Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 29 de febrero de 2012

EL COSMOS DE AXIS, MI COSMOS, NUESTRO COSMOCITO...

Fotografía de Axis




A la maravillosa Andrea 
con todo el cariño que soy capaz de reubicar en palabras






Ella me ofrece el primer brote del cosmos, y yo me entretengo, con los ojos vueltos hacia mí-hacia ella-deletreando esta palabra. La saboreo, despacito, tanteo el intersticio, cimbreo mi lengua por sus afiladas aristas, la aplasto impunemente contra el paladar. Espuma del mar en la boca, efervescente, embravecida, jabonosa. Es la palabra la que germina de inmediato en el jardín de mi corazón.  Y ya sueño con el primer brote de su cosmos naranja. Lo sueño anunciación, presagio irrevocable de un big bang floral.  Cosmos medular y atávico. ¿Qué sonido hace el cosmos cuando brota? Será como un descorche, o el estallar de un beso, o el gemido del goce de un ángel. También me lo imagino como la risa tierna de ella, cuando mientras hablamos me dice que “se descostilla”.  No sé si se da cuenta pero me conmueve al regalarme el pálpito de esa vida que nace de sus manos. Esa flor atesora sus cuidados, su oficio, su modo singular de hacer magia. Ella no lo dice, pero creo que tiene un arco iris viviendo en su balcón. Se paró entre sus plantas un día de lluvia, y ya no quiso marcharse a ese lugar donde nacen los arco iris. O quizás, al mirarla a los ojos se le olvidó el camino. Y entonces pienso en una historia, que quizás algún día llegue a escribir: la de la mujer a la que amó un arco iris.

Y ya ven, yo he sido la agraciada con la primera flor de ese cosmos al que nunca habré de tocar, ni oler. No convertiré sobre él, en rocío la sal de mis lágrimas-¿es el rocío la lágrima de la flor? ¿al abrirse las flores, del mismo modo que los seres humanos, lloran?- , ni veré como se regocija exultante bajo el agua de la lluvia. Pero no por ello es para mí menos cosmos. Como tampoco es menos amor el que siento por aquel otro hombre con el que nunca compartiré mi vida. La única diferencia es que tanto ella como nuestro cosmos, al contrario de lo que ocurre con ese amor, carecen de filo.

Ahora pienso que toda mujer es un jardín. Pero pocas mujeres son capaces de derramar ese jardín sobre el mundo. Ella lo es(de un modo que ni ella misma imagina)….








14 comentarios:

Aka dijo...

Vera, que bonito lo de que toda mujer es un jardín!! Y que belleza la de la flor que Axis te ha dedicado, no hay nada más bonito y excitante que observar como una planta va creciendo hasta florecer... su temporalidad es hermosa, ando estos días de poca inspiración dedicándome al cuidado de flores y gozando de sus diferentes estados de desarrollo, y de la maravilla de la vida que transcurre ante nuestros ojos.
Un abrazo casi primaveral... que ganas tengo que llegue el buen tiempo

el maquinista ciego dijo...

Qué maravilloso es leer sobre un amor sin filo, una amistad hecha de flores y arcoiris.
Deletrear el cosmos, paladeando cada letra, ha de ser lo mismo que crearlo. Igual que seguro crearéis las dos infinitos nuevos mundos, llenos de coloridos jardines y potentes risas, cada vez que conversais.
Me has alegrado la mañana, Vera, y me has dado ganas de luz, luz, luz!!

Bicachassooo!!! (y por favor, escribe esa historia ;))

vera eikon dijo...

Yo recién comienzo a apreciarlo a través de los ojos de Axis, querido Aka. En el nacimiento de una flor se percibe el baile del universo, su maravilloso desparrame. Toda cosa viva es habitada por el mismo impulso, el mismo movimiento, cuya materialización suprema creo identificar con el amor. Ahora te veo ahí entre las flores, y en realidad eso concuerda con la imagen que tengo de ti, el científico-poeta. Una flor es a la vez poesía y ciencia. Como esta, cuyo nombre es precisamente "cosmos". Bicos, yo también percibo ya la primavera, la siento desparramarse por dentro y por fuera...

vera eikon dijo...

