Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 20 de agosto de 2012

PENSAMIENTOS RIDÍCULOS

Gabriel Ferrier



No sé si es por el calor estival, pero en estos últimos tiempos las musas no me asisten, por lo que de vez en cuando revisito entradas antiguas del blog. Esta que traigo aquí fue el primer poema que publiqué, con algunos retoques...




¿Existe algo más indefenso que un cadáver?

A veces imagino ridículas formas de morir
por ejemplo
doy un traspiés en la ducha
mi cuerpo cae
inerme
al peso de mi carne de piedra
Los senos se descuelgan
cada uno hacia su costado
y los pliegues de mi vientre
imitan al bandoneón de Piazzola

Otras sueño que muero de muerte violenta
una explosión
y mis miembros esparcidos al aliento de la noche
Alguien los recoge
enumera
e introduce en una bolsa negra
no sin que antes un reportero los filme con su cámara
y tras una relación escabrosa y enfatizada
del accidente que me segó la vida
las imágenes de  mi tallo mutilado
ornarán los edenes de la posteridad

En la muerte
¿quién nos defenderá de la televisión?

23 comentarios:

Andrea dijo...

jajaj genial! Lo bueno de publicar cosas más antiguas es que uno cuando visita un blog, lee siempre la última entrada. Esta la descubrí. Abrazo!

EMMAGUNST dijo...

Esto me hace pensar en que debo depilarme. Si la TV va a mostrar mi cuerpo, al menos que se vea digno de una fémina...

(también pienso en esas cuestiones, prefiero que sea en una explosión, así como de golpe!)

Vera Eikon dijo...

Pues sí, Andrea, yo también soy de aquellas que va a por lo último, y ahora pienso en todo aquello que puedo estar perdiéndome de la gente que me gusta leer...Me sorprende mucho cuando encuentro algún comentario de alguien en una entrada anterior, y te juro que también me sorprende leer lo que escribía hace poco más de un año. Algunas cosas ni las recordaba...Un abrazo

Vera Eikon dijo...

Ay! Si a mí me pillan las cámaras hoy, ni te cuento querida...Ya mismo pido vez para hacerme la cera!!
(Y bueno, si ha de ser, que sea rápidito...)
Besos, miles!

(* dijo...

Voy a dejar a un lado la muerte, para decirte que, por favorrrrrr, Vera, el vientre imitando al bandoneón de Piazzolla es la cosa más hermosa que he leído en mucho tiempo. ¡Muchas gracias!

(* dijo...

Me ha venido a la cabeza otro bandoneón, y te lo traigo: http://www.youtube.com/watch?v=27evdcj5wmc

Vera Eikon dijo...

Oh, gracias Alba..Me encanta que te guste esa imagen(y ahora, al decirlo tú, hasta a mí me parece más bonita). Quizás cuando acariciamos el vientre de alguien, la música de esa caricia suene a bandoneones, y tal vez por eso mismo sea su sonido tan envolvente(cuando algo te envuelve realmente sucede alrededor tuya pero a la vez dentro..)No sé, me parece que hay música que recoge toda la piel...Y bueno, no sigo, que ya sabes que me embalo!! Por cierto, el video lo veré en casa en cuanto me sea posible, que aquí no puedo...snif...Bicos, a esgalla!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

De la televisión no nos defiende ni la muerte... Que se lo pregunten a los famosos bajo tierra...

Saludos y un abrazo.

c c Rider dijo...

es cierto, para una pregunta así cabe una observación, si llevar una vida ridícula llevaría sincopado llevar una muerte ridícula, indefensa, es lo que ha pasado con las civilizaciones, a caballo y luego a dos patas. El calor me lleva hasta las costas más altas, también estoy perezoso para escribir, no me acordaba de este texto y ha estado bien releerlo. bicos fermosa

Axis dijo...

Durante bastante tiempo tuve una visión en la que recreaba una y otra vez, era la imagen de un revolver en mi sien, el disparo, y un sonido seco. Era esa secuencia, solamente esa secuencia que se repetía...
En cuanto a la tele siempre me pregunté qué imagen fotográfica les darían mis familiares a la prensa, tal vez la foto que ellos le dieran no sería una en la que me sintiera favorecida!

