Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 26 de noviembre de 2012

LÍMITES




Decir el amor
es imposible
No se puede apresar
la voz del pájaro
para que cante

15 comentarios:

Emilie dijo...

Decían en una peli: Hablar de amor... es como danzar sobre arquitectura. O algo así.

Juan Antonio dijo...

Elemental, querida Vera. Tanto, que nos pasamos la vida sin percatarnos de ello.

Bicos.

emiliano dijo...

!!!

T. Rex dijo...

"El amor está en el aire
donde sea que mire
el amor está en el aire
en cada mirada y cada sonido"

Eso decía una vieja canción...

La marca de mis dientes ?, estás segura ? jajajaja !!!
Un placer.
Saludos.

Laura García del Castaño dijo...

No aprese para decir. Ame

Garriga dijo...

son cosas que uno se pregunta
cuando está solo
si uno ama y es amado
no se pregunta nada
y se rie como el idiota
que no sabe que es idiota y que se rie

Blue dijo...

Se dice, pero no cabe todo en una palabra.
;-)
Bicos.

Darío dijo...

.

P. dijo...

Decir el amor. Y ahí estamos, intentándolo, sin acertar a escuchar al pájaro.

Leo Mercado dijo...

Es la continuación del poema anterior.
Y sí: es posible apresar la voz del pájaro.
Besos, linda.

Betina Z dijo...

Quizás lo decimos cuando no pretendemos hacerlo. Por ejemplo,al pronunciar el nombre de quien amamos. Ahí, en esos sonidos, decimos el amor y lo soltamos, para que cante en nuestro corazón.

Besitos, Vera

The Unshining dijo...

No se puede decir el amor, pero sí se pueden sentir las palabras... al menos ya es algo.

Axis dijo...

No podremos apresar nada nunca,
se disolverá a pesar de nuestros esfuerzos por retenerlo.
Amor que nos espera, amor que nos envuelve, amor que nos enaltece.

Bicos mi querida,
sublime!

(* dijo...

Lo he dicho por allá y ahora vengo y descubro que también es para decirlo por aquí, eso, el verso de Chantal que hacemos nuestro, que "sólo lo imposible me enamora". :)
Es una joyita, este poema.
Un abrazo grande, Vera.

Amanecer Nocturno dijo...

Decir el amor en lo breve es imposible, en lo extenso impensable, y en las miradas de los enamorados tan sólo puede esbozarse con cuidado.

Un beso, Vera.