Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 22 de enero de 2013

DOS POEMAS BREVES



 A Leo Mercado, porque en cierto modo esto no es más que mi respuesta a dos de sus comentarios...






PIEL 

No tomé conciencia del pájaro
hasta que lo escribí
y sobre el cielo de papel
abrió sus alas






MIOPÍAS

Un poema escrito con oblicuas,

así una figura en la distancia
avanza ante los ojos del miope,
y en ese borrón 
su corazón identifica
el porte amado.

19 comentarios:

María Sotomayor dijo...

Eres tan dulce Vera...

"hasta que lo escribí
y sobre el cielo de papel
abrió sus alas"

M.

Vera Eikon dijo...

Me sonreí al leerte, María....(creo que voy a acabar por creerme eso de dulce...)Besos!!

Noelia Palma dijo...

Vera!!!

Cuando venga a leer Leonardo... ay

Vera Eikon dijo...

jajaja, Noe....últimamente te veo muy bien...Biquiños, rula

silvia zappia dijo...

hermosas bevedades!!!!*

Darío dijo...

El poder del corazón...el poder...abrazo.

esa de afuera de mí dijo...

ay vera! sos tan delicada que pasar por acá da un placer y una calma hermosa.

besos!

EMMAGUNST dijo...

Así que Leo aún no pasó...le vamos a dar unos minutos más...entre el poema de Vera y los comentarios de Leo, tengo mi cuota de deleite diario.

abrazos a los dos.

(sépanlo, son necesarios)

Betina Z dijo...

Muy hermosos lo dos.
Y cómo me gusta:
" y en ese borrón
su corazón identifica
el porte amado."

"Bicos", linda Vera.

David Mariné dijo...

hay momentos que estremeces, Vera, el inmenso centelleo de mi noche.
fuerte abrazo y bicos

hécuba dijo...

Me encanta el primero, Vera, pero mucho muchísimo. Me parece intenso, sugerente y a la vez muy gráfico, no sé explicarlo. Besito.

J.Gomis López dijo...

Dos preciosos poemas; breves pero intensos, visuales y sugerentes. Me han transmitido mucha ternura, y mi corazón (o ese algo inexplicable) ha sonreído dulcemente.
Besos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Creo que el pájaro eres tú, Vera. Yo asocio tu poesía con el vuelo de un pájaro o con los leves pasos o saltitos que da. Tal vez ocurra porque recurres al pájaro con asiduidad, tal vez. Lo cierto es que te asocio con él, y me gusta tu vuelo, como me gusta esa piel que en el papel abra sus alas y se eleva.
Un beso.

c c Rider dijo...

tal vez la conciencia no sea lo importante, ni lo importunable, tal vez mirar con el corazón en vez del ojo/práctico, delimite con mayor nitidez “el porte” , el perfil de la orilla, la confección de un aire sedoso, los sotillos, las crestas de una montaña, la boca de un saxo… tal vez sea el corazón quién nos identifica a nosotros en todos esos objetos y seres amados, Betsy acaba de protestar para venir oler la suela de mis zapatos. Sí, hay cosas que nos pasan desapercibidas y sólo vemos cuando sentimos.

Abrazos verita.

María dijo...

A mi me dan ganas de seguir volando.
Tu poesía es agua transparente.
Leeré tus poemas antiguos. Espero que regreses pronto.
Abrazos

Sinuhe, el que es... dijo...

http://sinuheeqes.blogspot.com.ar/2012/05/asi-que-para-cuando-esos-blues.html

Leo Mercado dijo...

Sin lugar a dudas, PIEL es una clara premonición. El post que lo procede lo confirma.
MIOPÍAS sin embargo, esperanza al poema (al poema en sentido genérico) aunque de cualquier manera se desvanezca en esa huida, convertido ya en pájaro de amplio vuelo.

PD: He intentado comentar este texto en varias oportunidades, pero cargaba con el peso de haber visto, antes, el último (post). Gracias por los versos. Espero leerte nuevamente pronto.

Giovanni-Collazos dijo...

Vuelve, Vera.

Mariela Laudecina dijo...

Miopias me encantó.
abrazo.