Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


jueves, 17 de enero de 2013

EXPROPIACIÓN






Nunca nadie fue dueño
del corazón de otro.

Si  aquél
en la jaula del propio pecho
despereza y cesa su latido
de forma autónoma,
¿cómo habría de cantar a nuestra voluntad
el pájaro en jaula ajena?
Darle cuerda al modo del sol
abriéndose paso entre las nubes
-colmando de luz la roja voz-
será todo la dicha
-y eso, unos pocos afortunados-

Es uno mismo
el que al corazón pertenece.
La llave de la jaula
se le voló de entre las manos.

28 comentarios:

Aka dijo...

El corazón del otro más que pájaro es sol, el amador un ave que le canta y disfruta de su compañía. Un ave que en ocasiones se introduce voluntariamente en una jaula para disfrutar de los rayos del mismo, sin caer en la cuenta que todo oscila y rota, que la libertad es la base del amor.
Espero que el sol se abra paso entre las nubes por allí abajo. Los besos del otro día llegaron en forma de nieve... ¡mucha nieve! Un abrazo ansioso de sol Vera

Vera Eikon dijo...

La libertad en el amor creo que es una de las lecciones más difíciles, sobre todo porque cuando se trata de la del otro siempre surgen miedos. Quizás nos haga falta toda una vida(o varias...).
Me alegra que cuajaran, Aka. Aquí hoy lluevequetellueve, todo el día. Así que yo también te abrazo ansiosa de sol...

esa de afuera de mí dijo...

acá el verano, el calor, y el sol que sale y se esconde todo el tiempo...
y cómo se hace, vera? no se.
es para mí un misterio. los pájaros revolotean solo allá a lo lejos y no logro siquiera escucharlos píar ultimamente.

besos y abrazos.

Vera Eikon dijo...

Ay, Lila,no sé, supongo que cada uno tiene su aprendizaje, aunque a veces es difícil tomárselo como tal y la desesperación nos hace mella...Ahora quisiera poder escribirte algo que llevara hacia ti el piar de los pájaros...Un abrazo que te proteja del sol(y a la vez de ese frío que nos invade a veces por dentro..)

Noctiluca dijo...

el corazón será nuestro, pero sabe latir en muchas claves de latidos. y es irregular porque sabe adaptarse a cualquier jaula que se le presente, aunque eso implique el deterioro de su propia sangre, así nos tiraniza nuestra ansia de amor. un beso

Darío dijo...

Canta hasta morir, el pájaro, que no tiene mano, ni jaula que lo agobien. Corazón corazón...
Un abrazo.

J.Gomis López dijo...

Me ha parecido un poema muy certero (y bello también).
Después del poema se me vino a la cabeza el título de la novela (muy recomendable por cierto) de Carson McCullers 'El corazón es un cazador solitario´. Y eso posible que la llave guarde el secreto: que el corazón de uno no será nunca dueño de nadie, y que posiblemente uno sólo pueda ser, en todo caso, partícipe del corazón y del vuelo del corazón de otra persona.

Leo Mercado dijo...

Hay una canción que dice que uno sólo conserva lo que no amarra.

Leo Mercado dijo...

Vuelve la retórica de los pájaros, la metáfora del vuelo (que son los peces de arriba, así como los peces de abajo -los otros- vienen siempre a pertenecerte aleteando en los versos).
Vuelve la primigenia pronunciación de lo indiscernible, de lo inasible; en fin, de lo irrespondible.
Leerte es, siempre, seguir la pista. Y ahí estoy.
Besos.

Juan Antonio dijo...

Muchas vidas serían necesarias, querida Vera. Increíblemente bonito.

(* dijo...

Nadie es dueño de corazón ajeno y, a veces, si siquiera somos dueños de nuestro propio corazón, como si el hilo que une corazón y destino se volviera invisible por un rato, como si fuera posible expropiarnos a nosotros mismos, expulsarnos de nuestra casa. Amar, a veces, es ese desahucio.
Un abrazo, querida, buen fin de semana.

Vera Eikon dijo...

Sí, tienes razón, Noctulica, nos tiraniza, y quizás por eso intentamos tiranizar al otro, pero cada uno ya tiene en su pecho su propio tirano....Besos

Vera Eikon dijo...

