Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


domingo, 8 de mayo de 2011

SUEÑO

A él

Tuve tu boca
Tus dientes
Tu lengua deslizándose
en la mía
Tu saliva
Tu silencio
hilvanado al mío
Tu tacto
reventándome
los dedos
El peso de tu cuerpo
sobre mí
TODO DE AIRE

Aun así
pude sentir
tu veneno
Y ahora
se expande
furiosamente
por mi sangre

25 comentarios:

El hombre de Alabama dijo...

Los peligros de poseer.

vera eikon dijo...

Es verdad Hombre de Alabama. Si algo queda es porque algo se poseyó...

Erev dijo...

A veces nos confiamos y la pasión nos devuelve de una hostia todo.
Por listos.
Pero que nos quiten lo bailado, no?

trapecista dijo...

como dice Sabina, los amores que matan nunca mueren
me gusta que te de por el verso últimamente

I.Nikolayevich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Curiyú dijo...

Sospecho que cuando sueño sueños tan bellos e inolvidables, después la vigilia se me hace pesada. No sé si bellos, pero sí, patentes, sanguíneos, palpitantes.
Sospecho, que sólo la escritura consigue que esos sueños, que nos dejan el sabor amarguito en la boca, se prolonguen. Esta prolongación del sueño, por ejemplo, hace que el sueño no pueda morir tan fácilmente, o que quizá, sólo pueda morirse con la misma muerte.
Ya se lo dije alguna vez: su poesía me toca profundo y tiene vuelo propia. No me gusta la herejía, pero Pizarnik se enamoraría de usted y su palabra.
Beso

I.Nikolayevich dijo...

detrás del antídoto
el veneno espera
como un gato cazando
esperando el momento

tomas rivero dijo...

Mal rollo, este rollo. Hay que buscar un alivio como sea.
Sobre todo para que la próxima vez esté de testigo Pablo Neruda y levante acta.

Besos de chocolate azul.

vera eikon dijo...

Erev, yo siempre me confío a la pasión, casi podía decir que es lo que conforma mi verdadera naturaleza. El resto del tiempo finjo quietud.
Besos

vera eikon dijo...

Sí Trapecista, hay amores que aunque no constituyan nuestro día a día, dejan una huella indeleble en el alma. Me agrada este comentario viniendo de ti que te manejas también en el verso.
Un abrazo

vera eikon dijo...

Darío, a mí este sueño me ha dejado el paladar dulce. He sentido el impulso de escribirlo por traérmelo de este lado, para, en cierto modo,dejarlo más cerca del ser soñado. Es el sueño un acto inevitablemente solitario, quizás si llega a leerlo sienta que lo ha soñado conmigo....Eso es algo que sólo él lo sabe.
En cuanto a Pizarnik, siempre eres tan amable en las comparaciones...
Besos oníricos

vera eikon dijo...

I.Nikolayevich, quizás si no fuera asi, la vida sería fácil, sencilla. Quizás en esa vida no sería necesaria la poesía.
Gracias por la visita. Un abrazo

vera eikon dijo...

Tomás, los que me frecuentan saben que mi medio es el relato. Los versos que escribo se corresponden a sentimientos o sensaciones que me abrasan, por lo que las formas son directas y nada sofisticadas.Pero soy de las que prefieren este calor al vacío.
Chocolate azul...ñam,ñam,ñam
Besos

Maia dijo...

Bello poema, Vera.
Un beso

vera eikon dijo...

Fue un bello sueño, Maia.
Besos

Carmela dijo...

Aire, tierra, fuego. Quien puede saber cual es más verdadero.
Coincido con Darío, me acordé de Pizarnik.
Besos Vera

tomas rivero dijo...

Vera, perdona si no te frecuento.
Entre calor y vacío, siempre nos queda una lectura de "Poemas Humanos" que le dan al veneno un antídoto y te resucitan.

Un beso.

Blue dijo...

Creo que veneno y antídoto son lo mismo en este caso.
Besos, Vera.

vera eikon dijo...

Sí Carmela, hay amores que pueden ser de aire. Es como amar a un silfo, un ser mítico...¿pero quién puede negar que el sentimiento es verdadero? Gracias por tus palabras
Besos

vera eikon dijo...

Tomás, evidentemente no tienes que disculparme por no frecuentar este blog. Lo que quería decir es que la poesía no es lo habitual por aquí...Todos estamos a un paso de la resurrección, lo que tenemos es que permitir que nos inyecten el antídoto.De todos modos esta herida es de la buenas...
Un beso

vera eikon dijo...

Sabias palabras Blue. Este es un tipo de veneno-bálsamo. Así que te envenena te va curando. Y una se siente más viva.
Bicos paisana

Laiseca Estévez dijo...

Soñar VERA...¡ERES UNA CAJA DE BOMBAS!
Tu nuevo registro me gusta;pero nada comparable a sentir
QUÉ LAS VIEJAS ME ESCUPAN POR LA CALLE!!!
esa sensación si qué es buenísimaaaaaaaaaaaaaaa...
P.D. Ya te contesto al correo, que ando muy liada, biquiños.

vera eikon dijo...

UNA CAJA DE BOMBAS!!!!Esa es muy buena Laiseca. Tranquila, escribe cuando puedas. Tengo ganas de saber cómo les va a Alicia y Rivera, y conocer un poco más de ti. Bicos

José Antonio Fernández dijo...

Ese todo de aire te deja flotando.
La última estrofa es genial.
Un abrazo.

vera eikon dijo...

Tienes razón José Antonio...al soñar nos convertimos en seres que flotan. Otro abrazo