Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 28 de agosto de 2012

CANTO AL HERMANO PERDIDO





Continuamos revisitando entradas antiguas...


A Miguel






Murió en mi lecho
y como alguien dijo después
aquel día lloraron hasta las piedras

Yo le había prestado mi lecho de hermana
para que no tuviera frío
para que no durmiera solo
para que leyera libros las noches en blanco
Mientras, el agua estriaba las paredes
y la parca acechando desde la ventana
rubricaba su sentencia en el vaho

Tras el ataúd
escrito en la clausura de sus párpados
pude leer
que eternamente tuvo frío
que finalmente murió solo
que habían rasgado el libro de la noche

Hicimos astillas de la cama
prendimos con ellas una hoguera
y avivamos el fuego al oxígeno del llanto
Al amanecer
barrimos las cenizas con la escoba
y oramos un viento que se las llevara
lejos
a algún lugar sin espinas sin miedos
Hay días en los que vuelve a soplar
saturado de humo

14 comentarios:

(* dijo...

Conmocionada, Vera, mucho.
Hoy vengo para acurrucarme en una pata de esa cama y hacerme toda de silencio.
Un gran abrazo.

Vera Eikon dijo...

La verdad, Alba, que este poema tiene un significado muy íntimo y agridulce. Ha pasado mucho tiempo, y finalmente llegamos al grado de aceptación imprescindible para continuar...Aun así, la vida es a veces...Me acojo en tu abrazo..

Darío dijo...

Me encantó este poema en su día, y me sigue gustando ese místico final.
Un abrazo.

Vera Eikon dijo...

Recuerdo..Abrazo, Darío

Andrea dijo...

Algún lugar sin espinas... calma el alma. Abrazo Vera!

Carmela dijo...

Cuanta ternura encierra este poema. Sin duda salido del alma, de muy dentro.
Un beso, Vera

Julio Benavente Caballero dijo...

Estoy aquí, pero me dejaste sin palabras.
Un abrazo.

Garriga dijo...

sólo me viene a la memoria la cancion del flaco spinetta

"no queda más que viento, no queda más que viento"

adios

Axis dijo...

Ay nena!!!

Te mando de todo!
Te quiero.

Sarco Lange dijo...

Esto: "barrimos las cenizas con la escoba", me produjo una pena inmensa, no angustia, pena, una pena indescriptible.

bixen dijo...

Aire, TIerra, Agua y Fuego son los cuatro elementos básicos. Cuatro vientos, cuatro puntos cardinales, cuatro estados físicos de la materia y cuatro fuerzas de energía.
Todo está escrito en los cielos y aunque no sepamos leer, siempre nos adoptará una estrella.

ana dijo...

Estremecedor poema, tus palabras se filtran hasta los adentros, hasta donde está mi hermano muriendo solo y con frío.
Un enorme aperta

Noelia Palma dijo...

ay Vera!

HUMO dijo...

Que bueno encontrarte Vera!