Cantar hasta morir, suena a bella muerte....Un abrazo, Darío..

Vera Eikon dijo...

Exacto, J. Gomis. Esa es precisamente la idea de estos versos. Mientras escribía me daba cuenta de que este era un poema "de decir", otros son más de evocación( y confieso que estos últimos son por los que más me inclino, tanto cuando leo como cuando escribo). Pero quería decirlo a través de una imagen, de un modo sencillo, pero explícito. Me alegra tu percepción, pues se acerca mucho a la mía. Besos

Vera Eikon dijo...

En primer lugar, Leo, gracias por tu modo de leer, Leo...Me parece que esa canción que dices tiene mucha razón. Y bueno, cuando escribimos me parece que creamos lugar en algunas palabras. La palabra pájaro es un lugar para mí, como la palabra espanto, o el verbo colmar y sus variantes, o la palabra flor. A veces llega preocuparme mi insistencia en esos lugares, pero quizás son, en cierto modo, míos. Y si el que lee se recoje en ellos como tú, entonces ya no me parece insistencia, sino natural....Por cierto, al leerte se me ocurrió algo sencillo, que trataré de pulir y algún día subiré(y también tengo otro en la recámara acerca de uno de tus comentarios...) Besos querido..

Vera Eikon dijo...

Me temo que sí, Juan Antonio. No sé si tendremos esa oportunidad, así que rindamos en esta...Bicos, a moreas

Vera Eikon dijo...

Precisamente, Alba, el otro día hablando con una amiga esa idea surgió en mi cabeza(bueno, eso es algo que una sabe, pero a veces eso que una sabe, también prorrumpe...). Pero me encanta cómo lo dices: "amar, a veces, es ese desahucio". Esa es precisamente la idea...
Por cierto que me enamoré de eso que dijiste en otro lugar, de que la memoria es corpórea. Ese es un disparo certero...Bicos bicos(pero ponte chubasquero y katiuskas, porque estos van bien llovidos....hoy no para...)

Leo Mercado dijo...

Uyyyyyy. Ahora tenes dos textos-deudas conmigo y con vos, jajajajaja.
Espero leerlos a la brevedad.
Besos.

Vera Eikon dijo...

Los leerás, aunque todo tiene su momento....Besos!

Capitán Placenta dijo...

Se le voló de entre las manos...
Y eso es más de lo que podemos soportar, sabiendo que anda por ahí de mano en mano, cual mando a distancia sin instrucciones ni "Property of...".
(Reflexiones varias...)
Que me ha encantando la levedad.

Besos, Vera.

María Sotomayor dijo...

Vera, esto es terrible! terriblemente hermoso, me dolió el corazón del otro, al mío lo mandé encerrar en la jaula después de leerte.

Beso grande bella :)

Sinuhe, el que es... dijo...

Creo que cuando uno se cree dueño de su propio corazón empieza a mezquinarlo.

El corazón de uno debiera ser libre como un chico corriendo por el campo hacia una puesta de sol. El sol, el corazón del otro.

Buen finde!!

S. dijo...

Encerrar al corazón es irse de copas al bar de lo que es hermoso.
Un corazón que late es un corazón que tiene fiebre. Y un corazón que tiene fiebre escribe poemas.

Un beso desde Islandia.

bixen dijo...

¿Por qué no dejas ver los avatares o logotipos?

Amanecer Nocturno dijo...

Es tan imprevisible el corazón que me cuesta creerme su dueña, me cuesta no verlo como un ente independiente que late a su ritmo sin seguir las reglas que yo le dicto.
Pero leerte me ha hecho recapacitar, y creo que intentaré llegar a un acuerdo con él.

Muy delicado.

Un abrazo.

silvia zappia dijo...

es impredecible el corazón. tan impredecible como el vuelo de las llaves.

abrazos, vera*

David Mariné dijo...

yo fumo te leo y es de noche...y estoy tan bien.
besos Vera.

María dijo...

Siempre el corazón, es difícil volar y menos con la llave de la jaula, los miedos a veces se asoman por las ventanas más estrechas.
Un abrazo