Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 2 de agosto de 2011

MASCARADA

Noite ritual: Urbano Lugris




Ven
Sacudiré de tu disfraz
el polvo del camino
y los fantasmas de la medianoche

Ven
Mira
Siente
este océano
todo tiznado de lluvia
En días como hoy
no puedo evitar preguntarme
dónde es que termina el cielo
dónde es que comienza el mar

Ven
Dancemos
Has de introducir
las manos en mi hollín
y pintar tu jeroglífico
sobre mis mejillas
Así daremos inicio
a esta mascarada de amarse

Pasos de baile
hasta el amanecer
en el salón en el que se desdibujan
las líneas de los cuerpos

El rímel cose mis párpados
A una orden mía
los rasgas con un puñal
para que pueda mirarte
Eres un socavón de luz en esta oscuridad
Un trazo de color en un lienzo muerto

Los jadeos desvirgan la noche
Una jauría de lobos
elevándose hasta la luna
Enséñame los nombres
de las constelaciones
O casi mejor
invéntatelos!!

Sólo te dejaré ir
cuando hayas salpicado
mi piel
con las estrellas
que llueven de tu sexo


Ven
Mira
Siente
el océano de mi cuerpo
todo tiznado de lluvia
En noches como estas
no puedes evitar preguntarte
dónde es que termina tu cielo
dónde es que comienza mi mar…

Te déjare ir
para que vuelvas
esta vez
como único disfraz
el polvo del camino






20 comentarios:

emmagunst dijo...

"El rímel cose mis párpados
A una orden mía
los rasgas con un puñal
para que pueda mirarte..."

Tengo la imagen para ésta poesía...con sólo estas líneas

Buen día Vera!!!

vera eikon dijo...

Tú tienes el extraordinario don de encontrar una imagen para cada verso. Eso es lo que quisiera hacer yo con mis palabras, transmutarlas en imágenes sobre los párpados de los otros. Poesía=Alquimia. Desentrañar ese secreto es la aventura en la que perecen muchos locos. Buen día a ti, Emma. Biquiños tiznados de lluvia (morriñentos)

Aka dijo...

Bonito poema Vera, como siempre muy gráfico, consigues crear imágenes con tus palabras. ¿Te sientes loba éstos días? Al aullar realmente parece que suban con la voz, me ha gustado esa imagen.

besos

vera eikon dijo...

Lobos encaramándose a las paredes de la noche para llegar a la misma luna. Yo también lo vi así, y me gustó, Aka. No sé, desde hace un tiempo vengo identificándome con el lobo (se trata de una identificación poética). Animal salvaje, misterioso, amante de la noche y de la luna, y también perseguido, marginado, místico...Un lobo representa tantas cosas que me gusta la idea de escribir(poemas) como parte de mi temperamento lobuno. Y sí, un poema puede ser eso. Un aullido desesperanzado a la luna. Bicos

Antonio dijo...

A cierta distancia te sigo y me avergüenzo de acercarme más.
Aunque me elegiste como trabajador de tus viñedos y he prensado las uvas de tu ira.
A cada uno según su naturaleza, no siempre lo que es deforme tiene que llegar a curarse.
Ni siquiera sé si se puede ser libre porque me afané en contra de mi voluntad.
Y allá donde vayas, ellos te acompañan.

El hombre de Alabama dijo...

Nada de máscaras. Solo polvo. La idea es buena.

C C RIDER dijo...

La idea es oscilante porque hoy te noto afuera, desprotegida, maleable, rompiendo límites, casi como un Blues de Ma Rainey. Me gusta mucho el remate al igual que a Alabama.

vera eikon dijo...

Antonio, gracias por tus palabras. Un abrazo

vera eikon dijo...

Así quizás nos acercaríamos más a lo que realmente somos, Alabama..

vera eikon dijo...

Me gusta eso de ser casi como un blues de Ma Rainey. Es muy halagador eso que dice caballero. Ya sabe que tengo tendencia a desprotegerme, sin embargo los golpes suelen serme propicios, y sino malo será que no se conviertan en palabras. Bico

Eleanor Smith # dijo...

Bienvenido/ Al mar de mi fertilidad/ De aguas puras y claras/ Perfume intenso/ Rocío nocturno/ Un instante que dura años/ Deseo/ Esto es el cielo. By Eleanor Smith *

Me hiciste acordar a este poema que escribí hace un tiempo.

Un beso o 2 #

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me encanta. Primero, me siento en un salón romántico, después, hay un vértigo de pogo. Es un escrito con sangre.

Darío dijo...

Me encanta este poema, me gusta leerlo una y otra vez, mucho baile, mucha agua, mucho polvo.

vera eikon dijo...

Bello, Eleanor. Pienso que las personas somos mares(sobre todo las mujeres, mares fértiles), siempre en devenir. Alejándose y aproximándose. Todo para mezclarnos las aguas. Bicos!!

vera eikon dijo...

Darío, los tres primeros versos los escribí anoche, pero tenía sueño, por lo que me dormí tras ellos. Luego, esta mañana, había esa lluvia fina (morriña)que tiznaba el mar. El tiznar me llevó al hollín. E inevitablemente vino el fuego. Por lo que el ritmo se aviva... De nada sirve el amor si no nos tiznamos, sino mezclamos nuestros hollines. Tenemos que acabar con las caras manchadas, las manos negras, los sexos doloridos. De nada serviría escribir un poema si no acabo con desgarrones en mi piel, sin hendiduras en mi carne(es más, me encanta meter las manos en esas endiduras, medir con mis dedos el agujero, sentir la textura de mi sangre).Ambas cosas puro vicio. Puro delirio...

jojoaquin dijo...

te voy leyendo desde hace un par de meses y tu poesía creo que evoluciona notablemente. Atas tu palabra mucho mejor a tu pensamiento y las imágenes ganan en poder, limpieza y profundidad. Ensamblas bien lo conceptual a lo emocional y, sin duda, creo que estás condenada a elaborar muy buenos versos. Besos

vera eikon dijo...

Gracias Jojoaquin, sería esa la más bella condena. Pero la verdad es que empiezo a sentirme muy cómoda en la poesía, a visualizarla, y dejo que me recorra muy, muy despacio...lo que deriva en un mayor tiento a la hora de ensamblar los versos. Besos

Malena dijo...

Sólo te dejaré ir para que vuelvas.


Precioso.

vera eikon dijo...

Gracias Malena. Un beso

ana dijo...

"Los jadeos desvirgan la noche
Una jauría de lobos
elevándose hasta la luna..."
tu poesía me llega hasta la entraña