Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 14 de septiembre de 2011

HOJA DE RUTA(Sobre el poema)

Imagen: Lilya Corneli






Escribir con las raíces del cuerpo
Penetrar la mirada acuosa del otro,
aquélla cuyo secreto sólo los ahogados conocen
Sorber(sin asco) el vinagre de las heridas
Arrancar la costra tantas veces precise
Hacer trizas las fronteras del yo
Construir con las trizas puentes
Repatriar en mi seno
a aquél que se sabe huérfano
(expulsado)
Permitirle repatriarme en él
Amar al desierto en el grano de arena
Amar al cielo en la gota de lluvia
Amar a la humanidad en el hombre
(¿Por qué esto último es tan difícil?)

Anudar a mi cuello un arco iris
Registrarle los bolsillos al otoño
Macerar una sonrisa en el corazón
Untar sobre el pan la mantequilla del dialogo
endulzar con mermelada de risas
Morder hasta el crujido
Bailar entre(y por, y para, y sobre) las líneas de este pentagrama
vástago del silencio y el susurro
y la palabra
Mudar ingravidez por el peso de la vida

Oler en tu piel la tierra mojada
Soplar un viento en tu flequillo
Descubrirnos desnudos bajo la frazada del poema
Anclar tu sexo(a la deriva) en el mío
Incendiar tu boca con el beso
y que el humo nos haga llorar
tontos
felices

23 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me gusta. Y a veces, las palabras están demasiado dichas.

Aka dijo...

con este poema me arrancaste una sonrisa, concretamente con la parte intermedia, la de macerar sonrisas en el corazón, untar mantequilla y endulzar las sonrisas... todo un recetario para la felicidad.

un beso

vera eikon dijo...

O a veces basta con estar, Dario...(y bueno es que existen los puntos suspensivos)

vera eikon dijo...

Incluso estuve pensando en preparar conservas de risas para los tiempos felices, Aka. Me gusta eso de arrancar sonrisas (¿te das cuenta que cuando uno le arranca una sonrisa a alguien no se la quita sino que se la pone?). Beso!!!

el maquinista ciego dijo...

...me encanta el ritmo de este poema, Vera! (últimamente pareces una hermana Gershwinn ;))
Y me sucedió como a Aka, me encantó lo de la sonrisa que pusiste a macerar en el corazón (qué bonita imagen, y qué bien llenada la despensa, así, de sonrisas, para cuando falten...)
...y entre la canción que estaba escuchando y tu poema, me he puesto a bailar yo también con todas las preposiciones del mundo sobre este pentagrama (así, como una loca, cogiéndolas una a una... desordenadas...desde...hasta..entre...por...tras! ;))
Eso sí, lo mejor, para mí, ha sido el final; y después del baile loco, quedarme entre ese humo que nos hace llorar, a las preposiciones del mundo y a mí...tontas ellas y tonta yo, ahora mismo, bastante feliz ;))

Un beso, y una sonrisa puesta (que ciertamente, gran contradicción la de arrancar poniendo sin quitar!)

vera eikon dijo...

Te imagino bailando, y sé de alguien que debe estar loco de contento ante tanto ritmo frenético. Yo creo que sí, que existen sonrisas a las que podemos recurrir cuando andamos escasos, en la época de las vacas flacas. Lo mismo que existen instantes que nos ayudan a sobrellevar las zonas áridas de nuestra existencia. Y personas que siempre conservan alegría para nosotros, y nos untan el pan, que comemos crujequetecruje. Y benditas sean esas personas. Y las otras, las que encienden el fuego que arranca a nuestros ojos lágrimas de felicidad. Y bueno, no sé si se entiende, pero esta sería como una especie de ruta que necesito para poder escribir. Hurgar en la herida, y en la sonrisa, ambas indispensables. Bicos danzaríns!!!

el maquinista ciego dijo...

Sin duda, hay sonrisas que siempre alimentan el alma en la escasez, igual que esos instantes y personas hechos de agua bendita en el río de la alegría para sobrellevar la aridez...
Se entendió perfectamente, y, aunque creo que hoy todos quisimos estar contentos, se vio y se sintió la herida, y la asfixia del ahogado (ésa que sólo él puede ver)...pero para mí, sobre todo, sobre todo, se ve que escribes desde la raíz hasta la punta de las ramas, y que deseas desentrañarlo todo para poder amarlo (y al revés)

(PD: me encantó imaginarte niña registrándole los bolsillos al otoño, buscando alguna flor escondida que llevarse a su guarida...hummmm...a lo mejor cuando pase mi jaleo de 'vuelta a la vida', soy yo quien te da una sonrisa con un cuento ;))

Bicos untados de mermelada de risas (pero en pan sin gluten, para que lo podamos compartir, jeje)

vera eikon dijo...

Es verdad, a partir de ahora siempre tendré rebanadas de pan sin gluten, para compartirlas contigo. Me gusta la vuelta de tuerca que le has dado a los bolsillos del otoño, me gustará ver qué tiene escondido en ellos, según la cabecita de Sisu. Y hoy he pensado en que para escribir se debe hacer desde todas las raíces. Las presentes, las pasadas, e incluso las futuras. Entonces ninguna palabra es en vano. Bicos con sirope de carcajadas

ana dijo...

"Descubrirnos desnudos bajo la frazada del poema"

bello verso, así estamos tan desnudos buscando cobijo bajo la poesía, ese habitar...

bicos y apertiñas

anamaría

el maquinista ciego dijo...

Toda la razón del mundo: a escribir siempre desde las raíces (o, en su defecto, desde las entrañas), y sí, todas valen, sean del tiempo que sean ;))
He hecho un primer intento con lo de revolverle los bolsillos al señor otoño, pero estoy muy atontada hoy (primer madrugón en meses...), en cualquier caso, si en algún momento meto mano ahí y consigo sacar algo, se lo entregaré gustosa.
Muchas gracias por el sirope de carcajadas! lo serviremos fresquito sobre esas rebanadas sin gluten ;))

jojoaquin dijo...

Me encanta: es un manifiesto vital más que poético. Hay versos grandes y otros sorprendentes, con lo difícil que resulta eso. Besos

EMMAGUNST dijo...

Yo me pregunto: Cómo hacés para tener a mano las palabras justas?

El hombre de Alabama dijo...

Coincido con algo que se ha dicho por ahí; precisamente, que está todo dicho, y no me quiero repetir. Pero lo haces muy bien.

Carmela dijo...

Y yo teitero la palabras de Emma.
Es soberbio Vera
Besos

Media Veronica dijo...

Que lindo, me encanto! Unas palabras verdaderamente hermosas =)

vera eikon dijo...

Y en invierno el poema nos protege del frío, y en verano es ligero y fragante como una sábana, Ana. Apertiñas como burbullas...

vera eikon dijo...

Siga revolviéndole los bolsillos al otoño, Maquinista, que yo me encargo del suministro de pan sin gluten.Y del sirope, y la mermelada...Bico

vera eikon dijo...

Gracias Jojoaquin. Me gusta lo de los versos sorprendentes...Beso

vera eikon dijo...

Se me desmandan tanto las palabras Emma, que en ocasiones incluso se ponen a mi alcance... Beso, querida

vera eikon dijo...

Gracias Alabama. Y gracias también por estar...

vera eikon dijo...

Un beso enorme, Carmela!!!

vera eikon dijo...

Gracias Media Verónica. Un abrazo

Ana Muela Sopeña dijo...

Hermosos deseos.

Un Abrazo