Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


jueves, 29 de marzo de 2012

JARDINES

Imagen: Pakayla Biehn






Tus palabras
conjuran mi vientre
y pare flores
Se quiebra de aromas
el silencio

-elegía de pétalos
tañe el solitario lecho-

El vaho de mi deseo
erige celosías derrotadas
desnudas,
nunca refrescará su ardor
la hiedra de tu goce
Persigo la nervadura del aire
el dintel de la puerta hacia tu piel,
el cemento de un océano
la selló con una espátula

14 comentarios:

Gilberto Cervantes dijo...

...nunca cubrira' su pudor la hiedra de tu goce... Hermoso poema!

Saludos

Eleanor Smith # dijo...

Tus palabras
conjuran mi vientre
y pare flores
Se quiebra de aromas
el silencio

Muy visual. Pude ver las flores y hasta sentir su perfume.
Me alegro que te haya gustado la imagen. Como te dije, te recomiendo además, sus pinturas.

Un beso o 2 #

ROSA ALIAGA dijo...

¡Qué bonito, Vera!

Axis dijo...

Si imagino jardines, y si hay flores y deseo...y piel y un océano... es perfecto mi querida,
como la hiedra de ese goce!

Biquiños!!!

Noelia Palma dijo...

el cemento de un océano
la selló con una espátula

!!!!!!!!!!!!!!

Rayuela dijo...

entre el cemento brotará el deseo?


beso*

Amanecer Nocturno dijo...

el cemento de un océano
la selló con una espátula

!!!!!!!!!!!!!!

Me uno a este comentario de Noelia Palma. ¡Te has superado! :)

c c Rider dijo...

Cuando dices silencio
hay como una piel que se desliza, o desmadeja
tal vez el pétalo o la pandora
o desde el pasaje el paisaje...

“el cemento de un océano
la selló con una espátula”

...parece un silencio como botella al mar.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me extravié en rendijas del cemento.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Jardines en la palabra de aquel vive...

Saludos y buen fin de semana.

Carmela dijo...

El vaho de mi deseo....... qué hermosa imagen Vera.

Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Jardines de la palabra, flores como versos...

Saludos y feliz domingo.

Juan Antonio dijo...

Pero, ¿está permitido que una elegía sea tan exultantemente bella?

Cada palabra invita a celebrar la liturgia pagana del deseo.

Fascinas.

BEATRIZ dijo...

Perseguir la nervadura del aire...es una imagen poderosa.

Saludos.