Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 18 de octubre de 2011

POEMA CON UN POSO DE SANGRE

Imagen: Barbara Bezina






Nos amamos en picado
como dos aves que con las alas extendidas
se estrellan contra un ventanal de lujuria
De nosotros quedó
un estallido de plumas al viento
y una araña de sangre
que lentamente se seca al sol

11 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Puedo decir que es impactante. Que las dos imágenes son fuertes.

vera eikon dijo...

No podría ser de otra manera. A veces el deseo es un impacto,un golpe...

El hombre de Alabama dijo...

Por eso no me gusta volar.

Blue dijo...

Breve y bueno, Vera.
Bicos.

Nina dijo...

¡Me sumo a lo dicho por Cuervo!

Besote enorme.

Aka dijo...

Pasión en caída libre. Imagen realmente fuerte, somos el producto de la aceleración que sufren nuestras emociones.

besos

vera eikon dijo...

Me da la impresión, Alabama, de que escapas de aquellas situaciones que no puedes controlar. El único margen de locura se lo dejas a tus cuentos(¡y de qué modo!...)

vera eikon dijo...

Gracias Blue. Me ha costado, pero comienzo a asimilar de que lo que mejor corta es el filo más breve. Biquiños!!!

vera eikon dijo...

Otro besote Nina!!!!

vera eikon dijo...

Uau, Aka. ¡Qué buena definición(aunque, y esto no es reproche, no dejo de percibir la mano del científico)!!! Me la anoto. Otro beso

Eleanor Smith # dijo...

Dichosos pájaros *

Un beso o 2 #