Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


jueves, 27 de octubre de 2011

OBSEQUIOS

Kalliope Amorphous: Charlotte Frozen






OBSEQUIO DE SILENCIO

Ella me obsequia su silencio
envuelto en un cielo azul
con un lacito plateado
(Ella, que viste el tacto de una nube
y una sonrisa de flor en rama)
Es un silencio transparente
con un rayo de luz fosilizado,
( corazón de mar alumbrado)
Efímero,
con la belleza de la estrella
cuando el agua cristaliza
y en nieves
florece






OBSEQUIO DE VOZ

HABLA
En cada palabra suya
solapada una herida,
y a la vez
envuelve mi cuerpo
en un placer musgoso
Ella
hace cantar sus pajaritos
con el rictus olímpico
de un director de orquesta
En su voz
hablan la soledad de los mares
y el delirio del desierto
Es un tañer de campanas al vuelo,
que en bandadas sueñan con llegar al sur





6 comentarios:

Eleanor Smith # dijo...

Me quedo con el obsequio de voz.

Me encanta Vera, de todas formas los dos obsequios *

Un beso o 2 #

C C dijo...

El silencio interfiere cuando estamos adormecidos y somos igual que el silencio un adormecido animal "fosilizado" cuidador. Aunque le llamen automatismos de la ausencia. Obviamente me gusta más tu primera parte. Ahora bien; en el segundo está el yo con el asa del espejo bien sostenida, puede que sea el asa de un filo o un puchero donde hierven las resonancias o el mar. No quiero extenderme, acabo de dar mi paseo cadavérico por la ciudad y vengo cargado de voces que callar.

Bicos irmanciña.

Rayuela dijo...

aplausos....miles*

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me gustan ambos, pues son complementarios. Ella es al tiempo silenciosa y habladora, sombra y luz. Ella, como cualquier humano semidecente, es paradójica y ofrece muchas perspectivas.

Estos versos me parecen bellísimos:
"(Ella, que viste el tacto de una nube
y una sonrisa de flor en rama)".

Un abrazo fuerte, Vera

axis dijo...

Vera sos increíble!!! de verdad! llegás a mí de una manera tan bella, tan sentida, adoro tus poemas!!

Bicos encantados!!!

Laiseca Estévez dijo...

¿No queremos todos llegar al sur?...
un montón de bicos estaré fuera unos días, hasta la vuelta Vera, abrazo.