Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 13 de mayo de 2011

TU NOMBRE

Hace poco he descubierto
el placer de escribir tu nombre
Y el resto de las letras
que trastabillan el alfabeto
enmohecen descartadas
contra la pared
aguardando la hora
del juicio final

Sólo a las que conforman tu nombre
soy capaz de mirarles el rostro
Y permitir que se perfilen
en el mar quebrado de mi lengua
Con mis ojos extraviados
en la cólera de no tenerte

20 comentarios:

Maia dijo...

Es precioso !! "Y permitir que se perfilen
en el mar quebrado de mi lengua"
Beso,

Curiyú dijo...

Ya te dije que tus poemas brillan, brillan, brillan.
Quisiera decir su nombre y que aparezca, como los conejitos de la señorita en Paris...

Carmela dijo...

Es hermoso Vera. Directo y claro.
Pero no deseches las otras, un nombre no merece el extravío de tus ojos.
Besos

emmagunst dijo...

ese nombre es mas bello en diminutivo!!! :)
con la dulzura que lo escribís, lo pronunciás... sale un poema hermoso.

BESO

vera eikon dijo...

Gracias Maia...a mí también me gusta precisamente esa frase. Besos

vera eikon dijo...

Darío, en verdad esa sería una mágica capacidad. O a la inversa, uno dice París, y de pronto se halla en París. Cualquiera de las dos me valdría....

vera eikon dijo...

Es bello lo que dices Carmela. Lo que pasa que de vez en cuando a mí me gusta extraviarme....no temas, llevo los bolsillos llenos de miguitas para marcar el camino a casa. Aunque a veces casa signifique un nuevo lugar
Bico

vera eikon dijo...

Gracias Emma. Creo que cada uno tiene un nombre propio para aquello que ama. O quizás pueda parecer el mismo que le dan los otros, y lo que lo hace propio es la manera de pronunciarlo

Abrazo fuerte

Carmela dijo...

Me alegra saberlo, y sabes? en ese perdernos y encontrarnos, nos lleven a donde nos lleve, radica la vida misma, el estar vivas.
Más besos

vera eikon dijo...

Sí Carmela, porque la vida nunca es el camino sabido, sino el camino que se aprende.
Ahora ya tocan ráfagas de besos

Erev dijo...

Y es que tiene que ser cólera.
Y de ahí en adelante.
No sólo claro, sino sin miedo.

Laiseca Estévez dijo...

el nombre, siempre permanece escrito bajo la piel...bicos VERA.

Rayuela dijo...

y entonces
fue nombrado


besos, poeta*

El hombre de Alabama dijo...

Bonito, bonito. Tocas bien todos los palos.

José Antonio Fernández dijo...

Muy bonito, Vera. Los dos últimos versos redondean muy bien el poema. Tal vez la palabra trastabillan cuesta un poco de pronunciar al leerla en voz alta, no sé.
Un abrazo

vera eikon dijo...

Me doy cuenta que sólo quiero ser sentimiento....del tipo que sea Erev. Beso

vera eikon dijo...

Sí, Laiseca, el nombre cuando se ama, deja de ser trivial, para formar parte de uno mismo.... Biquiño

vera eikon dijo...

Rayuela...esas frases que dices...te hacen diosa!!!(en sí mismas son un verso sublime)
Beso

vera eikon dijo...

Gracias Hombre de Alabama, siempre digo que la poesía me cuesta...pero quizás no es correcto. Debería decir simplemente que la poesía no suele sucederme...me he propuesto no ser tonta y dejarla suceder sin ataduras

vera eikon dijo...

José Antonio, precisamente por lo que digo en el comentario anterior, me cuesta esa visión del poema como algo en voz alta...Sí, quizás esa palabra fue tratar de sofisticar algo que por si mismo era natural y bonito....es bueno que me lo digas
Beso