Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 28 de octubre de 2011

ESQUIRLAS








Mujer de escarcha
en imprevisto deshielo,
lo tuyo
es deseo a bocajarro
(te resistes,
el cuerpo en rompeolas)
Bajo el cirio lunar,
del tallo mustio
se desvanece el duelo
(te construyeron un lecho
de flores en penumbra)
Cimbrean tu cintura
esquirlas de piel rota
(esquirlas de hombre en punta
rasgan la noche a puñales)
Se hincan en tu carne
hasta el torrente,
navegan sangre
como hojas en borrasca
Congregadas
en el estuario rosado
(ofrenda a tus hacendosas manos)
recomponen un rostro,
un nombre,
un grito
(Deseo cuaja en palomas,
las fuentes del cuerpo cantan)


Siempre
retorna el silencio
en coraza de cristal

De nuevo 
su piel se rompe
y abrazas virutas de aire….aire…air…
(cae el corazón en saco roto)


Lluvia de esquirlas
sobre tu cuerpo

12 comentarios:

El hombre de Alabama dijo...

Voy por una manta. Hace frío.

Vera Eikon dijo...

Yo también quiero manta!!!!

Isabel Martínez Barquero dijo...

Desolado, pero hermoso, Vera.
Las esquirlas... Yo utilizo esa palabra asociada con "cansancio", no sé la causa, y digo "esquirlas de cansancio". "Esquirlas"..., suena a gélido, a agotamiento, ¿no te parece?
Un beso.

Carmela dijo...

Duele como esquirlas clavadas en el cuerpo.
Muy bueno Vera, mucho.
Un beso

Eleanor Smith # dijo...

Siempre
retorna el silencio
en coraza de cristal

Destaco esta parte. No podía ser de otra manera. El silencio. Siempre el silencio.

Un beso o 2 #

axis dijo...

De nuevo
su piel se rompe
y abrazas virutas de aire….aire…air…
(cae el corazón en saco roto)


Quedo con una rara sensación, como si realmente se me escurriera el aire.

Bico!

Vera Eikon dijo...

Me gusta eso de "esquirlas de cansancio", Isabel. Como si el cansancio fuera sólo eso, esquirlas que se desprenden del instante, o de un esfuerzo y que después se nos clavan. Yo en este caso me las imaginé como algo desprendido del ser que ya no está(una pérdida definitiva...)y que en algún momento se nos clava, como la irrupción de un recuerdo que por un instante nos traslada al pasado. Beso, sin esquirlas

Vera Eikon dijo...

Sí, tenía que ser doloroso, de ese modo, Carmela. Bicos

Vera Eikon dijo...

En el silencio muchas veces nos recogemos, Eleanor. Y estamos muy a gusto...Pero no siempre. Bicos!!!

Vera Eikon dijo...

Es que hay algo que inevitablemente se nos escurre, siempre. Beso enorme, Axis

El Joven llamado Cuervo dijo...

La esencia es lo escurridizo, el agua, el tiempo, el aire, y rogamos porque el amor no se escurra. Beso...

vera eikon dijo...

Escurridiza sí, pero el agua deja un surco, el tiempo traza la arruga, y el aire erosiona a la mismísima piedra. El amor(si es amor), ha de dejarnos en el corazón la marca de un agujero de bala(a veces sangrará, y otras querremos sentirlo, apretarnos contra él). En definitiva: el poso. El poso es la huella de lo vivido(la prueba de que nada es en vano. Bueno, esto en mi caso particular, porque no creo en transcendencias,ni en finalidades mayores, más allá de la vida en si misma....)Quizás alguna vez el amor se nos escurra, pero al menos que el poso nos manche las manos. Beso,querido