Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 15 de noviembre de 2011

LAS MANOS DEL SUEÑO

Imagen: Rocío Verdejo




las manos del sueño
se me disputan
a uno y otro lado
me bambolean
mi lecho transcurre en curvas
duermo en incesante marea
náufraga entre espectros
sólo quiero anclarme a la orilla
y despertar
los cabellos hasta los pies
espesos
mojados
me arrastran al fondo
bailan en féretro
alrededor de mí
(capas de agua
como flor que se cierra)
un peso de hombre
inmoviliza mi cuerpo
el rostro una mancha oscura,
borrón de tinta
(recuerdo roído por la carcoma
sepulta mi grito en serrín)
picotea mi piel
cual ave rapaz
(siempre supe que acabaría
de carroña para pájaros)
con el único ojo que me queda
veo entre su pico
el globo ocular
arrancado de cuajo
(llora lágrimas de sangre)
pasan a través de él
las imágenes de mi vida
pródigas
volátiles
una escena de amor
a la que asirse…
finalmente se cuela
en el cubilete de su garganta
el pico abierto
de nuevo se aproxima
(despacio)
a mi única fuente de luz
uno tras otro
se despiden en reverencia
los colores que descubrí en mi infancia
en algún lugar
gime la manecilla de un reloj
(es la hora)
mis pestañas
agitan sus patas
sobre las cuencas vacías
como arañas vueltas del revés
en el envés de mi ceguera
brilla el filo de una espada
arma blanca
que en mi pecho
con vestido rojo
cubre su desnudez

24 comentarios:

Aka dijo...

Escalofriantes imágenes las del pájaro picoteando el cuerpo y las memorias, haciendo que alma y cuerpo sean así indisolubles, dos estados, dos naturalezas del mismo ente. El cuerpo ese recipiente con el que sentimos y vivimos, y donde guardamos recuerdos y sueños.
Besos Vera!

el maquinista ciego dijo...

Últimamente ando desaparecida y lo siento de corazón –porque me encanta compartir con vosotros comentarios y momentos, siento que me falta algo, un latido, una ‘pulsión’, que me cambia el ritmo vital... incluso está mi mundo más frío y mi tempo interno más lento...-; pero aunque paso volando con el tren por encima de todo, no dejo de observar y, a pesar de que por ahora no puedo detenerme como quisiera en cada andén, tomar de vuestro aire y paladear cada palabra, cada imagen, he de decir que me causa admiración cómo cada vez afinas más ‘la voz’, Vera. Y, por encima de todo, cómo consigues esconder oscuros rincones llenos de tristeza y dolor, incluso horror (esas cuencas vacías, ese globo ocular arrancado de cuajo......escalofrío...) bajo un manto de tamaña belleza (esa escena de amor a la que asirse...).
Sencillamente me encanta asistir a este tiempo de tu metamorfosis, ir viendo cómo mudas a cada verso, lo quieras o no, lo creas o no, en Poeta...........
El bicachu más grande y el abrazo más estrujante (trabajamos duro y seguimos a la espera de que el Departamento de Concesión de Agujeros Temporales Libres de Tareas Ineludibles dé permiso a este tren para poder dárselos en persona! ;))

(y otros tantos para ti Aka, que también tengo ganas de 'ir a verte' ;))

vera eikon dijo...

Últimamente tengo unos sueños extrañísimos. Sueño con un hacha que pende sobre mí, mientras duermo. Así que aunque abro los ojos me cuesta un tiempo discernir que estoy despierta, porque estoy en la misma cama sobre la que en mi sueño se cernía un hacha. El otro día soñé que me arrancaba todo la piel del cuerpo,pero en una sola pieza,como si fuera un vestido. Y la veía sostenerse en el aire, conservando mis facciones como si fuera una fina crisálida con mi misma imagen....En fin, aunque me despierto sobresaltada me gusta recordar los sueños. Este poema está hecho con algunos retazos, pequeños jirones, y por supuesto mucha ficción. Beso y buen día, Aka!!!!

Aka dijo...

Los sueños, sean de la naturaleza que sean, nunca dejan de ser curiosos, algunos como dices cuestan de desvestirse y al despertar uno no sabe muy bien donde está... te dejo seguir soñando, pues pareces ser de las que sueñas despierta y durmiendo. Besos!!

C C rider dijo...

La obsesión de la alimaña disputa tu ruta. Que sepas que estoy pasando a limpio los capítulos de “palindos” y en breves estarán finiquitados. Antes de que ellos acaben conmigo. Celebro la aparición de maquinista.

vera eikon dijo...

Maquinista, yo sé que tú tienes la mirada lúcida(y la lúdica también), y aunque no puedas estar tanto como quisieras, atrapás al vuelo de tu vagón las imágenes imprescindibles, aquellas que hacen de cada uno lo que somos.Me gusta que utilices esa expresión, afinar la voz. Pues a veces creo que esto que escribo no son más que ejercicios de canto, como repetir escalas al compás de un piano, con la esperanza de que alguna vez el sonido salga limpio, cristalino, y a la vez húmedo y borracho de sal. E hirviente de madreselva y otoño. A mí también me gusta asistir a este mudarnos la piel, a esta búsqueda de una voz propia a medida que vamos hilvanando palabras....Por cierto el otro día te perdiste una espectacular y exótica cena(aunque seguro que tienes la posibilidad de degustarla en privado). Un bico enorme y muy deshilvanado....

