Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 3 de marzo de 2014

INSTRUCCIONES CONTRA LA ARIDEZ



Dejarse la piel en limar las aristas
los cuatro vértices romos
tan suave
que hiera

almar el verso
hasta llorarlo

escribir fuente
y que el agua fresca
te corra entre las piernas

y el pájaro se pose a beber

que el poema
sea de una sed
respuesta

19 comentarios:

elisa lichazul dijo...

almar el verso
llovérselo todo
sangrarlo a concho

no hay de otra Vera
la Poesía no es a medias tintas

precioso!!!
besitos

Garriga dijo...

hoy a la mañana me acordaba de vos. De tu poesía. Es tan buena que me queda en la cabeza, que me hace pensar en ella aún cuando no la estoy leyendo. Tal vez sean los pajaros que me la traen

Julito Chés dijo...

Un deseo intemporal y general.
Insaciable.
Besos

Blue dijo...

La pregunta es ¿te dejas la piel en el poema o te fluye?
Bueno, también pueden ser las dos cosas.
;-)
Bicos, Vera.

P.D. Hoy debería salirte un poema granizo, que lastimara la piel y congelara el alma.

Amanecer Nocturno dijo...

"que el poema
sea de una sed
respuesta"

Qué bella forma de definir lo indefinible por excelencia: los poemas. Saciar la sed a nosotros y a los pájaros que nos rodean.

Un abrazo, Vera.

alba dijo...

qué difícil, Vera, que el poema sea de una sed, respuesta, traspasar la frontera de la sequía y manar en oasis de certidumbres... pero, claro, lo dices así (y en mi imaginación, además, lo cantas, porque soy una suertuda y te pongo la voz que sé que pondrías para cantar este poema, para entonar esa sed, y el agua, tu voz de agua, manando garganta abajo) y me almo toda hasta llorar, y hoy, hoy sí, todo me lo creo. :)
besos, vagalume

Leo Mercado dijo...

Almar el verso con sed. Ese es el concepto (el precepto?) de este poema.
El poema no carece de nada. Y usted tiene sed, está claro.
Y es lo mejor que podría pasarle. Insisto.
Lo festejo, Hermidalonga.
Abrazo.

Vera Eikon dijo...

Pues sí, Elisa. La poesía acontece, y lo que acontece nunca lo hace a medias....Gracias por tus palabras. Un abrazo.

Vera Eikon dijo...

Es hermoso eso, Garriga. Hermoso y sorprendente. Saber que lo que escribimos hace ancla en algunas cabezas(o corazones). Gracias!!!

Vera Eikon dijo...

Pues sí, Julito. Y precisamente porque es insaciable la búsqueda no para....Abrazo!

Vera Eikon dijo...

Debe ser como la sangre, Blue, nos fluye por debajo de la piel...Y sí, un poema granizo para que mañana salga el sol...Bicos!

Vera Eikon dijo...

Siempre existe una necesidad de definir aquello que nos mueve, aunque sea indefinible. Pero ni los auspicios de fracaso nos detienen. Bico linda!

Vera Eikon dijo...

Querida Alba, creo que yo no lo he escrito tanto en el sentido de saciedad, o de respuesta a una pregunta. Sino más bien he pensado en el poema como lo contiguo a la sed o lo que la sed acontece. El poema podría ser oasis, pero un oasis efímero tras el cual debemos volver a caminar por el desierte llevándonos únicamente la sensación de frescor. Asimismo el poema también podría ser un espejismo, y lo que atesoremos de él sea ensueño y delirio. Pero creo que es la sed lo que palpita en el corazón del poema e insunfla sangre a cada verso. Un deseo que jamás será colmado porque su movimiento es circular, y no se encauza hacia ningún camino que no sea el de seguir alimentando esa sed. Creo. Me parece...Y eso de cantarlo...ejem....¿pero no crees igualmente que el poema es asidero y por eso nuestros dedos siempre tratan de cerrarse sobre él? Bico miña rula...

Vera Eikon dijo...

Exactamente amigo Mercado. A sus palabras no hay mucho que añadir, excepto besos!!

Garriga dijo...

vos no tenés ni idea de cuánto aprecio yo tu poesía.
Si hasta una vez te recomendé pero ni por enterada te diste, con tan poca gente que pasa por mi blog

http://bitacorademacondo.blogspot.com.es/2013/10/macondografia-de-garriga-garriga-y.html

Darío dijo...

Preciosa manera de deshacernos de nuestros desiertos. UN abrazo.

Vera Eikon dijo...

Garriga, no sé qué me hace enrojecer más, si el sustantivo o el adjetivo...lo cual no impide que te de las gracias por nombrarme. Gracias! Y otra cosa, me encantó la entrevista. Creo que tus respuestas confirman mucho de lo que se perfila en tus escritos. Me has hecho pensar, ¿no crees que escribir es un poco como jugar a la ruleta rusa??? Bicos!

Vera Eikon dijo...

Un abrazo, Darío.

fiorella dijo...

Me encanta saber que en el mundo, hay gente que escribe como vos. Un beso.