Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 21 de noviembre de 2011

OCASO DE DOMINGO

Imagen Bárbara Bezina




Sentados,
sombra de pájaro
-lentitud-
resbala la pared

Sentados,
juntos,
entretejidos,
nido de carne y luz
Cuerpos en espejo
se arrancan las malas hierbas
Caricias,
campos de heno,
atardeceres naranja
Las pieles
se barren en vientos
Sombra de pájaro revolotea
se eleva,
picotea baldosas al cielo,
libera oscuridades
Anega calles,
aceras,
transeúntes
Voces de árboles atestiguan
“todo es esta noche que sangra”
En vano
la vida toma el pulso
al anémico domingo….

Tú y yo
palpitamos en estrella
El amor, 
último reducto

16 comentarios:

Rayuela dijo...

qué bueno que el amor sea reducto de un domingo...sino, es la nada absoluta.

bello, vera

besos*

C C rider dijo...

Me he sentido como la semilla de un pino descendiendo y evitando el pico del ave hasta llegar al reducto entre iguales.
“Cuerpos en espejo
se arrancan las malas hierbas”
El ámbito de la voluntad ensanchando el mundo.

Aka dijo...

Suena a una agradable tarde de domingo: sentados, caricias, lluvia, oscuridad, el refugio en el otro... una secuencia que se va desplegando de arriba a abajo a medida que se va leyendo. Me gustó especialmente el verso "Las pieles se barren en vientos", imaginando las caricias como una brisa suave.
Besos Vera

EMMAGUNST dijo...

En mi próxima vida, indudablemente.

El Poeta Maldito dijo...

"Sombra de pájaro revolotea
se eleva,
picotea baldosas al cielo,
libera oscuridades..."

Hermosas imágenes y sensaciones.
La primer estrofa siento que no me ayuda esa imágen a entrar en el texto. Recién en el segundo "Sentados...", siento que entro.

axis dijo...

Ya quisiera yo que ese último verso se hiciera eco en mí.
No se me ocurre un lugar más deseado.

Bicos melancólicos me temo.
Aunque no menos cariñosos ;)

Eleanor Smith # dijo...

Bendito domingo ~

Un beso o 2 #

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me gusta, el último versito, me gusta, a pesar del atroz domingo...

Verónica dijo...

Sí, Rayuela, tengo la suerte de que hace ya tiempo que amo los domingos.Me encanta que te parezca bello.... Bicos!!!

Verónica dijo...

Ahora te he imaginado como la semilla de un pino, Daniel....Una vez evitado ese pico ¿dónde germinará???Y sí, me gusta eso, la voluntad ensanchando el mundo. Biquiño irmao

Verónica dijo...

Así que lo escribía, Aka, e iba a enlazar un verso acerca de nuestro sofá, y nuestros gatos que siempre están espiando detrás de las cortinas, leí tu última entrada, y esas risas zurcidas en el sofá(creo recordar..)y esas ausencias que maúllan cosidas a las cortinas, y, bueno, aunque omití esa parte, me encantó la coincidencia.Beso

Verónica dijo...

En tu próxima vida que comienza cualquiera de estos días, Emma....

Verónica dijo...

Puede ser, Poeta Maldito. Quizás no esté muy hilvanada esa estrofa, pero es que yo vi deslizarse esa sombra de pájaro de manera abrupta en la tarde. Y quizás por eso la escribí así...Gracias por tus comentarios, son inestimables..Beso

Verónica dijo...

Y se hará, Axis, que no te quepa duda...Bicos(y que se desprenda esa melancolía, y esta sea una hermosa semana!!!)

Verónica dijo...

Sí, bendito, Eleanor. Biquiños!!!!

Verónica dijo...

Si se conserva ese reducto nada es demasiado atroz, Darío....