Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 14 de septiembre de 2012

TRES POEMAS RESCATADOS

 
Fotografías de Marcela Bolivar



DESAMOR I

Restañar sangre de la herida
preguntarse si la piel cicatrizada
conserva la capacidad de amar
¿Cuál será el potencial
del corazón mutilado?








DESAMOR II


¿Es posible pensar el olvido
delimitar la ausencia
articular lo callado?
¿Dónde se sitúa la nervadura del dolor?
¿Dónde la garganta del silencio?









SOLILOQUIO DE LA QUE ESCRIBE



ser hebra de viento
e hilvanar polifonías
al pentagrama del árbol

ser agua
y sangrar la piedra
hasta dar con la vena
que belleza late

ser nube
y llover mi corazón
sobre la flor seca de tu infancia                               

ser ese gesto natura
respiración en el diafragma de la tierra



14 comentarios:

Darío dijo...

Sólo la que escribe sabe cómo se hace para llegar a ser y no morir en el intento...
Un abrazo.

Vera Eikon dijo...

Y si morimos, morir siendo..(y amando, pues el amor es sin duda la forma más bella de ser ¿no?). Beso, amigo

Blue dijo...

Eso últimos versos...
A veces los poemas terminan en el lugar en el que deberían empezar de nuevo.
Besos, Vera.

Vera Eikon dijo...

Sin duda, Blue, ese final es en realidad el principio...Bicos, y buen finde!!

Axis dijo...

Los desamores, la valentía y el dolor al olvido. Hay sitios dentro de uno que todavía no hemos conocido y alguna que otra vez percibimos.
Y que seas todos y cada uno de aquellos puentes de tu soliloquio me hace sentir tan tranquila, tan segura.

Bicos amiga mía ♥

Gilberto Cervantes dijo...

La realidad del amor es tan misteriosa como el mismo sentimiento. Algunos dicen que moririan de desamor, yo sin embargo pienso que seria un privilegio morir amando.

Te dejo un beso vera y se feliz!

Juan Antonio dijo...

Increíble, querida. Cada cosa que te leo me gusta más que la anterior. Sabes que tus aceros matan y, lo que es peor, enamoran. No lo niegues.

Leo Mercado dijo...

Ando medio sensible y no quiero, pero llego aquí y no puedo sino entregarme...

Sarco Lange dijo...

Gracias al cielo pudiste rescatarlos, desamor y amor y poetisa, gracias al cielo pudiste rescatarlos, no sé si al cielo, pero yo lo agradezco.

Un beso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me gustan las preguntas en verso. Bueno, me gustan las preguntas, se hagan como se hagan. Me abren más perspectivas que las respuestas.
Magníficos los tres poemas (ay, "llover mi corazón sobre la flor seca de tu infancia"..., y más).
Poesía grácil, delicada, exquisita.

David Mariné dijo...

escribir esto: ser nube
y llover mi corazón
sobre la flor seca de tu infancia. está al alcance de muy pocos Vera. el primer desamor me ha encantado. un fuerte abrazo.

Lila Biscia dijo...

los desamores...
ay vera...
los desamores duelen hasta pensar en olvidarlos...

beso gigante

L.

(* dijo...

¿Cuál será el potencial/ del corazón mutilado? Me quedo con esos versos. Y me quedo con una respuesta, tal vez ciega, no lo sé, que apuesta por la confianza incluso, o más, cuando ha habido heridas, rugosa cicatriz.
Un abrazo, linda.

Amanecer Nocturno dijo...

Un corazón mutilado es invencible, estoy segura.

Creo que ya he vuelto, Vera, creo...


Un beso enorme!