Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 13 de julio de 2012

ALQUIMIAS





Ser gesto que apacigüe,
lavar la sal
que escuece en la lágrima,
sintetizar tristeza
en moléculas de agua,
llover un poema


13 comentarios:

Laura García del Castaño dijo...

cicatrizarse. bella síntesis. un abrazo Vera.

Darío dijo...

Ojalá fuese así, y la tristeza se fuese en torrentes de agua...Un abrazo.

Sarco Lange dijo...

Cuando llueve un poema se ahogan mis ángeles. Pero de alegría.

Un beso.

Axis dijo...

Quedarme bajo la lluvia, apaciguada, dócil, liviana...

besos mi querida ♥

esa de afuera de mí dijo...

hermosísimo.

besos, vera
lo repito: tu energía luminosa, me encanta!

lil

Carmela dijo...

Ese gesto que apacigüe......me parece tremendo.
Un beso

Elchiado dijo...

toda tu fuerza en sólo un átomo
para generar reacciones en cadena


delicioso

David Mariné dijo...

opino como Lil, es hermosísimo. "lavarte la sal que escuece en la lágrima". es para llorar¡¡¡no me jodas¡¡¡
un besazo.

Adriana Alba dijo...

Una belleza de espacio.

Llover un poema es cristalizar la palabra y dejar su transparencia a merced de los, ojos acuosos.

Cariños.

Ernesto Paria dijo...

La lluvia siempre limpia el espíritu

Aka dijo...

Llueve con frecuencia en tu casa, pero no solo tristeza, sino alegría y deseo. Sabes condensar los sentimientos en gotas de agua que precipitan en forma de poemas.
Un fuerte abrazo Vera

VeroniKa dijo...

he abierto tres blogs, y los tres hablan en lágrimas.


será que es hora de llorar? o de transformarlas?
alquimia del alma.

Horacio Beascochea dijo...

Si llueven poemas, todo parece más tolerable, aunque luego no quede nada y sólo seguir escribiendo.

Saludos