

fiorella dijo...

Ni mueble,ni cosa,ni objeto.Un placer leerte.Un beso

Mixha Zizek dijo...

Vera que buen poema, cuánta fuerza en tus versos, me encanta en especial el final, excelente. Una quiere ser auténtica, única, ningún molde,
besos

C C RIDER dijo...

Eres perfecta, yo que te conozco compartiendo vinos y de haber trampeado en el pasado, si esta gente te conociera realmente te raptarían sin más hermanita. Por cierto, me agradan tus comentarios, siempre los responderé.

vera eikon dijo...

Y tú Rocío. La belleza es otra cosa. Porque no es una mercadoría, ni nada alcanzable desde fuera, ni superficial. Es algo que viaja de dentro hacia afuera.Y sólo pueden ver aquellos que se paran a mirar...Besos

Rayuela, de vez en cuando es necesaria la ayuda de un buen cartógrafo (o cartógrafa)Bico

Bueno Descla, no te apures por lo de contestar el mail. No siempre uno debe recoger el guante que le arrojan. ¿Te das cuenta que tanto en tu última entrada como en esta mía hemos estado de acuerdo??? ¿Nos han abducido? Biquiños

Sí, VINOS siempre Lai. Y la voluntad supongo que está dentro de una, pero no está mal que de vez en cuando nos ayuden a localizarla. Bicos e bicos (uns para ti e outros para o teu maridiño..)

Eso Fiorella!!! Que no se nos cosifique (tanto a hombres como a mujeres, que quede claro. Porque el poema no es tanto una reivindicación de género como una reivindicación individual)Besos

Mixha, es que no tenemos que dar la medida de nada, más que de nosotras mismas. Beso enorme

vera eikon dijo...

Daniel, mereces un aparte por ese comentario que me ha subido la moral que no sé si se debe a la congestión pero me siento rastrojo....Está claro que no soy perfecta, pero está bien oirlo. Sobre todo viniendo de alguien que me conoce tanto en mis ascensos como en mis caídas, y a pesar (o por) todo este tiempo transcurrido. Está claro que la perfección no existe, pero sí que en ocasiones en el misterio del amor y de la amistad sentimos de pronto que alguien es perfecto (aun y por sus imperfecciones). Sobre todo cuando dos personas son capaces de construir momentos que valen la vida.
Te quiero, hermano. Besos

Lucila Haus dijo...

cómo me gusta leer a una mujer imperfecta. Eso la hace aún más grande. Lindísimo lo que escribiste. Beso

Malena dijo...

Bravísimo. Mujer real, tangible, imperfectamente perfecta.

ana dijo...

Excelente Vera!!
un manifiesto de lo femenino, la rebeldía ante la "burka" occidental, qué buena imagen, cuán encerrada y maltratada la mujer en occidente,¡ y creer qué somos más libres! ¡qué paradoja!
nuestros cuerpos despojados de símbolos y convertidos en mera señal de silicón...

bicos, preciosa Vera