Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 19 de diciembre de 2011

CEGUERAS Y DOS POEMAS BREVES



The Elegant Nobody de Cristina Francov





Traigo
dos ojos
enceguecidos de albas
Traigo
las manos en pergamino,
mendicantes del fabular del viento
Traigo alas cortadas,
huéspedes de mi boca
Traigo estrías en la voz,
sed de temblores,
oídos en avestruz.
Que la brisa ponga sonido
a mi sordera
Que el frío restituya la piel
en larga caricia
Que alce el corazón
la persiana de los párpados
y retorne la carne
a la mirada
Y después
el arrimo
a la flor
o al pájaro




Detalle de Silent Devotion de Cristina Francov



AL POETA

Cae la noche
en cruces de culpa,
toco el miedo de tu pelo




Los Sembradores de Estrellas de Cristina Francov



AL POETA II

Seamos el uno
el envés del otro
Amémonos
en este espacio infinito
que nos separa               

17 comentarios:

axis dijo...

Ay... yo te dejo mis besos más queribles, más sonreíbles, y me llevo como siempre ese dulce disfrute que tengo cada vez que te leo... cómo me gusta Vera!!!!

En BsAs o en Galicia... nunca se sabe... pero de seguro sucede, a que sí!

Bicos!!!!!

El Joven llamado Cuervo dijo...

Y al fin y al cabo, la necesidad es el viento que nos mueve. Cada pliegue o cada herida es un nuevo impulso. Beso.

Verónica dijo...

Sí, sucederá, Axis. Mi límite para Buenos Aires es el 2014. Aniversario Cortázar. Siempre quise caminar por Corrientes, 9 de Julio, el barrio de Boca. Que el cuerpo me huela a tango. Ahora quiero ver las flores del balcón de Axis. Pero claro, igualmente encantada estaría de recibirte "na terriña", y mostrarte mi Galicia. Tomo todos tus besos queribles y te envío un montón de ellos de oriente a poniente. Muakkkkk

vera eikon dijo...

Sí, Joven llamado Cuervo, a pesar de esa costumbre de abotargarnos, anquilosarnos, de convertirnos en piedra, hay un viento que nos sopla por dentro y que nos mueve.Beso

El Joven llamado Cuervo dijo...

Usted es el viento.

Verónica dijo...

No sé, Darío. Lo único que puedo decir es que, aunque últimamente siento un grado de comunión alto con todo lo que encuentro alrededor, es el viento el que desata todas más locuras, y me suelta las amarras. Lo siento revoloteando fuera y en mi interior, batiendo todas las ventanas. Un pájaro loco y en remolino, pero pájaro bendito....

el maquinista ciego dijo...

...estoy con Cuervo, Vera, usted es el viento (y si no es él, es fiel compañera, y sabe muuucho más de lo que nos cuenta ;))

(PD: no se me olvida que un día fue 'la niña que revolvió los bolsillos del otoño y descubrió sus secretos'...prometo que en algún momento terminaré tu regalo-cuento, que parece que sólo pido, pero a los pájaros benditos y remolineados también les cumplo lo prometido......)

Bicossss de tornado, de los que te dan mil vueltas y te llevan a otros mundos ;))

vera eikon dijo...

En principio me conformo conque los vientos nos sean propicios y encontrarnos este viernes como un preludio rockero de la nochebuena. Sé que no te habrás de intimidar por ese tornado que generalmente me acompaña, y cuyo nombre comienza con E. Ya tengo ganas de que se conozcan. Y bueno, ese cuento llegará, y será hermoso(¿te dije que me entusiasmó tu última entrada?)Tu siempre haciéndonos marketing a los demás cuando tienes ese modo tan sorprendente de enmadejar palabras. Bicos desde los bichitos de mi cuerpo..

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ese segundo y brevísimo poema me ha traspasado. Es bellísimo y dice mucho en poco. Las "cruces de culpa" son una imagen impactante, muy conseguida, y ese final que toca el miedo de su pelo me parece magnífico.
Un abrazo grande.

vera eikon dijo...

Gracias Isabel. A veces me ocurre que tengo miedo de lo breve, es algo que sucede demasiado fácil, como si el poema viniera completamente armado, es un destello, una ráfaga. Y me tienta el tocarlo, el alargarlo, trabajarlo. Porque en cierto modo siento que no parte de mí, que yo no lo escribo, sino que simplemente lo he cazado al vuelo. Pero después decido dejarlo como está, si el pez ha caído por si solo en la red habrá que disfrutarlo...Un abrazo enorme para ti!!!

c c Rider dijo...

Mi querida ….final del formulario o mon cherrie mousquetaire; las cenizas de Corday disfrazan los buenos sentimientos, esos entumecimientos de redención para convertirse en una idea de formulario pero un día, quizás ayer, esos pájaros libres al pasar y respirar este aire envenenado caigan para florecer

pétalos de dagas


tornades de baisers

Eleanor Smith # dijo...

Al poeta II: Un himno. Casi casi me toca la piel... y no diré más ~

Un beso o 2 #

el maquinista ciego dijo...

Segura estoy de que nos serán propicios (y si no, los enjaulamos!), y que ese tornado que dice la acompaña será puro aire fresco, no puede ser de otra manera si usted es su compañera (ya tengo yo ganas -y muuucha curiosidad- también!) Y sí, viva nuestro preludio rockero, la revolución anti-navideña sólo puede traer cosas buenas.
Agradecidísima por su 'entusiasmo', aunque por ahora el marketing lo dejamos como está: para quien lo merece, más allá de mis fronteras...... (eso sí, sepa que mis bichitos se han emocionado con sus palabras y dan volteretas y se tropiezan entre ellos, todo un espectáculo...;))

Igual que Rider, igual que Dumas, mando yo pétalos, dagas, plumas...tornados..........e bicos...

jojoaquin dijo...

tu verso cada vez es más desnudo y se amarra fuerte a la pantalla. Un placer de lectura. Besos

carmeloti dijo...

Rajando el alma, dejando y viviendo lo que nos toca...

Las manos en pergamino, con la posibilidad de escribir una historia nueva y por ende diferente con el viento fabulando para ti, tus alas cortadas que no impedirán que tu mente te haga volar, con cruces de culpa o banderas blanca de resusrrección, de reinvención, en espacio infinito que te separa, pero un alma poeta que te unirá donde quieras, fabriques y construyas con tus palabras...

c c Rider dijo...

Irmanciña, voy a mandar un comentario, simplemente para ver si el señor blogger se come mis palabras, pues es verdad, me come los comentarios, creo.

Darío dijo...

Son lindos éstos eh!