Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 24 de julio de 2012

VIDA-PALABRA / PALABRA-VIDA





VIDA-PALABRA

Ser esa perra
que lame sus heridas
a lengüetazos de poema
Administrar palabras
precisamente ahí
donde la vida hace sangre











PALABRA-VIDA
 
Se me apagó el grito,
densa oscuridad la palabra,
mi verso hollín y cenizas
voluta el llanto
Cuando no hallo yesca
en la garganta
ni es rescoldo mi carne
sólo queda salir a la vida,
que sol me albe

7 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Esto que he leído es como nacer al poema en medio de un día de brumas y de ángeles.

Bs.

Axis dijo...

Algo cercano a eso de vida/muerte/vida?

Esos legüetazos de poema...

Bicos mi querida ♥
Es tan conmovedor!

Sinuhe, el que es... dijo...

¿Se encuentra allí, justamente allí, donde la vida sangra... la encrucijada donde el poeta reconoce la esencia de la palabra?

Luego, sobre el borde filoso de un verso, la palabra será vida.

Aquí sigo, Vera... a la sombra del Kibbutz.

Saludos.-

Aka dijo...

Nacen las palabras de la vida y retornan a ella ofreciéndonos otra vida. Como si existiese una vida sin palabras y otra con palabras. En las heridas, por donde la vida intenta escapar es donde la tinta puede hacerse con ella con mayor intensidad, llegar hasta sus entrañas y lamer sus alegrías y penurias.

Dos preciosas caras de una misma moneda Vera, besos escritos

Amanecer Nocturno dijo...

La vida hace daño siempre, por eso la recordamos, sin embargo sólo hace sangre para olvidar, para que lo ocurrido quede entre ella y el tiempo, entre ella y la inmensidad.

Un beso, Vera!

Maruja dijo...

Un bello poema. Un feliz verano.

EMMAGUNST dijo...

Cuando estás conmigo
soy
como la piel de un poema
escrito al amanecer
con todas las esperanzas
y todos los sueños

C.T.F.

(para vos Vera)
ABRAZO