Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 12 de septiembre de 2012

PLAYAS




Imágenes cedidas por Carmela su blog  Mi fular donde podréis hallar otras tan hermosas com estas. Gracias!!





Bule ondiña bule
á túa cita ca escuma
estoupa no éxtase
antes de retomar
pel de mar



Versión en español
 
Corre pequeña ola corre
a tu cita con la espuma
eclosiona en éxtasis
antes de retomar
piel de mar











Inclinabas la cabeza sobre un libro
en el asiento contiguo del tren
Se columpiaba el día
en ese mechón de cabello
que escapaba a tu peinado
viajando libre por la nuca desnuda
Mi amor quedó varado
sobre la playa vedada de tu espalda
y ya nunca pudo regresar al mar
Esta noche
mientras te desvistes
cuida que mi amor no acabe en el cesto
de la ropa sucia
enredado a tu blusa o a tu sostén
Déjalo expirar sobre piel adormecida
permítele enterrarse
en la cálida duna que es tu cuerpo
Prometo que no quedará sobre tu arena
ni el triste epitafio de sus pisadas







Se me voló un beso
que fue a posarse sobre tus labios
Mariposa hizo su hogar
de la flor
 

26 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Carmela y Vera juntas: una explosión de frescor y buen hacer.
Os abrazo a las dos, par de fenómenos.

fiorella dijo...

Que belleza de conjunción...me encantó!!.Un beso a ambas.

Leo Mercado dijo...

La sutileza absoluta, sos, Vera.

Vera Eikon dijo...

La verdad es, Isabel, que las fotos de Carmela siempre refrescan y te dejan un apetitoso sabor a mar en la nariz. El suyo es un lugar donde serenar los ojos...Un abrazo bien grande!

Vera Eikon dijo...

Me alegro, Fiorella. Besos!

Vera Eikon dijo...

Ayer justamente leí esto que pone en el margen de tu blog: "En algún momento hay que admitir que se viene de la cantidad de la palabra y se va hacia la calidad y exactitud de la palabra."

Luisa Futoransky

Estoy de acuerdo completamente, Leo. Vengo sintiendo desde hace un tiempo que eso sería lo deseable. Y lo sutil me suena a modo elegante de restar...Mil gracias

Darío dijo...

Alta delicadeza. Beso.

Vera Eikon dijo...

Gracias, querido. Beso.

Carmela dijo...

Gracias de nuevo a ti Vera por poner las fotos junto a tanta hermosura y delicadeza. Eres pura poesía.
Un abrazo

(* dijo...

Así en silencio, me la escucho decir por dentro, tu poesía en gallego, para no entorpecerlos con mi voz que no sabe. Pero la escucho por dentro, tu poesía, tu "ondiña" (qué risueña, qué pequeñita, qué tierna esta palabra, qué cristalina...) y suena a cosas que queremos oír, mi oído no rechaza la lengua que no conoce, sino que, sediento, pide todavía más. Recuerdo eso que me dijiste una vez, las más de setenta formas de designar la lluvia y me sigue fascinando y algo así podría ocurrir también con el mar, con todas las aguas y, también, por qué no, con todos los besos.
Un abrazo, Vera, fresco, fresco.

Leo Mercado dijo...

Y se nota, Vera, creeme que se nota.
Y si esa es la búsqueda, pues....

Gilberto Cervantes dijo...

Cuanta hermosura en unos versos!!

Te dejo un beso Vera y se feliz!

Elchiado dijo...

joder (perdón!), hacía que no pasaba... deliciosa poesía, delicada sensibilidad, poderosa imagen recreada. y sí, me quedo con tu gallego original, suena más a mar que el castellano. un abrazo

Sarco Lange dijo...

Me da pánico el mar, guarda demasiados cadáveres adentro.

Pero sí me gustan tus poemas.

Bs.

David Mariné dijo...

he visitado el blog de carmela - realmente precioso- tenía miedo que me sucediera lo mismo que con Emma por eso he ido antes a verlo. el primer poema me parece una preciosidad, el segundo es una obra maestra Vera:
Esta noche
mientras te desvistes
cuida que mi amor no acabe en el cesto
de la ropa sucia.
besos

Sinuhe, el que es... dijo...

