Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 16 de enero de 2012

PLAÑIDERAS

Imagen: Lev Chitovsky




A veces me desubico
y no existe espejo
que devuelva mi imagen,
ni garganta
que articule mi nombre
A veces
no soy más
que una chaqueta de hombreras
sobre la carne de una silla,
una casa hospedando
jaurías de corrientes de aire
A veces
soy incapaz
de palpar el rostro
que se oculta bajo esta máscara
y ya no leo mi designio en la lluvia
y olvido el lugar del corazón

Hoy
una voraz paloma
se alimentó
de las migas que habías sembrado
para llevarme hasta ti
y la piel se me quedó colgando
-despojo-
 en una zarza
-cuando llega el otoño
siempre añoro el sabor de las moras-
A veces
en esta ausencia de ti
mi cuerpo hiberna



 Imagen: Lev Chitovsky


Quién será aquél
que habrá de lustrar
el cuerpo que se oculta
bajo tanta herrumbre


20 comentarios:

Lunática (R.) dijo...

Precioso... y triste

c c Rider dijo...

Qué placer sentir cuando no hay espejo, cuano resuenan los susurros de los despojos que nos habitan.

Te mando un beso que confisque esa máscara, para que sigas añorando las moras.

Maruja dijo...

MUY LINDOY MUY TRISTE. SALUDOS CARIÑOSOS.

EMMAGUNST dijo...

Ambos! me gustaron los dos.

"...A veces
no soy más
que una chaqueta de hombreras
sobre la carne de una silla..."

(esta imagen impecablemente detallada no la habría podrido explicar jamás!)

Aka dijo...

En ocasiones rehuimos de los espejos por no gustarnos su reflejo, y cuando nos falta también podemos sentirnos desconcertados... máscaras e imágenes que nos ponemos o nos dejamos vestir por otros, y que cuestan desprendernos de ellas o nos duele que nos despojen de ellas... la ausencia de máscaras puede llevar a la locura tal y como le sucede al protagonista de "El loco" de Gibran Khalil Gibran, para lo bueno y para lo malo.
Besos.
La imagen que rescata Emma es impresionante, la silla cobra vida y el nosotros nos volvemos un pellejo desanimado curtiéndose sobre su respaldo.
Otros besos...

El Joven llamado Cuervo dijo...

En la ausencia, hibernamos, en la ausencia que duele, en la ausencia que sabemos, ya irreversible.

Juan Antonio dijo...

Los árboles de algodón estilo Magritte tal vez señalar el camino. Como las baldosas amarillas.

VeroniKa dijo...

En la ausencia del otro, nos hallamos nosotros. No hay reflejo. No hay a quién echarle las culpas y los honores.

somos.

Eleanor Smith # dijo...

Son muy bellos los dos. NO sé cuál elegir.

Un beso o 2 #

El hombre de Alabama dijo...

Tirad a las palomas.

vera eikon dijo...

Si, Lunática, me quedó un poema un tanto triste. Abrazo...

Nunca dejaremos de añorar las moras, hermanito, y tienes razón, a veces es un placer escuchar el susurro de esos despojos que nos habitan, y además necesario. Bico(por cierto que lo del concierto del Contrabajo sigue en pie....)


Gracias por esos cariños, Maruja! Más cariños para ti!!!



La verdad es que esos versos fueron los que le dieron vida al poema, Emma. Creo que si no hubiesen surgido no hubiese seguido escribiéndolo. Biquiños, moitos!!!

vera eikon dijo...

Sí, Aka, además a veces nos sentimos tan desubicados que nos cuesta reconocernos, afortunadamente sólo son momentos, no es algo que llegue a generalizarse, al menos en mi caso. A veces, la mera presencia de ciertas personas nos devuelve a nuestro lugar, y es hermoso reubicarse en los brazos de alguien. Quizás porque todo es más fácil cuando tenemos un referente, algo que nos indique en qué lugar del mundo estamos, una estrella polar para orientarnos. A menudo nos dejamos conducir por la brújula del corazón...Otros besos, sí...

vera eikon dijo...

Como siempre tienes razón, querido Cuervo. La ausencia irreversible, es la única real y plausible. Quizás en estos casos la hibernación es necesaria....

vera eikon dijo...

O quizás nuestros propios pasos, Juan Antonio...Beso

vera eikon dijo...

El enfrentamiento con nuestros propios abismos, Veronika. Tienes razón, aquí tampoco hay excusas...

vera eikon dijo...

Lo bueno en esto es que no es necesario elegir, Eleanor. Las elecciones son para la vida. Bicos!!!

vera eikon dijo...

A ello vamos, Alabama. Abrazo

Numero Equivocado dijo...

Hermosisimo!! felicitaciones, muy lindas imagenes literarias...
" bajo tanta herrumbre" me encanto!

vera eikon dijo...

Gracias, Numero Equivocado. Un abrazo!!

el maquinista ciego dijo...

Ay, de éste ya no bajo más...me ha gustado mucho el ejercicio de 'sub-vera-marinismo' por el que siento que me has guiado, y me voy a quedar aquí, suspendida justo a este nivel, ni un centímetro arriba ni uno abajo...permaneceré inmóvil en este hoyo quedo, con mi cabeza repitiendo 'a veces...olvido el lugar del corazón', y yo escuchándola como se escuchan las cosas bajo el mar, como un martillo a lo lejos......a veces.........aay, Vera!! ;)))