Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 9 de octubre de 2012

DISCORDANCIAS








Si yo me excuso en el sol
él argumenta una nube
Si me encierro en el silencio
su irreverente risa me excarcela
Si padezco el síndrome de la hoja en blanco
amontona en la pared frente a mí
sombras chinescas
Si en la duda me reniego
él rubrica su deseo con mi nombre
Si jubilo mis sueños
viene y contrata becarias ilusiones
Si se amotinan mis caricias
las desalojan sus ejércitos de besos

Y así vamos aprendiendo
que el amor no estriba
en un darse continuamente la razón
sino en cierta capacidad
de tornar en armonía
discordancia

21 comentarios:

María Sotomayor dijo...

Deberíamos aprender,
discordancia somos.

M.

c c Rider dijo...

tornar en armonía
discordancia

y al tornar, figurar

saludos veritas

Vera Eikon dijo...

Y esa discordancia nos enriquece María...

Vera Eikon dijo...

Pues sí hermano...Biquiños!

Sarco Lange dijo...

Amar es respirar la suciedad del ser amado.
Hasta que los pulmones digan te quiero.
Y el odio sea para el segundo tiempo en este partido cruel que es la armonía.

Besos.

Vera Eikon dijo...

"respirar la suciedad del ser amado"...eso me encantó, Sarco. Besos

Leo Mercado dijo...

Hay una serie viejísima de poemas (del año 2003) que escribí en un momento muy particular de mi vida. De entre los cuales aparece el que transcribo:

***

el aceite
necesita del agua
para ser
***

Besos, Vera.

Vera Eikon dijo...

Pues sí, Leo. Hemos de mantener la identidad y a la vez nos necesitamos...Bicos!

María dijo...

"Y así vamos aprendiendo
que el amor no estriba
en un darse continuamente la razón
sino en cierta capacidad
de tornar en armonía
discordancia"

Esa es la clave...
Besos

Juan Antonio dijo...

Vera, te haces clásica. Esas disonancias resueltas en armonía implican madurez y generosidad. Creo.

Bicos a moreas.

P.S. No te importa que tome prestada la imagen para mi tumblr? Graaaacias.

David Mariné dijo...

el amor es lo unico que nos salva de la vida, da igual como nos venga, sea discorde o no lo sea.
bicos Vera

Noelia Palma dijo...

o así debería ser, cierto?
hacer más liviana la vida, por decirlo de alguna forma.

che Vera, tus últimos textos, te lo dije, están tan delicados, que me fascinan...

besotes

bixen dijo...

Perfecto ejemplo de armonía: discordante y discorde con harmonía.

Carmela dijo...

Qué hermosa manera de decirlo Vera. Y que cierto, un amor basado en un si contínuo tiene poco tiempo de vida, en cuanto llegan las primeras nubes, no hay quien se reguarde de la lluvia.....
Un beso

Capitán Placenta dijo...

Qué manera tan maravillosa de decirlo...
De fondo se me aparecía un estudio vacío, con una cama deshecha y una mesa de cartón. Lleno de otros detalles.
Besos

Garriga dijo...

es una linda reflexion sobre el amor. si. no estoy de acuerdo en eso de jubilar los sueños. Creo que ellos nos jubilan a nosotros, primer síntoma de muerte

Isabel Martínez Barquero dijo...

Así es.
¡Delicioso!

Axis dijo...

El otro mostrándonos un envés que tal vez ni nos imaginamos y puede ser tan simple!!!

Y tu poema es tan precioso!!!
Besos mi nena!

Tal vez nos crucemos unos minutos???

silvia zappia dijo...

qué suavidad en tus versos! la discordancia me acaricia!


besitos, vera*

(* dijo...

En clase esta tarde hemos estado hablando de algo así, Vera, de discordancias, de cómo acostumbrar nuestro oído a ellas, de cómo comprenderlas, de cómo conformar a partir de ellas esa nueva otra armonía, y estando en ello yo o he recordado tu poema, porque ya lo había leído, solo que silenciosamente, que es como ando últimamente, algo silenciosa y, bueno, que lo he recordado y he sonreído y he tenido ganas de decir que eso yo ya lo sabía, que me lo habías dicho tú, que no era tan arduo como las partituras nos hacen creer, que era más hermoso y que tenían que leerte para saberlo, si es que música y amor son una misma cosa, que, a estas alturas, empiezo a creer que sí.
Un abrazo grande, querida.

Darío dijo...

Puede ser, quién sabe, pero no sé por qué siento que todo lo que crispa y tensa exacerba al amor...
Un abrazo.