Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 31 de enero de 2012

DECADENCIAS

Imagen extraída de la red




A las mariposas
que habitan nuestros estómagos
se les han caído las alas
en el viacrucis
de un otoño anticipado.
Tras fulgurante eclosión,
el amor
ha retornado a la larva

22 comentarios:

Aka dijo...

Se cierra el círculo con una pupa encapsulada aguardando la llegada del buen tiempo...
besos Vera

Amanecer Nocturno dijo...

Toca resguardarse hasta que lleguen tiempos mejores.

Un beso.

Elchiado dijo...

me apasionan los otoños; será por eso que los otoños tristes me entristecen sobremanera;
aunque eso no resta ni un ápice de intensidad, ni aún de belleza, a las imágenes que defines con tus letras. una vez más me quito el sombrero y te veo pasar.

un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué imagen más bella y más triste al tiempo, Vera: mariposas sin alas, las mariposas del amor que no revolotean en el estómago.
El tiempo engendra la costumbre, una palabra odiosa en ocasiones. También nos trae la falta de pálpito y, a veces, la comunión perfecta. Paradojas del amor que se ahonda y aclimata al otro, pura locura, como lo es siempre el amor.
Un abrazo que te abrigue en el invierno.

P.S.- He visto el vídeo de El Contrabajo y he fisgoneado algunas fotos. ¡Qué pinta más buena tiene el local!

esa de afuera de mí dijo...

uy, me encanto. no se comentar mas que eso: excelente.
me gusto me gusto me gusto!

besos

Lila.

vera eikon dijo...

Todo es cíclico, Aka. Por eso mismo nunca nos derrumbamos....Besos (¡qué hermosa la palabra pupa! ¿verdad?)

vera eikon dijo...

Con este frío la palabra resguardarse suena apetitosa, Amanecer Nocturno. Bico

El Joven llamado Cuervo dijo...

El ciclo inevitable que nos empeñamos en contrarrestar, y a veces, arruinamos antes de tiempo. Beso.

vera eikon dijo...

La verdad es que yo también amo los otoños, El Chiado. Al otoño todo le sienta hermoso, incluso la melancolía(la melancolía en verano, con el sol cayendo a plomo, es la angustia, la naúsea). Y quizás entre todas es la estación que más celebra la naturaleza, y su condición de pajaro de fuego que halla su inmolación en el propio cuerpo. Gracias por tus palabras, son un cobijo en un día como hoy. Biquiños!!!

vera eikon dijo...

Hoy he tenido un mal sueño, y me he levantado temblando, Isabel. No era un sueño que tuviera que ver con el amor, o sí, pero no con el amor de pareja. Así que llevo todo el día como muy a flor de piel, y con este frío no encuentro donde guarecerme. Siempre está la palabra, pero a veces la palabra se contagia de ese espíritu aciago que parece posesionarse de nosotros. Pero las personas somos como los ciclos de la vida, como los ciclos del amor, con la diferencia de que de nosotras mismas dependen los tiempos.
El Contrabajo es un local genial, nuestro genial. Por la gente, la música, por la versatilidad del espacio. Pero sobre todo por Marcos que es el que hace que sea "nuestro local".
Un abrazo cálido para ti, Isabel

vera eikon dijo...

Gracias por tus palabras, Lila. Un abrazo!!!

vera eikon dijo...

Es terrible, Darío. A estas alturas ya estamos convencidos de que es inevitable, y anticipamos futuros naufragios. Quizás lo que deberíamos hacer es dejar que impere su tempo, y no tratemos de imponer el nuestro. Pero a veces siento que eso es sumamente difícil. Besos

Carmela dijo...

A veces no viene mal un tiempo de reposo, un estar en reposo para retomar fuerzas en una nueva eclosión, pero está claro que el ciclo es continuo y siempre emerge la bella mariposa.
Un beso, Vera

axis dijo...

Y entonces te abrazo, Vera querida.
Con toda mi calidez, para que olvides ese mal sueño, para que te sientas acobijada en brazos amigos.

Bicos que reconforten...

pd: esa valija se viene a Bs.As?

:)

vera eikon dijo...

Sí, Carmela. Todos tenemos un tiempo para lamernos las heridas, y encontrar ese suelo de donde venga el impulso....Bicos

vera eikon dijo...

Ya se me está pasando el susto, amorosa Andrea(cuánta calidez hay en ti que se proyecta a este lado del océano).
Y si esa valija se fuera a Buenos Aires, me metería ahora mismo. Creo que en estes momentos no existe lugar en el mundo al que más me apetezca ir...
Besos, amorositos, amorositos....

Halcón peregrino dijo...

Se escapa, se parten sus alas y no se sabe donde, ni cuando empezó el estado larval.

Me he paseado por tu poesía y las he disfrutado mucho.

Saludos.

Rayuela dijo...

eterno círculo
ojalá mandala


besos*

Malena dijo...

Las mariposas del estómago nacen con alas y se agusanan cuando mueren.

protervidad dijo...

Cada palabra divinamente como un contraste, un muerte premeditada antes de cada conjugación, el verso es frágil pero imponente, delicado y muy medido en dosis de quedarse sin oxigena al llevárselo a los pulmones... Me ha encantado.

Eleanor Smith # dijo...

Hacer el camino inverso.

La autora de la fotografía es: Elene Usden. Tiene unos trabajos geniales.
Ya te dejo una o dos fotografías de regalo ;)
(lo sé: a veces no puedo con mi genio e inevitablemente me sale la fotógrafa que mantengo en silencio escondida)

Un beso o 2 #

El hombre de Alabama dijo...

No me extraña, el tiempo está siendo anómalo.