Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


jueves, 14 de marzo de 2013

PRESA







Algo que acecha entre la niebla
con las fauces de un lobo
partiendo en dos lo blanco
Algo que late
con pulso gemelo de mis miedos
y es cuajo de la noche que me arrima

el fruto caído de todas las carencias

Algo como el acontecer de un sexo goteándose
cuyo jugo es siempre a nuestros labios
insuficiente calostro
y aun así hace la sed
Algo que mi cuerpo incuba como a un hijo
y en su urgencia de llegar
sólo aproxima

Algo como una liturgia de las manos

UNA PALABRA
y su aliento haciendo alba en mi cogote

Aquello que me come los ojos

28 comentarios:

c dijo...

Aquello que me come los ojos”

ahora puedo sentir el vértigo de un gato sobre su presa
vertiéndose
separando la piel con rigor anatómico, externiza
la llama…

Darío dijo...

Caricia o cuchillo, todo late. Abrazo.

Vera Eikon dijo...

Y el gato que alguna vez pasa de cazador a cazado...Beso Dani!

Vera Eikon dijo...

Sin duda. Late la herida tanto como el sexo abierto al deseo...Abrazo.

Sandra Garrido dijo...

Se siente latente el deseo y la fogosidad del cuerpo ansioso sólo con la presencia....sólo con el aliento.Sólo con la mirada

un saludo;)

Sarco Lange dijo...

No sé lo qué es eso pero arranca Vera, hazlo hacia adelante y con balas y sábanas de colores.

Un beso.

(* dijo...

Hay cegueras que provocan luz.
Un beso, linda.

María Sotomayor dijo...

Algo que se intuye, algo que gotea como el poema, sed.

Beso Vera.

Darío dijo...

Excelentísimo poema, da gusto leerte. Saludos.

Vera Eikon dijo...

Somos deseo, Sandra...Abrazo

Vera Eikon dijo...

Siempre, Sarco. Besos

Vera Eikon dijo...

Primero comerse los ojos, luego ver...Biquiños Alba

Vera Eikon dijo...

Por ahí van los tiros, María. Una palabra que nos cerca, nos marca como si fuéramos su territorio, a su capricho. Como una gata en celo....Beso

Vera Eikon dijo...

Gracias, Darío. Saludos.

esa de afuera de mí dijo...

estos versos tienen una sensualidad y delicadeza maravillosa:

Algo como el acontecer de un sexo goteándose
cuyo jugo es siempre a nuestros labios
insuficiente calostro
y aun así hace la sed

que bello, vera, que bello.

muchos besos

l.

David Mariné dijo...

Vera: si es que dan ganas de no despertar nunca del sueño de tus poemas. vamos a cantar Vera, no sé, suspiros de viento al mediodía, espuma del mar y navíos, el arrastre de la inocencia. vamos a cantar Vera,sí, borrachos y bonitos.
inmenso abrazo.

Vera Eikon dijo...

Aquello que nos desata pero jamás se sacia, Lila. Igual eso es la sensualidad...Besos linda!

Vera Eikon dijo...

Ay, yo quiero cantar todas esas cosas David. Con mucha borrachera y mucha bonitura...Aperta grande...

Carmela dijo...

Aquello que come los ojos, como tus versos taladran los mios. Un goteo maravilloso de palabras, Vera
Un beso

Caroline Blacksmith Bay dijo...

Siento el frio y vivo el calor con tu poema.
Bellisimo.
Un beso

Leo Mercado dijo...

Ave de presa.

Emilie dijo...

Sí, me encanta como escribís, sos tan honesta. Saludos.

Vera Eikon dijo...

Gracias Carmela. Me alegra que los sientas así. Bicos

Vera Eikon dijo...

A veces frío y calor se presentan al unísono...Beso Caroline

Vera Eikon dijo...

Sí, Leo.

Vera Eikon dijo...

Nunca me habían dicho eso, Emilie...Gracias. Beso.

Maria Germaná Matta dijo...

Algo como el acontecer de un sexo goteándose
cuyo jugo es siempre a nuestros labios
insuficiente calostro

Ay Vera, que bueno es leerte.
Un beso

Vera Eikon dijo...

Gracias María, por estar siempre...Beso