Me hace feliz alegrarte la mañana, Maquinista. Ahora pienso que tu tren también es un tren florido, y las mariposas viajan prendidas de sus ventanillas. La verdad es que tanto en la naturaleza como en las personas, todo lo bello surge del contacto. Esa flor nunca se abriría, sin luz,sin agua, sin la mano acariciadora que le propició estas cosas y sobre todo infinitas dosis de amor. Y me encantaría poder escribir esa historia, sería un modo de devolverle a Axis todo lo que me dio con su cosmocito, y de agradecerte a ti tu apoyo y continuo entusiasmo. Bicos que irradien luz, y flores, y arco iris...

Amanecer Nocturno dijo...

Jo, ¡yo también quiero que escribas esa historia! :)
De momento me "conformo" con este pequeño pedacito de ti en forma de palabras que bailan en el balcón de algún desconocido mientras florece el cielo.

Qué paz me transmites Vera.

Un beso fuerte.

vera eikon dijo...

Oh! Creo que es la primera vez que alguien me dice que le transmito paz, y me encanta Amanecer Nocturno. Ojalá que salga esa historia, porque creo que habría de ser de ese tipo de historias que se disfrutan muchísimo al escribir. A ver...(a veces tengo la extraña sensación de que no depende de mí). Gracias por tus palabras, son de esas que llegan...Bicos, moitos, moitos!!

Axis dijo...

Corazón!! recién ahora puedo escribirte unas palabras!!!
Bueno algo ya sabés del por qué...

Pero pensaba en esto del desear el nacimiento de una flor entre dos (algo que no me había sucedido) en la distancia, que no es más que transoceánica, festejar risas, hacer planes de futuros días, de posibles encuentros, hacernos cómplices, reconocernos, descubriéndonos y gustándonos a medida que de a poco o mucho vamos apareciendo. De mostrar los sentires, de iluminarnos el día, todo lo que nace en nosotras y que nos es placentero! De tus palabras maravillosas, todo! De tu encanto, y tu generosidad. Y yo también quiero leer esa historia, porque tu modo de contar, de embelesar, y de contagiar sueños me encanta!!
Cosmocito feliz, jajaj, hay mucho amor para dar!!! Y yo agradecida.
Agradecida con vos que tanto me das ;)

Biquiños querida!!!!
te adoro,
sabés.

Eleanor Smith # dijo...

Hermosa flor. Hermosa palabras hacia tu amiga. Me gusta cuando la amistad inspira estas maravillas.

Un beso o 2 #

El Joven llamado Cuervo dijo...

Esta flor se abrió, y se entrega plenamente.

vera eikon dijo...

Llegué tarde ayer en la noche, y lo único que pude hacer fue leer tus palabras y emocionarme con ellas. Por lo que me acosté embriagada y feliz. Me siento afortunada por ser la primera persona con la que has compartido el deseo y la emoción del nacimiento de una flor(abro la puerta, la dejo abierta...)y de poder absorber parte de tu entusiasmo, y pasión por las flores, y muy particularmente por nuestro cosmocito. Creo que te lo dije una vez con respecto uno de esos maravillosos posts que le dedicaste a tu padre, el mejor regalo que nos puede hacer alguien es legarnos una pasión. Quizás esa sea la mayor forma de entrega en una persona, por eso cuando amamos siempre queremos compartir con el otro todas aquellas cosas que nos enmudecen y nos exaltan. Y la amistad puede ser la más generosa y desinteresada forma de amor. Y, tú lo sabes, nadie nos ofrece más que aquel que nos brinda la oportunidad de darnos...Disfrutamos las circunstancias presentes y soñamos con futuros encuentros. Y más flores vendrán a alegrar tu edénico balcón, y yo me encuentro en un lugar privilegiado para contemplarlas.
Gracias, gracias, gracias!!! Me encanta la mujer que eres. Te quiero mucho. Tu amor por la vida es contagioso...

vera eikon dijo...

Sí, Eleanor, la amistad es capaz de las más hermosas maravillos. Y bueno es saberlo...Besos

vera eikon dijo...

Y ahora pienso, Joven llamado cuervo, que esa entrega ha de ser una cualidad natural de las flores...

jojoaquin dijo...

precioso. Está tan lleno de reflejos. Tu prosa es muy buena

vera eikon dijo...

Viniendo de ti, esas palabras calan Jojoaquin