Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 11 de octubre de 2011

NOCHE DE RONDA

For Schiele by Katerina Belkina





Cargar con el peso de tu corazón en mi pecho
y que cada uno de tus latidos me deslome
Que la furia de tu sangre me abra las venas
Que tus heridas caigan en lluvia de estigmas sobre mi cuerpo
Que se me derramen los ojos por tu piel
en un mar de hojas secas








Conjúgame a mordiscos
Haz de esta noche un epitafio
Borra mi sexo de remotos amantes

Yo te bautizaré
en las aguas de mi cuerpo
Y al gritar tu nombre
un océano de pájaros negros
anegará el cielo con sus alas
y el sol nadará en el olvido

Sólo cuando me lo pidas
auparé el día hasta la ventana
y tal como viniste
te dejaré partir…







Te armo y te desarmo con palabras
hasta que te vuelvo poema
Y en él hallo el cáliz de tu cuerpo
y sus liturgias



14 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Borrar a los remotos amantes, será trabajo duro? Mejor dejalos ahí, y exorcizalos a pura palabra.

Vera Eikon dijo...

Siempre he pensado que la palabra tiene mucho de exorcismo. Y a los amantes(si lo fueron) es imposible borrarlos, aparte de que en ese borrado mucho se perdería. Pero sí pienso que puede existir una forma de amar que en el instante aniquile la memoria, y el antes. Besos, Cuervito(por cierto que en este reciente viaje vi muchos, muchos cuervos en la carretera, y no pude evitar recordarte en ellos...)

Eleanor Smith # dijo...

Creo que nada tiene precio como volverlo poema *

Un beso o 2 #

el maquinista ciego dijo...

ay, Vera......qué declaración de amor (y en armas).....mas...mas....no sé adjetivarla ni hacia dónde tirar...
...por un lado me parece increíblemente hermosa y con la fuerza de mil batallas –que se me antojan ganadas- (y de hecho, este es el lado de la balanza que para mí tiene más peso, más agua, más pájaros...)...pero el otro, el supuestamente más ‘ligero’ me hace pensar en lo duro que es ser responsable del corazón de alguien (o conferirle a alguien esa responsabilidad sobre el de uno mismo), tan volubles como somos los humanos, que engordamos y adelgazamos, incluyendo aquí incluso el peso de cualquier emoción y órgano...

...en cualquier caso, ojalá alguien algún día me vuelva poema y me conjugue entera (cómo me gusta este verbo, ‘conjugar’)...amén de querer que la furia de mi sangre le reviente mis venas......uffff....(que no es que quiera, pero sólo con que lo deseen me llega)

Bellísimo y duro poema,...conjugas todo y lo revuelves y lo ‘estruendas’ de manera genial... (...no sabes la curiosidad que me provoca el funcionamiento, a veces funcional y otras disfuncional, de los fantásticos mecanismos y engranajes que activan y mantienen en movimiento constante tu escritura irrefrenable... ;))

(y también me resulta curioso que últimamente cada vez veo más cuervos yo también en la carretera....hace unos meses que los observo, los encuentro siempre en pareja, y unos diez metros más allá un tercero...me intrigan las relaciones que pueden mantener, si lo descubres, cuenta, cuenta....aunque quizás mejor así, la intriga también es buena...;))

Bicos e bo día!

Sentimentiras dijo...

AY... Vera! digo yo también. Qué capacidad de estremecerme tienes siempre.

Me gusta eso de conjugar y bautizar los cuerpos, me encanta que le des a la palabra un acto tan vivo como es el de poder llegar al cuerpo, desgarrándolo.

Un beso.

C C RIDER dijo...

Cualquier bautismo en las aguas de un cuerpo merece cualquier nombre, digamos que honestamente referir al poema, al buen poema, el que por inspiración o broma convence al criminal de su inocencia. Pero la liturgia tiene discusión, no es una expresión, es un oficio público. Y el poema debería ser una piel que tapase los orificios de bala. En todo caso, no borrar y exorcizar es quizás la mejor opción.

Vera Eikon dijo...

Bico, Eleanor!!!

Vera Eikon dijo...

A mí también me provoca curiosidad el saber cómo el proceso se desarrolla en los otros. En estos casos yo suelo partir de una imagen, y comienzo a desarrollar a partir de ella, lo cual no impide que en algún momento el poema se revuelva, y la cabeza se baje hasta el costado, o cosas por el estilo. Yo también adoro la palabra conjugar. Y esa idea de que nos conjuguen enteras....Y bueno no lo veo tanto como ser responsable del alguien, como sentir la vida de alguien latiendo a través de nuestro propio cuerpo,aunque sólo sea un instante. Y la verdad es que no sé mucho de los cuervos, habrá que investigar. Biquños!!!

Vera Eikon dijo...

Es que siempre tengo muy presente esa idea del "verbo se hizo carne", Rocío. Y creo fervientemente que la palabra puede hacerse carne, e imagen, y olor, sabor....Y desgarro también. Besos, Rocío

Vera Eikon dijo...

Bueno, hermano, yo había pensado la liturgia en su sentido de cada uno de los procesos con los que se lleva a cabo una ceremonia. Cumplir la ceremonia del cuerpo a través de la palabra. O algo así...Pero es que a veces simplemente me dejo llevar por la cadencia de algunas palabras, y me gusta trasladar algunas que tienen connotaciones religiosas al plano carnal, como una especie de herejía poética.Y sí, el poema puede tapar los agujeros, pero a veces puede sar la bala, o el filo de un cuchillo. Claramente borrar no se borra nada....Bicos irmanciño

el maquinista ciego dijo...

..me gusta ese giro en la perspectiva que tenía de esto, el sentir la vida de alguien latiendo, y no que sea la 'responsabilidad' de hacerse cargo del peso de otro corazón (y mucho menos hacer a nadie responsable del mío..)
Digamos que se me había quedado obsoleta la 'definición' en un 'antiguo diccionario'...gracias por la actualización!! Me quedo con esta otra, mucho más amable y tierna, y con la liberación de responsabilidad ;))
Yo escribo de maneras muy diferentes, no podría explicarme (un poemario me llevó cinco años y otro apenas una semana.....), pero sí que me pasa un poco como a ti, nace una imagen, o una palabra, y después todo es un revuelo y un dejarse ir (hasta que llega el momento de retocar, voltear y todo eso, que en mi caso suele pasar...no me sé estar quieta.....)

Bicachuss!

:Isza: dijo...

Me encantooo Vera! quisiera citar alguna parte pero me quedo con el poema entero.

Me sentí muy identificada.

Bicos y Muxus! ;)

El Poeta Maldito dijo...

"Que tus heridas caigan en lluvia de estigmas sobre mi cuerpo..."

Bárbaro, todo.

José Antonio Fernández dijo...

Qué bonitos, Vera. Me ha encantados leerlos. Son muy sugerentes.
Besoss.