Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 15 de septiembre de 2014

PEQUEÑA OPORTUNIDAD DE ARDER

Yo, a la que es bastante fácil encontrar por los bares, suelo decir que un bar es la gente. Generalmente un bar es la gente que una se encuentra detrás de la barra, sobre todo al principio, pero con el tiempo se le va agregando más y más gente, y bar y gente ya no pueden desvincularse. Creo que esto es lo que está sucediendo con “PEQUEÑA OPORTUNIDAD DE ARDER”. Estos poemas nunca han sido enteramente "yo", pues son el producto de una contaminación de lo otro y de los otros. Pero desde que estos poemas comenzaron a conspirar los unos con los otros hasta conformar este poemario, esa sensación de que el poemario es la gente ha ido creciendo cada día. En primer lugar el título que nació en una conversación con mi amiga y maravillosa poeta argentina Laura Laura Garcia del Castaño. U otra amiga y también maravillosa poeta Alba Ceres Rodrigo, que fue el puente que tuve que cruzar para llegar junto a Gabriel Viñals creador, editor, y pintor en este proyecto que es, como diría la misma Alba Ceres, un reducto de poesía, del cuidado en la edición, del amor al trabajo por el trabajo mismo, y, aunque de algo hay que alimentarse, la prueba de que no hay mayor satisfacción que la de la obra terminada y el camino recorrido hasta aquí. Toda esa gente que durante estos días se ha interesado y alegrado por el libro. Quienes han manifestado su deseo de venir a la presentación y no pueden, quienes (sé) están moviendo los hilos para poder asistir, quienes asistirán sin cuestionarse nada…En fin, no sé si habrá más libros en el futuro, y si así sucede quizás sea distinto, pero “PEQUEÑA OPORTUNIDAD DE ARDER” no es simplemente un libro, es mi(me voy a permitir el posesivo esta vez) gente.


6 comentarios:

Darío dijo...

Felicidades totales.

alba dijo...

tan feliz, querida, tanto tantísimo de ser un pequeño nudo en esta hilatura. tan feliz por tus pájaros, tan feliz por tu nieve...
ahora sólo te queda disfrutarlo, Vera, y sé que lo harás, y yo lo haré también, no lo dudes, desde esta distancia que sabemos que no existe.
abrazo enorme, vagalume.

Leo Mercado dijo...

Belleza y abrazos.

Sinuhe, el que es... dijo...

Tiempo de cosechar. Y de brindar con tu gente... Es un gran día!!

Carmela dijo...

Te deseo lo mejor. El libro es precioso, en todos sus detalles y la camiseta una obra de arte.
Besos, Vera.

Verónica Durán González (MUJERCIERVO) dijo...

Aquí dejo la mordedura del asombro. Cuánta belleza!