Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 28 de junio de 2013

LAS SETENTA FORMAS DE DECIR LLUVIA







Decir las setenta formas de la lluvia
a tu oído
-despacito-
y colmarlo
como un balde de agua
sobre el cuerpo

o la piedra
que susurra en círculos
al rio

Decir
al modo del olor a madera
-cuando el tren aproximándose
a Cesures-
suspirando con nostalgia
por el bosque
-los troncos entreabiertos como labios-

La cadenciosa voz
intentando cavar un nuevo hueco
en la palabra
amor




 As setenta formas de dicir choiva

Dicir as setenta formas da choiva  
ao teu oído
-paseniño-
e colmalo
como un balde de auga
sobre o corpo

ou a pedra
que rumorea en círculos
ao río


Dicir
ao modo do cheiro a madeira
-cando o tren aproximándose
a Cesures-
suspirando con nostalxia
polo bosque
-os troncos entreabertos coma beizos-

A agarimosa voz
intentando cavar un novo oco
na palabra
amor

21 comentarios:

Claudia Sbolci dijo...

Preciosura preciosa! Adoré!

Darío dijo...

Decirlo, y que la voz sea una constante onomatopeya de todas las formas. Eso, la cadencia o el estrépito. O Nine millions rainy days.
Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

Me atrevo a decir, sin riesgo a equivocarme, que la lluvia tiene muchas más que setenta formas de ser nombrada.
Hermoso texto, Vera.
Besos.

Miriam Tessore dijo...

s u a v e m e n t e

A M O R

Vera Eikon dijo...

Gracias, Claudia. Bico!

Vera Eikon dijo...

A veces la cadencia revela un estrépito por dentro, Darío. Abrazo.

Vera Eikon dijo...

Una lluvia de formas, Leo...Besos.

Vera Eikon dijo...

a veces es así, Miriam...Bico.

María Sotomayor dijo...

Somos masa de carne fácilmente permeable por la lluvia, la lluvia...

Un abrazo!

Vera Eikon dijo...

Viva la permeabilidad, y todo aquello que como lluvia nos cala. Abrazo, María!

Lila Biscia dijo...

ay vera!
qué preciosidad éste poema.
la primer estrofa... pffffff
copos de nubes entre los ojos...

un beso grande


Sandra Garrido dijo...

vera una caricia este poema, entra suave como un chirimiri que empapa lentamente...como un calabobo.

besos

Sinuhe, el que es... dijo...

Entonces... llueveme poeta, en cualquiera de sus formas!

Mi alma es tierra sedienta...

Un abrazo!

Sarco Lange dijo...

Llámala lluvia...de todos modos.

Beso.

silvia zappia dijo...

una delicia, vera...como el ruido de la lluvia.


abrazos*

Vera Eikon dijo...

La verdad, Lila, es que estuve a punto de dejarlo en esa primera estrofa...Besos!

Vera Eikon dijo...

ay...calabobo...bico, Sandra

Vera Eikon dijo...

La sed es tan necesario, querido, sin ella no habría apertura, ni surco...bicos bicos!

Vera Eikon dijo...

Lluvia siempre.... Beso, Sarco.

Vera Eikon dijo...

Un sonido que no necesita ser articulado para conmover, Silvia..Bicos!!!

Raquel F. dijo...

Imagino las setenta gotas de esas lluvias sobre un oído. Es una imagen bellísima.