En algún lugar existe otra playa; una en la cual que se reúnen los poetas que descubrieron la palabra exacta. Hacia allí navega nuestra Vera… escribiendo con tanta delicadeza.

Besos, de un humilde lector.

PD: Es posible que en esa playa se encuentre con Carmela, quien no dejará pasar la oportunidad de retratarla de cara al mar...

Vera Eikon dijo...

Un placer, Carmela. A mí me encanta el modo en que nos devuelves el mar, tantas y tantas formas que captan tus ojos...Besos mil!!

Vera Eikon dijo...

El gallego, Alba, me parece que es una lengua hecha de mar y del rumor de los árboles, porque es entre ambas cosas que nos debatimos los que vivimos en esta tierra, y me gusta pensar que de ahí proviene su musicalidad. No en vano nuestro himno se titula "Os pinos", y comienza "Que din os rumorosos na costa verdescente.." Os rumorosos son los pinos y la costa verdescente es evidentemente toda esa porción de tierra gallega bañada por el mar(en el norte es donde vienen a besarse el frío cantábrico y el impetuoso atlántico). Aparte de su evidente parentesco con el portugués, creo que el carácter del gallego se determinó por el hecho de que fue durante mucho tiempo una lengua prohibida, lejos de los academicismos y las normativas el gallego se sustentó en el hogar y el amor a la familia. Por eso a veces me parece una lengua más cercana a la piel, y más cercana a los matices(por eso esas 70 formas de nombrar la lluvia según sus características, o por ejemplo en gallego algo que huele mal "cheira" y sin embargo si el olor es embriagador "arrecende"). Bicos salgados, en marusía, e cheíños de escuma

Vera Eikon dijo...

Gracias Leo. Biquiños...

Vera Eikon dijo...

Hermosos deseos, Gilberto. Que pases una linda semana. Besos!!

Vera Eikon dijo...

Creo que sí, El chiado, el gallego huele y sabe a mar. Se te extrañaba... Bicos

Vera Eikon dijo...

El mar impresiona, intimida e infunde un gran respeto, Sarco. Pero es a la vez un lugar donde ovillar la mirada y ensoñarse. Desde el trabajo veo el mar, hoy es una enorme franja gris, con la piel de gallina, que transcurre plácidamente. Día a día voy constatando y enumerando los matices con la conciencia de que estoy ante el mismo mar y la maravilla de que a la vez es distinto....Que por cierto, al mirar hacia otra esquina, el gris se ha convertido en un azul intenso, lo que me hace pensar que el mar es a su vez una inmensa metáfora de vida. Besos marinos(pero que no susticen temor...)

Vera Eikon dijo...

Oh, gracias David. El segundo la verdad que fue un inmenso placer escribirlo. Tengo pasión por los trenes y los desconocidos/idas y siempre he pensado que la nuca es una zona de la anatomía injustamente subestimada(cuantas veces no me habré enamorado yo de una nuca, de ese porción de piel en el que termina el cabello..). Y sí, el blog de Carmela es una delicia, un oasis azul. Bicos!!

Vera Eikon dijo...

Querido Sinuhe, quién sabe hacia donde nos dirigimos(pero me gusta oírtelo decir), aunque quizás todo se vuelve más sencillo cuando uno tieen una idea de hacia dónde quiere ir. Y en escritura son tantos los caminos y tantas las tentaciones. Y una que tiene cierta tendencia a la verborragia y al estruendo, pero que a la vez siente que todo está dicho con un agitarse de hojas en un árbol, y de repente se da cuenta de que es eso lo que la conmueva, que esa es su justa medida...Y sí, las fotos de Carmela son de esa delicadeza capaz de recoger toda la luz. Un beso..

Axis dijo...

Qué par!!! Divinas las dos!!!
Ambas recibiendo y devolviendo belleza, calidez, brisa, inmensidad...

Bicazos chicas! y bravo!!!

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Esa sutileza del lenguaje... llena mis alas de alegría