Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 22 de junio de 2012

PRONUNCIAMIENTOS





Voy hacia ti
a pronunciarme,
un rayo de luz
vendándome los ojos
y mi camisa mortuoria
sembrada de gusanos
Voy hacia ti
anticipado el espectro
que alguna vez seré,
la última sangre de mi flujo
oxidando el estigma entre mis piernas
Voy hacia ti
a despojarme la venda entre tus sombras
y que a tu tacto eclosione
mi crisálida mortuoria en mariposas,
y tirando de la seda sus alas me desnuden
Voy hacia ti
tras levantarme de la tumba como Lázaro
para ahogarme en las aguas consagradas de tu aljibe
y bautizarme como Ofelia entre tus flores,
el torrente de mi ciclo
turbará de mujer tu transparencia


En la orilla del ser
nuestro nombre se pronuncia
pero a menudo el ser
es la orilla más lejana

En tu pozo
orillo al ser
y me pronuncio

13 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

Tu imagen y tu poema me han recordado a esta mujer de la taza:
http://img.directoalpaladar.com/2011/02/chica-en-taza.jpg

Está sumergiéndose tras pronunciarse, y creo que no hay nada más difícil que encontrar las letras que definen tu alma.

Un beso.

vera eikon dijo...

Conocía la imagen, creo que la vi en algún blog que ahora no recuerdo. En realidad yo buscaba imágenes de Ofelia, pero encontré esta de la taza y me pareció que acompañaba bien al poema. La imagen de tu enlace es muy sutil y elegante. Definirse es difícil pues generalmente ya es bastante difícil ser. Pero creo que cuando somos es cuando nos pronunciamos..Aunque esto es algo que me resulta difícil de explicar..Bico, queridiña!

Darío dijo...

Es inexorable. Ir desde el ser al no ser. La utopía de tener y ser tenido. Se anuncia y se pronuncia. El albur de permanecer.

vera eikon dijo...

Sí, Darío, si ni siquiera nos tenemos a nosotros y a veces es más fácil hallarnos en los otros que en nosotros mismos, y entre otros brazos ser. La vida más que un hecho parece a veces irrealidad y tránsito. Un tránsito entre esas milagrosas anunciaciones o pronunciamientos en los que el ser se revela..

Sinuhe, el que es... dijo...

Es difícil ser, y reconocerse más todavía. A veces estamos vivos pero ante un río de sentimientos necesitamos sumergir la mano en la corriente, modificar su superficie (la orilla del ser), para darnos cuenta de que somos, o para sentirlo y reconocernos.
Pienso que reconocerse en quién nos trajo al mundo y parir son otros tipos de pronunciamientos.

Maruja dijo...

Me ha gustado, una singular imagen. Feliz verano.

RECOMENZAR dijo...

No solo me ha gustado como escribes Sino tambien tu blog y el arte de tu plataforma

c c Rider dijo...

Pronunciarse, deletrearse en el conjuro del otro, de la alteridad. La latencia de lo impermanente y además, todas esas hermosas palabras que usamos para acercarnos.

Sarco Lange dijo...

Buen viaje, Poeta, que el flujo alcance para regar los inmensos nogales de tu alma. Y que después, en el otoño, nazcan serenatas en tus ojos.

Un beso.

Rayuela dijo...

y lo alumbrarás
entonces



abrazo, poeta*

Axis dijo...

Pronunciarse...
Hallar la forma y sentir el momento cierto.
Ir en busca de esa orilla.
Largo viaje al parecer.

Biquiños mi adorada.

David Mariné dijo...

este pronunciamiento me ha dejado realmente jodido, pero jodido de veras.
un abrazo, fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

En la orilla del ser
nuestro nombre se pronuncia
pero a menudo el ser
es la orilla más lejana


En tu pozo
orillo al ser
y me pronuncio


me parece un texto muy bueno

rama