Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 30 de septiembre de 2011

PRIMAVERA,VERANO, OTOÑO, INVIERNO....Y PRIMAVERA


Imagen de la película de Kim ki-duk de la que tomé prestado el título




PRIMAVERA


Llené mi cuenco con el primer verdor
y en él
fuiste el viento cálido
que engendra la anémona



VERANO


Desmigas mi corazón
“mequierenomequiere”
Shhhhhhhhh
Aguardamos con los pies descalzos en una plegaria
Silencio
Rompe la ola del beso
en espuma violenta
sobre la arena de nuestras bocas
A su compás
bailan los columpios en los parques
marejadas de niños se elevan hacia el sol
piececitos violetas lo bombardean de patadas
inofensivas
y de juguete
Se desternillan los zapatos
con los cordones sin atar
 




OTOÑO

El otoño se desliza por las estrías de la hoja
Estremecimiento en la espina dorsal
Las ropas caen
Nos ponemos las pieles del revés
Bosques sin pudor
nos descosemos el uno al otro
las costuras





INVIERNO


Calcetamos un par de alas para que el amor vuele
y regrese a nosotros en copos de nieve




Y....PRIMAVERA


Tú y yo
nos amamos con el zumbido de la abeja
Es tiempo de amor
Es tiempo de milagro




23 comentarios:

Tuky dijo...

me enamorè de ese "invierno"
besitos

EMMAGUNST dijo...

paso todas las estaciones, na y otra vez, como "El día de la marmota", siempre son iguales para mí. Entonces al leerte siempre me quedo sintiendo como entre sueños. Casi no recuerdo...

Laiseca Estévez dijo...

Qué preciosidad!!!
Calcetemos un par de alas...
bico

Eleanor Smith # dijo...

No hay nada que hacer: el invierno sigue siendo mi estación favorita *

Un beso o 2 #

axis dijo...

Quiero que esta vez la primavera me regale ese tiempo de amor, ese tiempo de milagro. Que esta vez no se escape en un zumbido.

Divino Vera,
divina la peli también!

Bicos llenos de suave brisa.

vera eikon dijo...

Ha de ser un buen invierno, Tuky. Biquiños

Vera Eikon dijo...

Algún día esos sueños serán reales, Emma. Entonces hablaremos de ellos y será a mí a quien le parecerán soñados. Un beso enorme

Vera Eikon dijo...

A elevar el amor se ha dicho, Lai. Unha aperta moi forte.

Vera Eikon dijo...

La mía es el otoño, Eleanor. Pero en realidad todas tienen su punto. Y cualquiera es buena para amarse. Bicos!!!!

Vera Eikon dijo...

Claro que sí!!! Esta puede ser esa primavera, Axis. La película es maravillosa, pero sólo me acordé de ella al final, al darme cuenta de que algún modo había ido dibujando estaciones. Besos

Aka dijo...

Todo y otoño ser mi estación favorita, me quedo con tus versos de invierno... todo y que me los apropiaria para el otoño... ya me veo haciendo calceta frente a una chimenea donde se cuecen castañas, con una botella de moscatel, preparándome para recibir al invierno...

besos

Rayuela dijo...

bellísima tu versión de kim ki-duk...

es un palcer leerte


besos*

Carlos dijo...

Verde,
azul,
ocre,
negro
y nuevamente verde.

Como la vida.

C C RIDER dijo...

Considero el otoño la estación que me viste casi durante todo el año. Tal vez por el mudar, por la franqueza con la que se desnudan los árboles y el fresco que mana tras la caida del sol. Desde el otoño se pueden contemplar los demás estados, el reciente verano con su martilleante sol tras el despertar del amor, y el inminente invierno, con sus largas noches. Divisar el ciclo.

C C RIDER dijo...

y sí, al final se echa de menos tu presencia

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me encantó. Sobre todo, porque acabaste en primavera y con amor. Buen tiempo en el sur, donde vive el amor, precisamente.

El Peregrino dijo...

Hermoso poema, el amor debe renovarse todo el tiempo y adaptarse a todas las circunstanticas, en este caso a las estaciones.
Saludos

Vera Eikon dijo...

Castañas, moscatel, chimenea, calceta, todas son palabras en las que cobijarse, Aka. Yo también soy de otoño, pero indudable quedarse con este invierno. Bicos

Vera Eikon dijo...

Gracias, Rayuela. Me hacen feliz tus lecturas. Bicos!!!

Vera Eikon dijo...

Bonitas pinceladas, Carlos. Un abrazo

Vera Eikon dijo...

Qué honestidad la de los árboles, Daniel. Si yo fuera uno indudablemente sería uno de hoja caduca. Admitir la derrota, para luego emerger. Si fuera estación sería el otoño, porque es ella la que da sentido a la primavera. Todo en la vida parece repetir los ciclos de la naturaleza. Y esa idea me gusta. Besos

Vera Eikon dijo...

Aquí, Darío, las estaciones parecen haberse vuelto locas, y ahora estamos disfrutando de un segundo verano(algo que me deja un tanto perpleja, porque yo amo el otoño. Sin embargo soy de tomarme las cosas tal y como vienen, así que no me quejo). Y sinceramente creo que el amor siempre está ahí, aunque no siempre encuentra objeto(lo mismo que en la rama del árbol, aunque desnudo, siempre palpita la flor), pero parece que en primavera le resulta mucho más fácil emerger. Es inevitable acabar en primavera, porque la primavera siempre es un comienzo...Y no recuerdo un momento en mi vida en el que no haya habido amor, porque el amor adquiere innumerables formas...

Vera Eikon dijo...

Tienes mucha razón El Peregrino. Gracias por pasarte. Un abrazo