Vera Eikon dijo...

Es terrible Aka, hay épocas en las que sueño más que vivo. Otras no, y parece que tengo la necesidad de pegar mis pies al suelo. Pero en general soy una soñadora impenitente(me da la impresión de que tú no te quedas atrás....)Beso(ayer estuve viendo que la temperatura ya es realmente baja por ahí...Este beso se escarchará antes de llegar a tu mejilla???)

Vera Eikon dijo...

La verdad es que te agradezco que hayas sido tú quien tome sobre sus espaldas esa labor. Y ya tengo ganas de volver a leerlos...Ya me explicarás eso de la "obsesión de la alimaña". Beso, hermano

Eleanor Smith # dijo...

cada vez que te leo, tenes el don de transportarme a un mundo mágico y fantástico que siempre me emociona ~

Un beso o 2 #

jojoaquin dijo...

un peso de hombre/inmoviliza mi cuerpo

Gracias por el detalle; aunque creo que no va a proporcionarme muchos amigos;) Besos

El Joven llamado Cuervo dijo...

Brutal! Eres casi una versión de Prometeo en sueños, y además, poeta.

Rayuela dijo...

sueño soñado entre paréntesis,para darnos un reparo de él mismo, o para aumentar el miedo.

mil besos*



(me gusta tu casa nueva)

vera eikon dijo...

Es fantástico poder llevarte de paseo por mi mundo, Eleanor. A mí me gusta mucho transitar el tuyo. Besos!!!

vera eikon dijo...

Juaaaaaaaaaaa, me has hecho reir, Jojoaquin(y eso que aún estoy media grogui tras tu relato psicotrópìco) Besosssssss

Vera Eikon dijo...

Últimamente mis sueños son brutales, Joven Cuervo. Y ahora que lo dices, puede que en algún momento le haya robado el fuego a los dioses....Poeta????

Eva dijo...

bonitoooooo

Vera Eikon dijo...

Paréntesis que demarcan los distintos niveles del sueño...Me alegra que te guste la nueva imagen, Silvia. Tenía ganas de algo más tranquilo....Bico!!!

Vera Eikon dijo...

Gracias Eva. Beso

ana dijo...

te adentras en los sueños y ellos en ti, con sus hilos has tejido un poema con fuerza, embriagador, vaporoso.mirar hacia el sueño es mirarse desnudo, necesidad de la poesía, esa desnudez...
bicos y apertas
anamaría

Vera Eikon dijo...

Vivir(y escribir) entrelazada al sueño. Al leerte se me ocurre que no debería escribir una línea que no tendiera hacia la desnudez.....Por cierto, que me encantó lo que dijo el otro día sobre ti, Stalker en su blog. Lo comparto(aunque no sepa decirlo de ese modo...)Siempre me gusta tu presencia. Moitos bicos e apertas.
Verónica

el maquinista ciego dijo...

Gracias Vera por creer que tengo mirada lúcida (qué riquiña, aunque no lo tengo yo tan claro...;))
Ciertamente, afinas la voz, y cada vez con mayor precisión (eso siento yo). Me gusta lo que dices de la escritura como un ejercicio de canto, imaginarte junto al piano, siendo madreselva que muda de piel. (Si es que haces un poema de cada comentario.........)
Aunque también me gustan mucho los poemas cortos, estoy de acuerdo, no hay que alargar un verso más de lo necesario. Y tú, sin duda, no lo necesitas!
La cena me la imagino increíble, espero con grandes ansias que pase este tiempo de tareas y tareas y tareas para poder disfrutar, además de las privadas, de las públicas, en su compañía ;))
Un bicachassso nada roto e moi boa noitiña (oh, gran soñadora, me pregunto... ¿qué hacha será la que haga que mañana pula otra joya?......)

ana dijo...

Stalker y tú comparten una inmensa generosidad

vera eikon dijo...

Yo que he asistido a unas cuantas clases de canto(como espectadora no más)evoco esa imagen de la cantante, de pie junto al piano, esperando al sonido de la primera tecla, para comenzar a cantar. Es una imagen tan bella y perfecta que parece un concepto. Pero en la ejecución de un poema todavía tengo dudas, y es como si fuera tanteando. Quizás por eso mismo me divierta tanto escribirlos..llegará el tiempo en el que todos estemos más tranquilas y podamos disfrutar de muchas e intensas cenas(eiquí ou acolá). Biquiños nesta noite de venres( os pobres han de chegar pingando!!!)

vera eikon dijo...

La generosidad es un sentimiento hermoso, Ana María. Pero en este caso tiene mucho que ver con la sinceridad.Siempre me sorprende cuando te leo...