Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 9 de julio de 2012

Y SI...







Y si te amo
como ese persistente olor a incienso
al que acostumbro,
como al acompasado latir del corazón
que ya no oigo
Y si digo tu nombre
como península de mi boca
como un masturbarse ferozmente la lengua
Y si tengo que llevarme
la mano al sexo
para recordar que existe
un diafragma invisible respirando
entre tu piel y la mía
Y si te repaso
como esa lección que uno sabe
pero teme olvidar
para el examen de mañana
Y si te repito
como oración a un dios
al que soy atea
Y si ya no creo
en los santos del amor
ni en el martirologio de los cuerpos,
por qué estás ahí
cuando sucede el mar,
por qué identifico
en la voz del silencio tu armonía,
por qué se abre la rosa
en los aledaños del espíritu
y su rocío auspicia
temblor
poema

9 comentarios:

Sinuhe, el que es... dijo...

Una incertidumbre que los descreidos tratamos de definir: esperanza o ilusión.

Y si digo su nombre?
Y si vuelvo a creer?

A veces resulta bien. A veces...

vera eikon dijo...

Una fe tan siempre en el límite. Y cuanto más soñador, más en el límite....Querido Sinuhe, gracias por estar. Un abrazo!!

Axis dijo...

Creyendo todo el tiempo que existe aunque no esté, aunque una y otra vez tenga que renovar esa fe...

.....

"Y si digo tu nombre
como península de mi boca
como un masturbarse ferozmente
la lengua..."

Nena!!!

Sarco Lange dijo...

Vienes y dices...Y si te repito
como oración a un dios
al que soy atea.... y entonces, cuando leo versos así no me queda más opción que sacar todos los conejos de mis pupilas y obligarlos a ser tus serafines.

Darío dijo...

Al fin y al cabo es una fe, que se profesa sin la sombra de un dios o el látigo, a no ser, nuestros propios fantasmas...Un abrazo.

Gilberto Cervantes dijo...

En tus versos valientes dejas correr el deseo eterno de la mujer que ama a como de lugar. Un encanto de poema!

Besos y se feliz!

María dijo...

Emoción pura tu poema.
Un abrazo

El sueño de Gilgamesh dijo...

Sublime. Indudable la influencia de Cortázar. Te felicito, especialmente por esto:
"Y si digo tu nombre
como península de mi boca
como un masturbarse ferozmente la lengua"


Saludos

Federico L.M. de Luque dijo...

Querida Vera


Seductor es tu blog y tu camino,
que hoy gracias a ti he descubierto,
una prueba mas que es el destino,
que marca las palabras y por eso
he caído al ver tus obras, seducido,
en lo más profundo del silencio,
en lo mas delicioso del delirio...!

Recibe muchacha un dulce beso!

Federico