Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 7 de noviembre de 2012

CANCIÓN PARA EL DÍA FRÍO






Imagen de la película Seda







Llega el invierno
de rostro tan blanco
Llega el invierno
arrancándole al cielo
su vestido de pájaros
enredándose en la telaraña de los árboles
jugando a columpiar el mar
Llega el invierno
y ondea en la chimenea
su bandera de humo
Llega el invierno
chapoteo de katiuskas
la infantil cabeza inclinada sobre el libro
calculando entre sumas
la proporción de agua y sueños
aterida en el charco
Llega el invierno
es tiempo
de cavar un hoyo en tu cuerpo
e hibernar en él

22 comentarios:

Maruja dijo...

una fotografía muy original y un bello poema.
Besos motrileños para ti.

David Mariné dijo...

sí,
es tiempo de cavernas,
tiempo de vino tinto y de poemas
como el tuyo.
y también de bicos
the night
belongs to lovers
yeah¡
abrazos.

Vera Eikon dijo...

Gracias Maruja. Biquiños para ti

Vera Eikon dijo...

David te leo, mientras desde mi oficina contemplo una extraordinaria puesta de sol(creo que hacía mucho que no veía algo tan impresionante). Qué lastima que la luz ya esté parpadeando en Galicia(imagino que ahí ya será de noche). Pero sucede un hecho insólito, no está lloviendo, ni llovió en todo el día, pero en el cielo se dibuja un espléndido arco iris, tan alto, que hasta soy incapaz de precisar su curva, se diría que se trata de un arco iris vertical, para escalar hacia el cielo. En el lado izquierdo del arco iris el cielo está tupidamente rosa, pues hay una capa espesa de nubes, pero en el lado derecho todavía se dibujan jirones de azul, como si el arco iris fuese un muro de contención que tratara de impedir que las nubes se propaguen. Qué lástima que ya se vaya de luz, que hermoso este día de frío...Besos(todavía puede el día alumbrar algo que sea en la noche una luciérnaga)

Darío dijo...

Ultimamente todo culmina en esa comunión de abrazos...

Vera Eikon dijo...

Qué comunión sería más deseable??? Es más, me haces pensar que el abrazo es la forma física de la comunión..

Blue dijo...

Es tiempo de eso o de meterse en un poema calentito como el tuyo.
Besos, Vera.

David Mariné dijo...

es el comentario al comentario más precioso que he leido en mi vida. gracias Vera.
fuerte abrazo.

David Mariné dijo...

no puedo parar de leerlo; es una preciosidad Vera me siento un sfortunado, de verdad.
inmenso abrazo.

Sarco Lange dijo...

Comento el poema como acercándome al invierno tuyo. Comento el comentario al comentario de mi hermano David y ruego que haya UN SOLO invierno en este mundo y UNA SOLA riqueza que nos permita estar TODOS JUNTOS al borde de una barra bebiendo escarchas, lagunas, tribunales y arlequines.

Alguna vez me preguntaron qué era lo mejor que podía contar de mi vida: respondí el tener amigos que escriben poesías.

Un beso.

Betina Z dijo...

No hay invierno que se el anime a la tibieza de tu voz y a los arco iris que tu alma proyecta en el cielo.

Besos, Verita
(desde Buenos Aires, con tanto calor! :)

bixen dijo...

Si fuésemos inuit, chocaríamos la nariz.

Vera Eikon dijo...

Sí, los poemas realmente abrigan, Blue. Se me ocurre que un poema puede ser una lareira...Bicos

Vera Eikon dijo...

Oh, gracias, David. Me ocurre con frecuencia ver cosas que me encantaría poder transmitir a otros.La imagen de lo que están viendo mis ojos, tal cual, así como ellos lo perciben. Para alguien que como yo no tiene la paciencia que precisa el arte de fotografiar, la palabra es el vehículo en el que la imagen puede viajar. Claro que este es un vehículo con sustancia propia, que dimensiona a su manera aquello que se quiere mostrar. Como si al escribir vertiéramos agua en una copa de un color que acaba modificando su transparencia, y que por un momento nos hace creer que ese color es la sustancia real del agua. Mi forma natural de escribir es la conmoción y el relámpago. Algo que trato de corregir, atemperándome. Pero ante ciertas emociones o espectáculos de la naturaleza sí que tiene cabida la estampida. Tu comentario se conjugó con la imagen de la ría de Arousa, ahí enfrente, y los caballos salieron a trotar...Besos y graciñas!

Vera Eikon dijo...

Qué hermoso eso que dices, Sarco. Si algo tiene esta red, que en ciertos momentos parece posicionarse de un modo excesivo en nuestras vidas, es esa capacidad de achicar distancias, propagar puentes, hermanar países. Mi relación con la escritura está llena de intermitencias, e incluso desiertos, por lo que nunca me he movido por los "círculos poéticos" de dónde vivo, aunque tengo algún que otro amigo que sí escribe, pero son los menos. Después de algo más de dos años de blog, mis amigos poetas están esparcidos por la península, o en la otra orilla de un océano. Y no sabría explicar como su manera de escribir o comentar, a influído en la mía propia. Tanto mi escritura como yo misma no seríamos tal y como somos sino fuera por los amigos del blog. Junto con la vida y los libros que he leído son mayor influencia. Hay que buscar ese invierno....Un abrazo transoceánico

Vera Eikon dijo...

Ay, Betina, no sabría decirte qué ocurre, pero estos últimos días me acompañan los arco iris. Quizás se trata de que desde aquí, donde trabajo, veo como la ría hace un recodo, y puedo comtemplar la ribera de enfrente, que está un poquito más al norte, y dónde el clima (a pesar de que no hay mucha distancia), es un poco más lluvioso que aquí´. Aunque bueno, a pesar de la lógica que pueda haber en este hecho, podemos inventarnos razones para la presencia de lo que en Galicia se llama "o arco da vella". Al fin y al cabo eso es lo que hacemos aquellos que gustamos de escribir: armarnos de argumentos que trasciendan la lógica. Beso(fresco, como una brisa..)

Vera Eikon dijo...

Así entrarían en calor las frías narices, Bixen....Correspondo con la mía..

(* dijo...

Hablando de abrazos frente al frío, a mí me gusta hibernar así: http://www.youtube.com/watch?v=DDmqmWf02GI
Un beso, linda.

Vera Eikon dijo...

Quizás para el año tenga yo mi merecido invierno porteño. O primavera u otoño,que al decir de Piazzola todas las estaciones porteñas parecen hermosas(aunque prefiero ahorrarme el verano, puesto que mi ser es poco resistente al calor) Biquiños!!

María Sotomayor dijo...

¿Y si el invierno se instala en ese hoyo?

Amanecer Nocturno dijo...

Llega el invierno y sonrío, como creo que hiciste tú al escribir este poema.
Eres sólo sensibilidad en tus palabras, eres lluvia para mí, y amo la lluvia.

Un abrazo inmenso.

PD: Apoyo a David en cuanto a la hermosura de tu comentario.

Axis dijo...

Y llegarás en un arco iris preciosa Vera, uno que llega hasta el mismísimo balcón... recuerdas?
Y nos traerás esa brisa fresca que se percibe siempre, que me despierta y hace feliz ;)

Biquiños a moreas!!!
ji