Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 24 de abril de 2013

OCASO





Lamento de gaviota
cortando en dos el silencio
La raya con que una mano maternal
divide los cabellos del niño

Naranja es la aproximación a la oscuridad
cielo y mar se lentifican               
en postrero rescoldo

en el instante en que se abandona el día
un frío aletarga las extremidades del mundo

Ninguna palabra sujeta el gesto
ningún mirar contiene la lluvia
Otra vez tintinean las hojas en su árbol
la impronunciable brisa del estío

Siempre estamos de regreso
a los olores de la infancia

24 comentarios:

Axis dijo...

Yo siempre estoy de regreso a la música de mi infancia :)

Muy bello querida!

Me has hecho recordar :)

Bicos mil!!!

Unknown dijo...

precioso... !!! :-*

Darío dijo...

O acaso... quizá nunca se fueron...

Leo Mercado dijo...

Hermoso, simplemente hermoso. Y dulce.

Vera Eikon dijo...

Qué es sino la poesía, querida? Dónde se forja? En cierto modo, es un regreso a todas las texturas, la calidez, la sonrisa, las músicas...Besos preciosa mía...

Vera Eikon dijo...

Muchas gracias Mr desconocido...

Vera Eikon dijo...

Probablemente sea eso, Darío, probablemente....

Vera Eikon dijo...

ay...Leo...gracias...simplemente...

Miriam Tessore dijo...

muchas veces vienen a mí, esos olores de la infancia, sin previo aviso. Antes pensaba...hoy siento, y hasta se me resbalan las lágrimas.

No son casualidad.

Hermoso poema Vera!

María Sotomayor dijo...

Siempre somos regreso, no sólo a la infancia.

Tierno poema Vera, beso.

Vera Eikon dijo...

Es un regreso feliz, un desborde, y el alma se nos sale por los ojos...Abrazo, Miriam..

Vera Eikon dijo...

Ciertamente María....Besos.

Sarco Lange dijo...

¿Sabías, Vera, que la lluvia nunca ha existido, que sólo es la ilusión de un desespero?...

Beso.

Vera Eikon dijo...

Es bonito eso que dices Sarco...Beso.

Amanecer Nocturno dijo...

Siempre estamos de regreso
a los olores de la infancia

Jo, Vera... qué delicadeza.

Un beso.

Sandra Garrido dijo...

aroma de infancia, los recuerdos acenstrales. ..bello

un abrazo

Damita de blanco dijo...

La infancia, como un sueño, que recuerdo tan perfecto, que recuerdo tan feliz.

Damita de blanco dijo...

Más allá de tu juego de palabras certeramente colocadas en tus poemas, adoro tu sentir... Vera.

David Mariné dijo...

cuando necesito que la poesía me vengo a leerte.
un beso Vera.

David Mariné dijo...

que la poesía me abrace.

Vera Eikon dijo...

Gracias Esther. Un beso.

Vera Eikon dijo...

Otro abrazo, Sandra..

Vera Eikon dijo...

Hermosas palabras, Damita...Besos

Vera Eikon dijo...

Entonces acudes al socorro de la que escribe, David...Beso.