Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 9 de mayo de 2012

PEQUEÑOS DIVERTIMENTOS










POEMA ACCIDENTAL
Dibujé un plano
incluyendo los ángulos muertos de mi vida
uní con un bolígrafo los puntos
y cuál no sería mi sorpresa
cuando de la tinta emergió un corazón
Justo en el centro escribí con buena letra:
“he aquí donde acontece el trauma”




 
POEMA A MI EGO
Fue en el poema
donde me arranqué la piel del grito
y mudé el frontispicio de mi garganta
por las cuerdas vocales de un pájaro





POEMA CURSI
Tengo tanto amor
que lleno con él
valijas de futuro
y les pago el billete para trenes
de los que desconozco el destino
En sueños
una de aquellas valijas
-la que tiene la piel tatuada
con el nombre de los lugares
en los que nunca he estado-
lo encuentra
y él la abre
Un dragoncito verde
se vuela hasta el techo
del vagón
y comienza a llover
flores de almendro
sobre su cara




14 comentarios:

Axis dijo...

Tus pequeños divertimentos se me hacen sonrisa plena!

Imagino caer las flores de almendro...flores preciosas si las hay.

Biquiños,
sí, bien amorositos, jeje

Juan Antonio dijo...

Equidistante entre las coordenadas del corazón y ese dragoncito verde adorable, te arrancas la piel y es como si te desnudaras para transformarte en la más dulce de las músicas.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Digo que si, el corazón es una sucesión de puntos, donde yacen sus fragmentos, los jirones que se nos quedan en la lucha, unidos, forman un corazón muy roto...

EleanorSmith dijo...

Y sin embargo, yo no siento como cursi ninguno de tu poemas. Al contrario: todos son siempre muy bellos y sensuales.

dulce susurro de cuchillas dijo...

Me encanta la foto de Nuria Meseguer...y tus poemas, tanto si son accidentales, ególatras o cursis no me dejan indiferente-
Son palabra de Vera y eso es único

bsos

Rayuela dijo...

solo aplaudo


abrazos, maestra*

Sinuhe, el que es... dijo...

Los tres poemas leídos en esta sucesión (aunque puede ser casual, si se trata solo de divertimentos) tienen una cronología muy lógica.

El Poema Accidental refiere a algo anterior al poeta, que no sería tal si en él no "aconteciera" algo que lo impulsa hacia el poema.

Luego el "Poema a mi Ego", es el nacimiento del poeta, en el grito, en las cuerdas vocales...

Y por último el "Poema Cursi" es, finalmente la obra.

Pensaba esto después de disfrutar de la lectura, y justamente antes de darme cuenta que Juan Antonio lo expresó de la forma en que a mí me hubiera gustado hacerlo.

Luego me adhiero al comentario de Eleanor solo para fastidiar a la poetisa y que insista con estos, sus poemas cursis.

Por último: Aplaudo junto a Rayuela.

Saludos, Vera!

Aka dijo...

Dice mucho el primero de la Vera que aquí escribe, que incluso en los puntos muertos de su vida encuentra corazones. Vivir con el corazón en la mano, expuesto, poniéndolo en riesgo, toda una filosofía de vida de lo más loable... mejor iría el mundo si el corazón asomase por todos lados como en tus textos.
Besos

Amanecer Nocturno dijo...

El poema accidental es tan traumático que me encanta. El poema a tu ego te deja sin piel y desnuda.
El cursi, no lo es para nada, hace que te lata el corazón mil milisegundos más rápido.

Un beso, Vera!
Son preciosos :)

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me gustan tus divertimentos. Además, en ellos, como se está descuidado y no en guardia, sale a relucir quien somos, como ocurre en estos mini poemas tuyos.
Me gustó especialmente el poema a tu ego, porque recoge la fuerza sanadora y la belleza de la palabra. Unos gritan y otros hacen poemas y vuelan en ellos como los pájaros.
Un besote bien grande.

Noelia Palma dijo...

ay ay ay
el "cursi" es el que más me gusta...

querida por qué carajos no me avisás cuando publicás????? no ves que blogger no me avisaaaaaaa????

Vera, no dejes de escribir, yo sé por qué te lo digo

vera eikon dijo...

Será que yo me sonrío al escribirlos,querida. Y también al pensar en flores de almendro cayendo sobre tu pelo...Recibo amorosamente tus biquiños, y para ahí van más!!

Quizás sea la palabra nuestra desnudez más completa, aquella que abarca todos nuestros ángulos. No hay pudores en la escritura. Eso sí, a veces tiene algo de encantamiento, de sortilegio. He ahí porque a veces resulta la más dulce de las músicas. Beso, Juan Antonio


Y a veces un soplo de amor los disgrega. Y en tierras lejanas llueven nuestros amores...Joven llamado Cuervo


Gracias por tus palabras, Eleanor. De todos modos reivindico lo cursi, y realmente en mis épocas cursis es cuando soy más feliz..¿a ti no te ocurre?. Bicos!!


Gracias, Dulce susurro de Cuchillas. Suena muy dulce(je) eso que dices. Besos



Se me hincha el plumaje, Silvia. Bicos

vera eikon dijo...

Me encanta esta interpretación, Sinuhe. Como bien dices esta escritura fue un divertimento, por lo que apenas hay una intención mayor que el propio goce. Sacarse de encima las presiones, esa autoimposición que a veces nos impide disfrutar(particularmente yo siempre disfruto al escribir, sólo en contadas ocasiones me obceco con alguna cosa...). Pero ahora me percato de lo acertada que es, puesto que precisamente el otro día pensaba que la expresión artística(aquí sí que hablo con cierto pudor...)tenía origen en su mayor medida en el trauma, en la accidentalidad de la vida. Y luego todo lo que dices casa a la perfección. Pudo ser así...¿Por qué no?. Besos, querido Sinuhe

vera eikon dijo...

Sí, Aka, aunque un poema también es una ficción, muchas veces es una ficción sostenida, con un poso de verdad al fondo. Quizás en cierto modo esta visión coincide con ciertos idealismos propios, a los que muchas veces quisiera aproximarme. Quisiera no tener miedo, y poder hacer crecer flores en las heridas. Y más que nada para que el miedo no me atenace nunca y me impida vivir. Pero a veces me pregunto qué ocurrirá cuando las cosas salgan mal de verdad. Si no me retraeré hacia mi caparazón como les ocurre a muchas personas...Uy...de pronto me he puesto un poco seria...Pero por ahora, como tú, abogo por el corazón. Besos, y que tengas linda semana...


Si un poema te hace latir el corazón de ese modo, querida, ya merece la pena escribilo(aparte de mi propio goce, claro). Bicos linda


Sí, tienes toda la razón, Isabel. Es en la carencia de pretensiones y en el juego, donde asomamos. Como el canto espontáneo de un pájaro que tiene origen en el placer de cantar, o en una pulsión natural, y no en ninguna pretensión elevada...(¿qué cosa más elevada puede haber que sucumbir a nuestra naturaleza y al goce???)Te beso y abrazo


Ay, querida, es que me da la impresión de que si te aviso es como si te estuviera obligando(no me mates por decir esto...). Pero bueno, a partir de ahora te pongo un mensajito...Gracias por esa frase final. Me infunde mucho calor...Bicos