Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 9 de septiembre de 2011

CANCIÓN DE OTOÑO

Música de otoño por Bárbara Bezina




Esto lo escribí este mediodía mientras estaba en la peluquería....



Un pájaro joven
vino a posarse sobre una rama
E hinchando su plumaje
por primera vez cantó

En ese preciso instante
el otoño derramó su hálito
sobre el cristal del cielo
Y el árbol que le servía de escenario
mudó el rumoroso ropaje
por la desnudez del vaho

En el candor de su juventud
el ave creyó que el suyo
era un canto asesino
a cuyo compás de muerte
perecían las hojas
deslizándose por el tobogán de la brisa
hasta  el cementerio de hierba

Una lágrima como una estrella
palpitó en los ojos
del pájaro
y el silencio se ahuecó un nido
en la caridad de su garganta

Y allí se quedó
A vivir para siempre




 II

Pasaron los días
Los meses
Las estaciones
Los años
La juventud
Y todo lo que quedó
fue el amor
encallado en una roca














21 comentarios:

C C RIDER dijo...

III

Passent les jours et passent les semaines
Ni temps passé
Ni les amours reviennent
Sous le pont Mirabeau coule la Seine

Vienne la nuit sonne l'heure
Les jours s'en vont je demeure

Guillaume Apollinaire

C C RIDER dijo...

Pasan los dìas y pasan las semanas
Ni tiempo pasado
Ni los amores regresan
Bajo el puente Mirabeau corre el Sena

Viene la noche suena la hora
Los dìas se van, yo quedo

vera eikon dijo...

La verdad es que sí. Cuando escribía el poema, vía un río...

El Joven llamado Cuervo dijo...

Qué lindo! Aunque...no sé por qué me gusta...creo que el comentario de Don Rider es iluminador, o mejor, refuerza el destino de canción del texto. Un abrazo-te.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Por cierto...que peluquero tan inspirador es ese?

vera eikon dijo...

Peluquera, peluquera, Darío...Pero fue horrible, mientras tenía la cabeza metida en el lavadero, con toda la espuma, se me vinieron los dos poemas, y tuve que pedirle papel y boli. Y va y me trae una hoja de un post-it!!!! Lo cual a mí no me alcanza ni de desayuno... Apertiña para ti.

C C RIDER dijo...

Yo tampoco llegaré a entender a las mujeres, o como suelen decir "ellas" ....fin del relato.

Me bendigo de no conocerlas, no abdico. Un bico Vera.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Claro: no las entiendo porque tienen otra sensibilidad. Pero tampoco las entiendo por ciertas incoherencias. Aunque hay que decir que ciertas chicas son amables, muy amables, y uno no puede dejar de amarlas sin precisar entenderlas. O si?
Abrazos por dos.

vera eikon dijo...

¿Y qué mujer llegará entender a Dani...? Pero bueno, yo ni siquiera me entiendo a mi misma, y eso que mi mentalidad es muy analítica, tú sabes. Pero creo que lo importante no es entenderse, sino quererse, gustarse, vivirse y buscarse...Y de vez en cuando obtenemos la iluminación de un beso. Por cierto, esta noche CC Rider, Vera Eikon, y Maquinista, habrán de encontrarse!!! Me estoy poniendo ansiosa. Temo quedarme de piedra ante esos ojos....

vera eikon dijo...

Ay, Darío, te me adelantaste. Pero me faltó por decir que ese misterio aumenta la gravedad entre hombres y mujeres, que se atraen con mayor fuerza, si cabe.Pero bueno, andaba pensando que yo a ti te entiendo bastante bien, desde siempre. Y no porque seas simple, sino porque me pareces claro, casi transparente(aunque quizás soy yo, que tengo mirada de rayos X)Abrazo tripartito

El Joven llamado Cuervo dijo...

Ciertamente, a veces siento que me dejás en pelotas ante el mundo. Serás alma gemela?

vera eikon dijo...

La verdad es que nunca he pretendido dejarte en pelotas ante nadie, y ya hace tiempo que le vendí mi alma al diablo.Preguntale a él...

El Joven llamado Cuervo dijo...

No veo a Dios, menos voy a ver al Diablo...

vera eikon dijo...

Qué poco conocés al diablo!!! Seguro que alguna vez lo has visto, pero no lo habrás reconocido, pues a veces adopta la más corriente de las formas, y otras las más extraordinarias. Incluso se esconde en la imagen poética, o detrás del rostro más cándido. A veces el diablo es una flor, que nos hace perder la cabeza, y acostamos nuestro pecho sobre su espina. En fin...

EMMAGUNST dijo...

No quiero ser aguafiestas ni interrumpir este maravillosos trío! pero no sé porqué se me pasó el poema. Hermosas imágenes. Pero me apropié del último, el de la piedra.
Un abrazo.

Eleanor Smith # dijo...

Todo lo que incluya pájaros me fascina *

Un beso o 2 #

El hombre de Alabama dijo...

Te envidio. Yo cortándome el pelo casi me quedo dormido. Seré como Sansón.

Rayuela dijo...

para siempre quedó la lágrima...transformada en amor...

qué buena peluquería a la que vas!

beso*

C C RIDER dijo...

A mí igual que a Emma me impactó la piedra, por eso a la noche sucumbimos a los alcoholes. Gran noche, los cartílagos se pusieron muy contentos y un poco tontos. Besos Vera, te queremos.

el maquinista ciego dijo...

...qué maravilloso ese primer canto, ese sentirse el ser más poderoso del universo, aún sin saber exactamente qué sucederá ni de dónde nacerá el poder...y aunque el tiempo pase y sepas que ya no habrás de cantar nunca más por primera vez, ése instante mágico ya no te lo quitará nadie (y, si tienes buena memoria para lo importante, revivirá una y otra vez y cada vez será distinto...a pesar de lo distante) Has 'enjaulado' ese trino primigenio en el poema!

...el segundo me parece sencillamente para pedirte que me lo escribas a mano y enmarcarlo, y que sirva para hacer hogar...

...y en cuanto a la emoción del encuentro, sentía yo la misma!! fue una pena que no anduviese por aquí el viernes y viese esta increíble conversación a tres bandas (andaba yo cerca del que decía 'Apollinaire, Apollinaire', que, ciertamente, complementa a la perfección este trío de poemas que se convirtieron en canción, como dijo el Joven ;))

Un bico grande Vera. Fue una noche estupenda, aunque bueno, como has visto, Maquinista no es más que simple mortal y sus ojos no dejan de piedra ;)))))

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendos los versos que nos dejas. Un placer haber vuelto por tu espacio.

Saludos y un buen domingo.