Estoy bien Vera! jajaj
Sólo de feriado y siguiendo el ritmo de un poema.. no te asustes... jajaj

Bicazos guapa!!!

Carmela dijo...

Es verano Vera, y un calor de muerte. Dificilmente las musas están a mano de nadie y es bueno darse un reposo y ver lo escrito hace tiempo, creo que es algo muy positivo. Y es cierto, como dices, hay cosas que ni nos acordábamos o no las recordábamos bien.
La verdad es que no he imaginado ningún tipo de muerte como el que dices en tu poema, es más no me gusta pensar en ello, si pienso, que sea rápido y sin dolor. Lo que si pienso, llegado el caso, es en mis seres queridos y me pongo tan triste que rápidamente cambio de pensamiento.
Eres tremenda, tienes arte hasta para pensar en tu muerte.
Un beso

Vera Eikon dijo...

Es terrible, La Sonrisa de Hiperión, pero estoy totalmente de acuerdo contigo. Un abrazo!

Vera Eikon dijo...

No sé, Dani...creo que una vez en el instituto un profesor comentó una anécdota acerca de un político que siempre había sido muy honorable, pero que había muerto en unas circunstancias bochornosas, y al final éstas habían eclipsado toda la honorabilidad de su vida. Y ahora, me has hecho pensar en David Carradine...(¿quién se acuerda ya del pequeño saltamontes...?)Supongo que una vez muertos poco importa todo esto. Aunque el poema está construído desde la perspectiva del que está vivo y todavía conserva el sentido del ridículo...Bicos, irmanciño!!

Vera Eikon dijo...

No me preocupo, querida, me conoces y sabemos que ambas somos dellevar las fantasías hasta el último extremo(tanto para lo bueno como para lo malo). En una curiosa asociación te comento que yo ha veces he fantaseado con la idea de que si yo he vivido otras vidas, seguramente en alguna de ellas debí morir ejecutada, porque vivo este tipo de escenas cuando las veo en la televisión o las leo en un libro, con una especial sensibilidad(o al menos a mí me lo parece)...Y bueno, ya sé que andas de feriado( te tengo controlada, nena...) Disfruta lo que te queda!! Bicos!

Vera Eikon dijo...

Pues sí, Carmela, este calor me achaparra, pero me temo que ahí ha de ser bastante peor...Es tan extraño esto de asomarse a las entradas antiguas del blog, y quizás sólo desde cierta distancia una pueda hacerse una idea en cierto modo objetiva de lo que escribió. Determinar las virtudes, y sobre todo las carencias. Creo que lo de imaginar ciertas cosas no lo hago a propósito, pero a veces mi imaginación es más rápida que mi conciencia. Ante cualquier estímulo sale disparada, hubo un tiempo en el que le puse riendas, pero ahora la dejo ir. Quizás en estos últimos días el calor la mantiene a raya...Gracias por tus palabras.Biquiños!!

Julio Benavente Caballero dijo...

Este calor asusta a las musas, pero los que hace poco que te visitamos, agradecemos que saques maravillas del baúl.
Besos

Darío dijo...

Usted si que sueña, mi querida...

Sarco Lange dijo...

¿Existe algo más indefenso que un cadáver?... Creo que es lo más ofensivo que hay.

No imaginemos nuestra muerte, nos depara una sorpresa. Ahí está, ¿la ves?, es una perra.

Bs.

bixen dijo...

Hace años, se puso de moda pegar unas flores horrorosas y rasposas en la bañera. Ahora ya no sé ni si se venden, pero estoy seguro de que salvaron muchas vidas. Whitney Houston seguramente hubiese sobrevivido con ellas!
Si piensas o sueñas que la consecuencia es más preocupante que un hecho atroz en sí, padeces de ansiedad. Entonces la mente tiende a atacar o rendirse, en vez de resolver el problema.

Garriga dijo...

siempre explosiones, siempre deflagraciones, siempre esquirlas.

El hombre de Alabama dijo...

Mierda, o sea que, incluso muertos, contamos como audiencia. Mierda, mierda.

Leo Mercado dijo...

Hay una convulsión que plantea miles de aristas.
Yo me quedo con la imagen (y la música que sugiere) el bandoneón.
Besos.

David Mariné dijo...

es bueno que olvides lo que escribes, ya se encargará la tv de recordarlo y encima te robará los derechos de autor.
bicos.