Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 3 de enero de 2014

THE END



temí un cataclismo
pero el amor se exilió
sin oponer resistencia

más batalla la flor
en el ocaso

9 comentarios:

Julito Chés dijo...

¡Qué dulce forma de morir!
El amor, me refiero.

Lila Biscia dijo...

el amor se exilia (hasta que otra vez trazamos ruta)
es el destino, quizás...

besos vera
que tengas un gran año, lleno de caminos :)

Anónimo dijo...

Todo exilio añora
la muerte de una flor
al ocaso

David Mariné dijo...

sigue siendo un cataclismo en todo ocaso.
me encantó Vera.

Veronica Boletta dijo...

Languidecer. Para luego renacer, el amor, en otros brazos.
¡Sublime, Vero!

Blue dijo...

Entonces murió solo. Nadie lo mato.
La flor se resiste.

Muy bueno, Vera. Estos poemas cortos y condensados me gustan.

Bicos.

elisa lichazul dijo...

el amor no muere
solo cambia de piel...
y siempre queda el uno bailando el tango en solitario

besos y abrazos energéticos

P. dijo...

Se exilia, más no muere.

Leo Mercado dijo...

El amor muta, cambia de forma, de color; es, a veces, la sutil lágrima que pasea por el pómulo.
Besos, Hermidalonga.