Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 3 de agosto de 2011

LAS ENTRAÑAS DE UN FLORERO

Imagen: Daria Endresen*



Para Aka y no porque sea el hombre del que habla el poema, sino porque una de sus entradas le dio la forma definitiva(y este título tan curioso) Tal y como se indica en uno de los comentarios



Viniste
me agarraste las entrañas
Se agitan en la palma de tu mano

Nada soy sin ese amasijo de vísceras
que tú sostienes
victorioso
cara el sol
cual hecatombe festejada

Por tu muñeca
veo deslizarse mi sangre
lentamente
Los cuajos
Volutas de mi ser
desfigurado
Sólo una droga
que tú inhalas
para el propio goce

No participo
Sólo espero
con mis carnes abiertas
de par en par
Como aquel que espera
a la muerte bendecida
desparramado
sobre el campo de batalla
¿Quién registrará mis despojos
en busca de las monedas de oro?
Aquellas que deberían garantizarme
el plácido trasbordo al inframundo
el soborno del barquero

Yo era una mujer hecha de entrañas
hasta que tú llegaste
orgulloso
y altivo
como un cisne negro

Y esnifaste mi piel
Y vestiste mis cueros
Me arrancaste los cabellos
bellos
como la crin de los caballos
Ahora los veo flotando al aire
reducidos a un ornamento de tu túnica
Imprimiste una medalla con mi clítoris
Tu estandarte forjaste con mis senos
Te embriagas en mi flujo
todavía humeante
que escancias en el vientre
de una cantimplora

Mientras te alejas
te digo
“sólo un hombre vacío,
hueco,
inhóspito,
se lleva como trofeo
las entrañas de su mujer”

Pero enseguida callo
y me siento
y te veo ir

Ahora sólo tengo
las entrañas de un florero



*Sus imágenes me rompen. Son auténticos poemas visuales. A veces me gustaría experimentar ese dolor que veo en ellas para poder escribir unos versos que se acerquen a esa contundencia, a ese desgarro.....

27 comentarios:

emmagunst dijo...

Duele!

taio dijo...

un placer leerte

vera eikon dijo...

Me gusta el dolor cuando está hecho de palabras. Sólo en ese caso...Quería escribir un poema doliente como la imagen que me inspiró. Bico, Emma

El hombre de Alabama dijo...

Todo el conjunto es una muy poética carnicería.

vera eikon dijo...

Gracias, Taio. Un abrazo


En verdad Alabama, creo que se podría hacer un poema todo de vísceras. Por cierto que el otro día vi una película cuyo argumento parecía salido de tu mano...Bico

Aka dijo...

Es difícil alcanzar con las palabras la contundencia de una imagen, somos seres visuales, pero no te has quedado lejos. Muy visceral y desgarrado, hasta quedarte vacía al final... algunas de las imágenes que recreas impactan mucho.

besos

vera eikon dijo...

Aka, el poema lo construí a partir de una imagen. De esa imagen de unas entrañas sobre la palma de una mano. Para mí es muy evidente la relación entre la palabra y la imagen. O entre la palabra y la musicalidad. Pero creo que siempre parto de una imagen, enlazada a un verso o a una frase, y de las sensaciones que me transmite. Vuelco esa imagen y las sucesivas en mis palabras. Con la esperanza de que se conviertan de nuevo en imágenes ante aquellos que las leen. La verdad es que este poema me gustó, y fue interesante el proceso de escribirlo. A ver qué pienso de él con el tiempo. Besos

Aka dijo...

Yo también suelo partir de una imagen que te sugiere una historia o un principio, y luego la escrito mismo conduce la narración, es un proceso curioso. No conocía la ilustradora/fotógrafa que ilustra tu entrada, sus imágenes me han recordado mucho a los videos del grupo de música Tool. Comparten una estética muy similar.
http://www.youtube.com/watch?v=TZemFKSu3lE&feature=view_all&list=PL4F6F7B798BF6549A&index=23
http://www.youtube.com/watch?v=FE1pd-vsP9s&feature=fvwrel

Layla dijo...

Conmigo sí que lo has conseguido, lo de que las palabras se conviertan en imágenes para el que lo lee, tiene mucha fuerza.

Beso

vera eikon dijo...

