Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


lunes, 5 de noviembre de 2012

PATRIAS

O Loxe Mareiro, un lugar en el mapa de mi corazón, aunque ya no sea el mismo...






A todos los que he amado, estén dónde estén...




Apátrida es aquél
que nunca amó
el que no tiene piel
o recuerdo
al que regresar
el que no ha mecido
entre sus brazos
la fragilidad de un semejante
quien desconoce que es posible
que la dicha se llame con un solo nombre
y con él se pronuncien
todas las cosas
y que el día en que le falte
le faltarán junto a ese nombre
todas las palabras
Vuelvo a tus ojos
ellos son mi casa
Me tatúo la huella de tu cuerpo
él es mi bandera
Repaso tu voz en los anaqueles del viento
me llevo la mano al pecho
tu voz es mi himno
Puede que hoy te sientas solo
quizás exilio te parezca el mañana
pero has de saber que el mundo está lleno
de mujeres y hombres que hacen patria
y que en territorio del corazón
no existen fronteras
Ven a mí
el país que te ofrezco
es el abrazo





11 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me parece fascinante que hayas asociado el apátrida con un ser que nunca ama, pues es bien cierto que quien ama tiene como patria al amado, su horizonte, su extensión y su frontera.
Ese final con el abrazo borda el poema.
Precioso, Vera.
Un beso.

Juan Antonio dijo...

Quiero cambiar de nacionalidad, Vera. Puedo? Es tan hermoso...

Axis dijo...

Me siento tan patrióticamente contenta esta tarde!!! por qué será mi querida?
Sos encantadora! Quiero ese país, falta poco no?

Bicazos mi preciosura!!!

c c Rider dijo...

Siempre pensé que las zonas limítrofes son aquellas más seductoras a los corazones más valientes. Me confieso cobarde entonces, ubicando como hago esa palabra “amor” impresa en el silencio de una mujer. Es muy complicado que un ser aprenda a amar de un hombre, hablo de aprendizaje, y sí de una mujer que da luz, y consciente, es capaz de vibrar la palabra incluso en silencio. Ese lugar que retratas así me evoca, el silencio de quien espera, espera fríamente y acerca el límite, como quien acerca un vaso de agua a los labios y ve juntar en los cielos las cimas del techado de su casa. Materia, matriz.

Saludos abanderados verita.

pd. ya sabes de mi enfermiza pasión por proust?

Garriga dijo...

y sí, tal vez no terminé de leerlo porque me quedé pensando una sola cosa:
el mañana es el exilio del hoy

tal vez es estúpido
pero lo pensé
y chau

Sarco Lange dijo...

Patria Poética tus universos, Vera, Patria sin cadenas ni alambiques, Patria que ofrece su himno patrio y en donde aquellos, ellos, esos, los otros, los que se fueron, los que ya no están, esos, ellos, bueno, donde ellos sólo conocen dictaduras.

Un beso.

Darío dijo...

Quién rechazaría asilo de tal patria, izar su bandera, honrar sus símbolos y su historia...Un abrazo, ese.

David Mariné dijo...

esta patria
sí tiene corazón.
abrazo.

Amanecer Nocturno dijo...

Los abrazos como la única patria. Las fronteras como algo de la imaginación.
Qué razón tienes, Vera, y qué bueno sería que tantos y tantos leyeran estas palabras.

Un beso!

(* dijo...

Por favor, Vera, que alguien te nombre cartógrafa de este hermoso mundo sin límites...

José Antonio Fernández dijo...

Me uno a esa bandera. Muy bello Vera.
Un beso!!