Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 28 de diciembre de 2012

PREMONICIÓN






Sé que vendrás
una histeria en el aire
te precede
y yo te anticipo
como el animal que en la atmósfera
olisquea la próxima lluvia


16 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

El terremoto!

Darío dijo...

Las hormigas se vuelven locas...

Carmela dijo...

Si es deseado que sea bien llegado.
Besos, vera

Vera Eikon dijo...

Sí, sí, Esther, todas esas perturbaciones que nos vuelven permeables...Abrazo, grande querida

Vera Eikon dijo...

Y por ahí comienza, por las hormigas, Darío....

Vera Eikon dijo...

Totalmente, Carmela. Una presencia que de tal modo nos conmueve(y lo conmueve todo a nuestro alrededor) ha de ser deseada. Besos, preciosa!

EMMAGUNST dijo...

... a veces se ven arañas, y eso siempre quiere decir algo, como lluvia y una buena tormenta. Pero suelo ser más predispuesta a prestarle atención al fluir de las mariposas, ellas traen buenas noticias...

me encantó este poema amiga Vera!

Vera Eikon dijo...

Y como poco nos traen belleza, querida Emma...Gracias! Besos mil!

María Sotomayor dijo...

Vera!!! esto es inmenso...

Te abrazo :)

David Mariné dijo...

que venga con la furia del rayo y la tormenta, pero que venga.
bicos Vera.

bixen dijo...

Chanel jazmines
Armani mandarinas
Inevitable

Juan Antonio dijo...

Una conmoción agita in crescendo la naturaleza desde sus más oscuros pilares. Qué bonito y qué cierto.

Leo Mercado dijo...

Aquí entonces, es sólo cuestión de tiempo.
Besos desde mis vacaciones de verano (JA!), lejos de mi ciudad.

S. dijo...

Si lo anticipas entonces el pánico se viste de pordiosero.

Un gusto, de verdad un gusto...

(* dijo...

Este poema ha despertado todos los remolinos de viento que a veces siento corretear en torno a mi columna vertebral. Eres una gran escuchadora, Vera.
Un besazo, linda, y muy feliz año.

Javier dijo...

Bonito símil.