Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 30 de enero de 2012

TRES ACTOS CON POSO DE COLOR AL FINAL

Toda 
esta intemperie
nunca dicha,
este transportar
fardos de cielo
sobre las espaldas
-cuánto azul puede sostener una mirada-
Tanto
arrojarse
a los océanos del sentimiento
sin bombona de oxígeno,
sin la posterior
despresurización del alma
Regresar
con  la epidermis
arrancada,
la flora del corazón
al aire
Un perro que escarba
halla entre la tierra,
todavía húmeda,
lo único que atesora:
el fósil
de un amor
muerto hace tiempo





 Imagen: Daria Endressen


Y ella hará
de su corazón
una coraza
No cantará el pájaro,
pues largo será
su cautiverio
y con el tiempo
ni el sol asomará
por entre los barrotes
de su jaula


 





Pero llegarán nuevos vientos amorosos
arrastrando entre su desnudez
tímidas albas
que de nuevo
al pájaro de su corazón
den cuerda
Y al retumbar de su canto
se quebrará
con estruendo
la coraza

17 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

Quiero que la mía explosione tan fuerte que retumbe todo lo que haya alrededor.
Qué buen gusto deja tu poema en tres partes.

Un beso.

axis dijo...

Si está en tu poema lo creo.

... a la espera de esos nuevos vientos amorosos...

Mientras tanto, saboreo la amorosidad de tus palabras ;)

Bicos que sobrevuelan el océano
y llegan!

El Joven llamado Cuervo dijo...

Venía pensando y escribiendo la imagen del perro que escarba, y que no somos otra cosa que perros escarbando, casi siempre en el lugar equivocado...

vera eikon dijo...

Canto desde aquí para que ocurra, Amanecer Nocturno. Me alegra que deje un buen gusto, creo que a la larga así ha de ser....Besos

Lila Biscia dijo...

me quedé absolutamente colgada de la primer parte.
las imagenes que planteas son magníficas y se sienten. se huele a desgarro.
me encanto mucho.

besos

vera eikon dijo...

Claro que sí, querida. Ocurre con esos vientos que son infinitos y que se pueden dar en múltiples combinaciones. Sí, tienes razón, tú siempre llegas....Besos que revoloteen tus cabellos como mariposas(que ha de ser la flor de los insectos...)

vera eikon dijo...

Puedes tener razón, Darío, o no, y quizás todo esté en nuestro aliento al escarbar, en nuestras ganas, aunque tengamos que cavar un agujero que nos lleve al otro lado del mundo. Al fin y al cabo este es el lugar en el que estamos, tendremos que ponerle empeño...

vera eikon dijo...

Gracias Lila. Lo curioso es que yo sentí ese desgarro mientras lo escribía. Y quizás escribí el resto para taponar la herida, y darme un poquito de aliento.Bicos!!!!

Antonio dijo...

Es verdaderamente hermoso.

don vito andolina dijo...

Hola, precisas y concisas letras desnudan implacablemente la germinal belleza de este blog, si te va la palabra indiferente, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, pasa buen día, besos interminables...

Juan Antonio dijo...

Odio esas corazas que sólo sirven para hacer la guerra contra nuestros propios deseos.

Fascinas.

c c Rider dijo...

El gorrión ha volado dejndo migas en su corazón, tal vez porque es necesario salvar algo, mantener la ruta.

Saludos Vera, Betsy acomodada desde el escritorio observa las migas que tantean mis dedos.

Laiseca Estévez dijo...

HERMOSO Y CÁLIDO COMO TRES INVIERNOS ARROPADOS... Un beso enorme Vera

anuar bolaños dijo...

¿Hasta cuándo la metamorfosis de no ser?

:Isza: dijo...

Me encanta ese final tan esperanzador! me encantaa!!!

Bicos

Eleanor Smith # dijo...

El corazón vuelve a latir al final.

Un beso o 2 #

jojoaquin dijo...

me encantan estos trípticos tuyos llenos de esencia y minimalismo. Aunque la comparación sea un poco grosera, tu blog a veces es como meterse en un local chill-out. El peso del azul en la mirada es una imagen inmensa. Besos