Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


jueves, 15 de septiembre de 2011

HEMISFERIOS

The dollmaker de Katja Faith





A veces
fantaseo con doblar al mundo por el ecuador
y que norte y sur se vean por fin las caras

(Y al mirar a su víctima a los ojos
de la mano del verdugo
cayó el hacha)

19 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Mmmmmmmmmm...a veces deseo que el norte no exista. A veces miro para arriba, como sí ahí estuviese mi norte.

vera eikon dijo...

Es difícil de entender por qué esa línea imaginaria a la que llamamos ecuador, parece más bien un muro.Comprendo que a veces desees que el norte no exista. Y entiendo eso de mirar para arriba...

el maquinista ciego dijo...

...me intriga saber si, una vez frente a frente, se besarían apasionadamente o se echarían las manos al cuello...no sé...

...y al verdugo no sé si quiero que se le caiga el hacha en el ecuador del pie y se lo parta, o que al caérsele se derrumbe él también y la víctima le bese la frente a modo de perdón......no sé...hoy no sé........de nada.....

vera eikon dijo...

Confieso que yo también pensé en ese beso Maquinista, pero mirarse a los ojos ya sería un primer paso. Y bueno, los verdugos de hoy en día dan una voz de mando, y le pasan la pelota a otra persona, y esta a otra, y así sucesivamente. Por lo que los verdugos de hoy en día no se sienten ejecutores. Pero ¿qué pasaría si se enfrentaran cara a cara con la víctima?. A lo mejor el hacha no caería. Pero bueno, mientras escribía pensaba que en el cadalso la víctima siempre está de espaldas al verdugo, y quizás no sea simplemente para no ver venir el golpe. Quizás así el verdugo se protege de los ojos de la víctima. Y también para protegerse oculta su cara...

el maquinista ciego dijo...

...es que el verdugo también necesita protección, especialmente de la mirada del que le hace ejecutor (sin hachazo no existe el arma...es sólo madera y hierro...)

...reconozco que pensé en los verdugos de antes, en los que daban la cara (demasiado Berlanga, quizás...), en los que te matan de frente e incluso les duele lo que hacen (aunque con responsabilidad lo hagan)...pensar en los 'verdugos modernos', los del 'donde todo el mundo es culpable, nadie lo es', ufff, se me hace muy cuesta arriba esta tarde, reconozco aquí que me está pesando el mundo un poco hoy...

(y es curioso, andaba preparando yo un vagón de soldados y verdugos...quizás se suban hoy....aunque si lo pienso, miedo me da hacer entre las dos el 'día de la guerra'...aunque si le doy la vuelta y lo vuelvo a pensar, quizás sea entonces el día de la redención....aunque si...aunque si...sí, así de 'aunque' ando hoy...que ni releeo ni pienso antes de publicar.......perdónenme sus blogs...;))
Un bico, Vera.

vera eikon dijo...

Más que perdones, agradecimientos. En lo escrito tiene cabida un vagón de soldados y verdugos, en la vida, no debería...Así que si a Maquinista le place debería transportar en su tren a aquellos viajeros que paguen el billete sin cuestionarse nada. Antes los verdugos cumplían órdenes, pero los que realmente merecen ese nombre son las que los imparten.
Biquiños, Sisu

Aka dijo...

Una vez doblado el mundo se debería agitar fuertemente para que todo quedase bien mezclado.
Los verdugos modernos y pasados encapuchan y se encapuchan precisamente para evitar esas miradas, lamentablemente el verdadero verdugo siempre seguirá existiendo, y este será capaz de mirar a los ojos a su víctima sin que le resbale el hacha.
Hoy la lluvia ha hecho mella en mi ánimo, no soy animal de tantos días de lluvia, más de tormentas de mediterráneo.
Besos

vera eikon dijo...

Me parece buena idea Aka. Agitémoslo para que todo se mezcle...Sí, es verdad que existen verdugos que no se dejan intimidar por una mirada. Sin embargo, la mayoría, también somos verdugos sin saberlo(o cómplices, si se prefiere), y a nosotros sí que nos harían temblar el pulso los ojos de las víctimas. Siento que estés desanimado. Demasiados días de lluvia enmohecen. Demasiados días de sol acaban por secarnos. A mí lo que me gusta es el contraste. Por eso mis estaciones favoritas son la primavera, y sobre todo el otoño. Te mando un rayo de sol que prenda en tu corazón empapado. Bico

Rayuela dijo...

tus versos son versos hacha.


(tal vez, algún día, lo logremos)

besos, Vera*

Eleanor Smith # dijo...

A veces deseo tanto que norte y sur no existan. Se acorten las distancias, ésas que duelen y matan...

Un beso o 2 #

por fin pude ponerme al día con tus poesías: bellísimas Vera *

El hombre de Alabama dijo...

Creo que el mundo, directamente, no lo soportaría.

EMMAGUNST dijo...

y al doblar el mundo me encontraría cara a cara con mas de lo mismo

el maquinista ciego dijo...

...la verdad es que nadie paga los billetes en mi tren...se suben todos a su antojo y donde les place, y, si maquinista y muchacho tienen suerte, se quedan un rato, dejan huella, y se bajan después aturdidos...mientras los vemos marchar diferentes a como habían venido...ése es el precio (y nuestro placer ;))

...en cuanto a los verdugos, está claro, sin duda el sucio no es el que hace brotar directamente la sangre sino el que, de lejos, da la orden, el que supuestamente 'no se mancha las manos'......en cualquier caso, de veras reconozco que siento a veces incluso pena por aquellos que, sin ser conscientes de lo que hacen, participan del horror (que también los hay, seguro), y por los que creen que están haciendo algo 'necesario'...pobres almas destinadas al infierno de sus mentes y recuerdos.......
...y no me malinterpreten, desprecio profundamente a quienes deciden hacer de su vida el oficio de matar (o, como mínimo, 'dedicarse' a algo que incluya esa posibilidad como 'profesional')...pero después me sale la ceguera, la escala de grises, y el 'ni el bueno es tan bueno ni el malo es tan malo'.......no sé, demasiadas películas, canciones y libros, hacen que uno a veces entienda a demasiados personajes, por muy incomprensibles que sean.................
...enn finnn, resumiendo, hachazo!!!! Y a dormir.
Bicos tristes de verdugo.....porque todos llevamos dentro uno, y a veces hay que dejarlo salir...y redimirlo...;))

El Peregrino dijo...

Sería hermoso amiga, por fin una comunión entre ambos hemisferios, pero que no solo quedara allí, que fuera una suerte de Pangea para que la gente conviviera junta y aprendiera a verse como hermanos.
Desdde mi rincón de melancolía te saludo
El Peregrino

Juan Ojeda dijo...

Quizás el asunto sea una cuestión de distancias; es decir, si vieramos al hombre del hacha partir el filo en la víctima no escucharíamos el estruendo del hacha en la cabeza sino un lígero click, como el del mouse, ni siquiera como un revolver,

y eso es distancia, aunque nos separasen menos de cinco milimetros, bellísima poesía, un gran abrazo desde el sur.

Vera Eikon dijo...

En un futuro, quizás, Silvia. Besos!!!

Vera Eikon dijo...

Gracias Eleanor. Quizás en un futuro esas distancias que nos matan sean sólo parte del pasado. Bico

Laiseca Estévez dijo...

Un tajo preciso justo al final.
Bico.

El Poeta Maldito dijo...

Uf! Conciso e impactante.

Espectacular.