Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 2 de octubre de 2013

PADECIMIENTOS




nada nos curará
del espanto de nacer

nada

nadie

de toda esta carne
alrededor de su éxodo

no

nada nos curará

de la daga de una esperanza
templándose en el pecho
del gesto que desempolva el ala

de la propensión del pájaro
a cantar

no hay cura ni consuelo
para la belleza
es sólo un padecimiento
hecho de muertes

14 comentarios:

alba dijo...

!!!!!

mi uccidi...

Garriga dijo...

solo mi silencio como homenaje

María Sotomayor dijo...

Nunca la cura llega a tiempo.

Beso Vera.

Leo Mercado dijo...

Por suerte.

Jorge J. Molina dijo...

"Así canta un poeta amado por dioses salvajes,
Y que, como Jano, posee varias bocas"
J. Cocteau
Un abrazo Vera, paladeé tus versos con al primer café de la tarde

P. dijo...

Y sin embargo, morir de eso se me antoja misericordioso. Cohen opina igual que tú.

Un beso.

Mistral dijo...

Si estamos convencido que no hay cura: no la hay!

Saludos

Sandra Garrido dijo...

nada nos curará

del espanto de nacer



ya esos dos versos Vera, hacen un poema tremendamente brutal!!

besos

Blue dijo...

Vera, ¿tienes hijos?

Es el momento.

No sé por qué lo digo, pero este poema me ha recordado a un parto.
;-)

Bicos.

Darío dijo...

Acuerdo con Blue, ese es el conjuro contra la muerte. Un abrazo.

David Mariné dijo...

pares un inmenso poema y te recomiendan tener hijos, cuando escriban tu esquela preguntarán si te hicieron abuela ?.
perdón por la rima y el chiste fácil.
me ha encantado el poema Vera, un fuerte abrazo hecho de padrecimientos.

Gilberto Cervantes dijo...

La belleza se hace poema en estos versos tremendos!!

Besos Vera y se feliz!

Carmela dijo...

Hermoso y directo al corazón.
Un beso, Vera

Amanecer Nocturno dijo...

No hay cura ni consuelo, aunque sí formas de convivir con ella. Algo que tú haces inconmensurablemente bien.

Un abrazo.