Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 22 de octubre de 2013

PROFANACIÓN



Como un cadáver
durante años en mi cuerpo enterrado
que raudo se descompone al tacto del aire
en la noche sueño poemas
que la luz desbarata

17 comentarios:

Darío dijo...

Quizá sea necesario cultivar el insomnio. A veces me descubro recitando cosas que a la mañana olvido. Y eso es desesperante. Como perder una extremidad... Un abrazo.

alba dijo...

siempre dejo un boli y un cuaderno pequeño en mi mesita de noche antes de irme a dormir. pero a veces me reto a mí misma en los desvelos a no escribir ni media palabra, dejar que haya poemas efímeros, poema humo, poemas no escritos... creo que también es hermoso.

"Los inviernos se nos apilan encima
sin haberlos llegado a pronunciar", dice tu voz melliza. "Lo que dijimos sin tener testigos" nos persigue" ;)

Te abrazo, bella vagalume.

Vera Eikon dijo...

Son como espectros en la noche, u oasis a nuestra sed. Existe cierto temor a acercarse o a tocarlos, como si cualquier contacto de la realidad provocara su desaparición....Abrazo, Darío.

Vera Eikon dijo...

Me asombra tu rapidez de asociación, Alba. Siempre tienes el verso certero, y vas casando lo que una ha escrito con lo que alguien escribio antes. Y esta vez...ay...Precisamente esto fue escrito después de no recordar un poema soñado. Quería añadir algo más, una idea de eso que nos queda entre las manos, la extraña certeza de haber estado tan cerca...Ahora se me ocurre que lo único que nos queda de esos versos es como la mancha de luz sobre los ojos después de haber estado mirando fijamente al sol. Su indescernible e inaprensible belleza(bueno, creo que toda belleza sí lo es)....Ahora se me ocurre que como existencias voladoras el vagalume y la ruliña no deben estar muy lejos de encontrarse. Será con un golpe de ala y la adecuada brisa....Bicos miña rula!

Blue dijo...

No sé por qué pasa siempre, es como si los momentos de mayor lucidez los tuviéramos durante el sueño. Despiertas de repente con una idea en la cabeza que parece que estuviera perfilada con un bisturí y a la mañana siguiente lo que recuerdas ya es mediocre.

Bicos, Vera.

alba dijo...

vengo a quitarme el mérito, linda, y lo sabes, jajaja. por tu culpa, duermo abrazada al libro de N.M., tengo sus poemas como corazoncitos viscosos y granates latiéndome en las manos todo el tiempo. si a eso le sumo que sois dos voces en una misma tesitura, créeme, traer la suya aquí y ahora es un gesto que me brota natural, sin pensar, que acontece. y si te digo que amo las huellas, qué voy a decirte de la mancha que nos deja el sol en los ojos...!!!

sueño ese vuelo y también lo sabes. no lo escribo, porque tiempo sé que habrá. :)

te abrazo, preciosa.

Vera Eikon dijo...

La razón, como la memoria, todo lo pervierten, querida Blue. Y en cierto modo lo único que nos queda(y que es legítimo) es la nostalgia. Bicos....

Amanecer Nocturno dijo...

"Soñar poemas" Por eso viene bien tener una libreta en la mesilla donde apuntarlos :)

Un beso!

David Mariné dijo...

he perdido tantos poemas por el sueño como tantos he rescatado gracias al insomnio. siempre los que sueño son mejores, y los sueños sueños son.
besos Vera.

Sandra Garrido dijo...

atrapar el poema que se pierde entre los sueños, que bello Vera.Besos

silvia zappia dijo...

son las desventajas de la luz...


beso*

Leo Mercado dijo...

La condena del escritor es descubrir los mejores versos en la imposibilidad del letargo del sueño, la humedad de la ducha, o la inmovilidad del inodoro.

PD: Acabo de "profanar" el cajón de comentarios. Perdón.

Sarco Lange dijo...

El problema no es la luz/ ni las sombras/ ni el poema/ el problema es que amamos la masacre.

Beso.

Garriga dijo...

como siempre, impecable explosion poetica,

Carmela dijo...

Lo que está en el sueño, en la noche...también está en el día...solo cuesta verlo más, :)
Un beso Vera

Jesús Galbraith dijo...

Puede que la poesía consista en eso, en perseguir poemas que nunca puedes atrapar

Maria Germaná Matta dijo...

Cierro los ojos a manera de conjuro para que la luz no los desbarate y sigas deleitándonos.
Un abrazo