La verdad, Aka, que me entusiasma cómo se produce el proceso creativo, y me gusta contrastar cómo les sucede a otros. Ahora que se me ha dado por trabajar un tanto la poesía, me sorprende lo diferente que es de escribir relato. Porque curiosamente-a pesar de que a priori uno pudiera pensar lo contrario-en mi caso el relato fluye, de un modo casi compulsivo y caótico, y el poema tengo que trabajarlo más, estructurarlo, paladearlo...En cuanto a Daria Edrensen, Emma suele poner muchas imágenes de ella en sus poemas (creo que yo la encontré por una página del facebook...)Me encanta su mundo onírico, pues parece tener la frialdad y la rotundidad de un cuchillo (¿pueden existir almas con la forma de un cuchillo?). En casa escucharé los enlaces (aquí no tengo altavoces). Besos

vera eikon dijo...

Gracias Layla. Me gustan los poemas con fuerza, y me consta que a ti también(los tuyos son de los que sacuden sopapos...) Besos

C C RIDER dijo...

A veces el exterior ataca el alma, se convierten en fantasmas que riegan la sombra, el sólido tesoro de la experiencia. ¿Recuerdas la película de Fassbinder "la angustia se come el alma" ??? Representan unas vidas al filo de una navaja.... de ahí nace el polvo de las máscaras hermanita, y perdona si tardo en leerte. Se que me vas a encantar.

vera eikon dijo...

Ja,ja...no tienes un tiempo límite para leerte, y quizás haya un día en el que no te encante. Y bueno, la película de Fassbinder no la conozco(siempre fuiste mucho más cinéfilo que yo). Supongo que si uno vive al filo de una navaja ha de andar siempre lamiéndose las heridas de los pies...Te veo en 1 hora. Así que beso tus mejillas en vivo y en directo...

vera eikon dijo...

Por cierto, Aka, los últimos versos (que dan título al poema) se me ocurrieron a razón de el post sobre el florero que publicaste en tu blog estos días. Así que te lo voy a dedicar. Bico

C C RIDER dijo...

Vera, deberías haberlo puesto en letras grandes. No me extrañó para nada, aquella entrada de Aka, como todas las que recién leo son vientos nuevos, muy agradables.

Aka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmela dijo...

Tremenda la imagen y tremendo el poema. Duele verlo y leerlo.
Un abrazo Vera

Aka dijo...

Oh Vera muchas gracias!! Qué curiosos son los mecanismos de la inspiración, como unas imágenes o palabras llevan a otras. Soy un novato en esto de las letras, pero estas últimas semanas leyendo vuestros posts voy aprendiendo y disfrutando de la escritura. Gracias por aclarar que no soy el devorador de vísceras reflejado en el poema.
besos

vera eikon dijo...

Sí, a mí también me gustó mucho CC. Se ve que me hizo pensar....

vera eikon dijo...

Me alegra que lo sientas así Carmela. Este poema es para doler. Bico

vera eikon dijo...

Aka, la verdad es que muchas veces las palabras de los otros, provocan nuevas palabras en mí. Como si entre todos conformáramos una fuente inagotable. Por lo que, por lo general, ese florero no está vacío demasiado tiempo...Y bueno, sería raro que la gente pensara que tú eres el devorador de vísceras. Mi percepción de ti es todo lo contrario...Besos

PÁJARO DE CHINA dijo...

impresionante. de una ternura arrasadora. así sos vos. es como si te proyectaran en mi cerebro y tiraras, como una cuerda, del corazón. gracias por escribir.

vera eikon dijo...

Gracias a ti, Mariel. De ese modo es como debe tocarnos la palabra. Vaciarnos a la par que el otro se vacía, como si fuera un viaje de a dos. Y esta es la magia de los blogs, que uno puede tener una percepción casi inmediata y todavía caliente, de lo que siente el otro cuando lo lee.Ciertos poemas los escribimos en carne viva (este lo sentí así). Y ciertos poemas los leemos también en carne viva....Beso, Pájaro

ana dijo...

¡estremecedor poema , Vera!
vaciada con dolor, con cierta inocencia que deja las vísceras abiertas en la palma de los ojos del que te lee...
extremos bicos

Mixha Zizek dijo...

Vera que fuerte y poderoso este poema, me pongo al día en mis lecturas y busco los que me faltan en tus entrdas con gusto las leo, besos

vera eikon dijo...

Oh! Vaya, Ana. Precisamente es eso lo que pretendo al escribir cosas así. Es como si yo misma me las arrancara y os las sirviera en un plato....Bicos

vera eikon dijo...

Gracias Mixha. Últimamente vuelco toda mi fuerza en la palabra. Me alegra que lo veas así. Besos