Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 21 de octubre de 2011

(DES)VARIACIONES SOBRE UN MISMO TEMA

Imagen: Katja Faith



I


Náufraga en tu saliva,
en las suturas de tu cuerpo
Me acojo al veredicto de tus dientes
Moriré en un mar de sal
anegada en un grito voltaico



II


Tu mano en mi cuello
(en mi fantasía lo quiebras como una rama)
Bajo el tambor de tu dedo martillea una vena
Con tu uña
levantas la piel de mi corazón
(músculo emocional)
su crisálida estalla en una mariposa


III

Piel infinita
arena del desierto
(polvo sobre polvo)
Me arrancas de mi ser a tijerazos
Soy un rayo de luz
engullido por tu tiniebla




IV

En cada amanecer nos desmigamos
y alimentamos a las palomas que moran en nuestras sábanas
En cada una de tus caricias
habita una razón inapelable

18 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Ufff! Muy sugerentes. Me encantan, Vera.

Nina dijo...

¡¡Qué final!!

Besote enorme =)

Aka dijo...

Me ha encantado el cuarto desvario, me gusta la imagen de no ser ni uno ni dos, sino de desmontarse mutuamente y alimentar con eso otra cosa que no es ni un tu ni yo, sino algo único tendido entre ambos.

Besos y buen fin de semana Vera!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendas siempre las cosas que nos dejas...

Saludos y buena tarde de viernes.

Rayuela dijo...

uahhhhh!!!!
me gusta mucho la segunda desvariación.


beso*

El Joven llamado Cuervo dijo...

El final es demoledor. Panes desmigajados.

C C dijo...

Desde cuatro puntos cardinales completas un fénix cuyos confines son tan irremediablemente cercanos que engulles las tinieblas en un páramo incipiente, en un sueño. Es en la cuarta donde pide la quinta?

Muchas gracias por tus comentarios, supongo que al igual que yo otros tantos agradecemos tu atención y pristina delicadeza por tus palabras.

Bicos.

vera eikon dijo...

Gracias José Antonio. Bico!!!!

Me gusta que digas eso, Nina. A veces son difíciles los finales, y la verdad es que este surgió como de improviso. Un besazo


Vaya!!!Es a mí a quien has alimentado al desmigar este verso Aka. Te juro que a veces no pienso mucho cuando escribo. Me dejo llevar casi siempre por la sonoridad y la belleza, o por la contundencia que puede advertir en ciertas palabras. Pero me encanta esa percepción tuya, Aka. Besos y que tengas un lindo fin de semana, querido!!!

vera eikon dijo...

Gracias La Sonrisa de Hiperión, y que tú también tengas una buena tarde(lo que queda...)


La verdad es que la llevo rumiando desde hace dos días, Silvia. Aunque de manera sustancialmente distinta. Me gusta ver como derivan las cosas una vez que uno escribe. Bicos a moreas


Me gusta la palabra demoledor, y lo demoledor en la palabra, Cuervo.La verdad es que releyéndolo no puedo evitar pensar en que me desmiguen(y desmigar, por supuesto), muy, muy despacito.


Dani, querido, es bueno pedir siempre más. Desear desvariaciones sobre el mismo motivo hasta el infinito.
La verdad es que últimamente estoy un poco perezosa con los comentarios, pero tu última entrada se merecía toda mi atención.Yo sí que agradezco tus presencias... Bicos SR Bo

EMMAGUNST dijo...

Movés los hilos del deseo. Mi deseo duerme pero está empezando a desperezarse. Me da miedito venir a acá!
(después me siento ¡rara!)

un abrazo...de lejos nomás :)

vera eikon dijo...

Creo que está bien eso de mover los hilos del deseo de uno, porque finalmente esos hilos acaban tirando de algo. Qué no te de miedo!!!! Y ese estar raro es bueno!!!Permíteme que mi abrazo sea más de cerca....

EMMAGUNST dijo...

Se siente! se siente!
Vera está presente!

A B R A Z O

:)

Eleanor Smith # dijo...

IV

En cada amanecer nos desmigamos
y alimentamos a las palomas que moran en nuestras sábanas
En cada una de tus caricias
habita una razón inapelable


Querida Vera! profundo, sublime y sutil. Arte entero en tus líneas. Me gusta mucho el erotismo de tu estilo, siempre tan delicado y cristalino.

Un beso o 2 #

(* dijo...

Brindo para que sigas escribiendo cada una de esas inapelables razones. :)
Me gusta mucho el cambio de imagen de tu blog, la hojarasca, las medias rojas...
Un abrazo, Vera.

el maquinista ciego dijo...

...me he quedado leyendo y releyendo, me atrapaste como el insecto de hace unas entradas...vas marcando un camino (im)perfecto, no lineal, de eso que va más allá del deseo, al menos del carnal; eso que flota alquímicamente entre dos seres que se entienden de verdad, los capaces de cuidar de las palomas que moran bajo sus sábanas...y releí tanto que al final, finalmente, me enredaste.......pequeña y sabia araña ;))

maravillosos dos últimos versos, mi cabeza los repite ahora como un mantra (En cada una de tus caricias habita una razón inapelable...ufff...increíble declaración, sobre todo si es poesía vital y no ficción...)...y los repetiré y repetiré hasta hacerlos míos también...........

Bicos enormes desde el norte y feliz fin de semana, linda!!

Axis dijo...

Vera!!! es media mañana, te leo, me voy derritiendo al hacerlo.
Y me pregunto cómo es posible que escribas tan bellamente.
Saltaría de la cama y te daría un beso!!! Me encantó.

Bicos.

El Poeta Maldito dijo...

Los poemas cortos exigen un nivel de economía en las palabras y una rigurosa observación en los detalles.
Me encantaron el I y el III, en el II y el IV obsevo detalles que no me cierran.
El primero es increíble, muy bueno.

vera eikon dijo...

Emma, siempre me haces reir. Besos



Gracias, Eleanor. A veces temo no llegar a ser sutil. Besos!!!


La verdas es que esos dos versos son los que más me gustan, Maquinista. Cómo me gusta "eso que flota alquímicamente entre dos seres"...Es una hermosa frase. Un bico en dirección ao norde!!!



Espero ese beso, Axis. Me gustan las sensaciones que te provocan las palabras...Ahora soy yo la que salto hacia ti. Bico!!!



Tienes razón Poeta Maldito, a veces peco un poco de precipitación, y no hago todo el trabajo que es necesario para que el verso quede perfectamente cincelado. Tus comentarios me resultan muy útiles. Los acojo agradecida. Un abrazo