Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 29 de junio de 2012

SUSTANCIA DE VIENTO




A Amanecer Nocturno porque este texto surgió de la siguiente entrada en su blog avecesnosolohaynegroenlosdiasciegos





Sabio el viento se elige ciego,
anteponiendo el ensueño del tacto
a la evidencia de la imagen
Ciego, confía su paso al lazarillo del corazón
e hincha con la sangre de cada capilar
la vela mayor
sin importar que tal gesto
irrigue destino a ninguna parte
Sabio el viento que orquesta el color del mundo en la caricia
a cuyo diapasón
enjarcia bajel de hojas doradas,
sombra vegetal de esas aves
que recogen con sus alas el telón azul del cielo
e inauguran la plúmbica escenografía del otoño
Dejo olvidadas mis pupilas
flotando en un vaso sobre la mesa de noche
y deletreo con los dedos la membrana
la rugosidad
la caída
de una de esas hojas que el viento vació del árbol
y que sustraigo amorosamente al aleteo de un libro de poemas
Taquigrafío lento
con la minuciosidad del que se sabe mapeando el alma de un pájaro
y, sustancia de viento,
poniendo en este tránsito de yemas
la piel del alma mía

11 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

Entonces le debemos ambos textos al viento cálido de una noche frente al río. Ahora debemos abandonar las pupilas y fundirnos con él.

Me ha encantado Vera, qué bien haberte inspirado! :D

Un besote!

Darío dijo...

Al final queda el tacto, sentido perfecto. Abrazo.

(* dijo...

Maravillosa esa ceguera del viento que, queriendo o sin querer, nos ciega los días y las letras. Es hermoso pensar en una vida o en escritura mucho más táctil.
Un abrazo.

Capitán Placenta dijo...

Joder, qué bueno! Deberíamos muchas veces estar ciegos para mirar, recrearnos, pararnos a reconocer lo que el zoom del ojo en su distancia da por supuesto, rozar suaves como el viento. Mmmm, me gusta.
Besos!

Horacio Beascochea dijo...

"Dejo olvidadas mis pupilas flotando en un vaso sobre la mesa de noche", muy bello.

Saludos

el maquinista ciego dijo...

...ciegos para rendirnos a la suave sorpresa del tacto no contaminado por apariencias engañosas...

Una maravilla esas aves que recogen con sus alas el telón azul del cielo, ése que cubre el fantástico teatro del día para adentrarnos en la función nocturna...

Feliz tarde y muy mejor noche de viernes, linda!
Muás!

Axis dijo...

Bellísimo...

(suspiros)

Bicazo!

Sarco Lange dijo...

Qué tranquilidad es leerte, la brisa, el silencio, todas esas aves.

Un beso.

Rayuela dijo...

tu alma es sustancia de viento.

abrazos, vera*

Sinuhe, el que es... dijo...

Hola, Vera!!

Esta semana estuve un poco esquivo ante los requerimientos de mi alma.
Recién hoy dejé expuesta su materia para que la moldearas con tu forma de hilvanar palabras y sensaciones. Me dejo mapear el alma a voluntad.

Tuyo soy...

David Mariné dijo...

leerte es un bálsamo para mis noche de marea.
gracias.
un beso.