Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


jueves, 3 de noviembre de 2011

MILAGROS DE LA VIDA COTIDIANA




 Imagen: Katja Faith



Llueve a horcajadas sobre el lomo del mundo,
y en cada gota que cabalga
se desviste el cielo,
y al espasmo de tu risa bendita
golpea mares contra el cristal,
que algún rayo de sol extraviado
(como la mano efervescente de un niño)
viene a pintar
de luz y colores
Entonces nuestra ventana
se transforma en la pecera
de un océano de sueños,
el corazón me late en mariposas...

En el cuarto sobrevuela
el resplandor alado de un beso,
y los cuerpos se nos caen
en otoñal hojarasca

14 comentarios:

el maquinista ciego dijo...

Qué hermoso, Vera, cómo has convertido este terrible temporal de viento y lluvia en un delicioso desvestirse del cielo, en océanos latiendo con toda su fuerza contra el cristal y, sobre todo sobre todo, en ese resplandor alado del beso sobrevolando el cuarto y los cuerpos cayendo como hojarasca...
Bendita la risa, y la mano efervescente del niño y benditos todos los rayos de sol extraviados (que, me pregunto yo, ¿a dónde van a parar?....y aquí me quedo, pensándolo...si es que es leer 'extraviado', y ya me pongo a imaginar rincones y recovecos y mundos donde todas esas cosas perdidas se van a resguardar (seguro que tú bien lo sabes, igual algún día nos cuentas el secreto ;))

Un bico enorme, linda! Ando desaparecida por falta de tiempo y energía, pero te leo y agradezco el alimento que nos das....

El hombre de Alabama dijo...

Da de sí, la tormentita.

jojoaquin dijo...

me gusta. Dices lo que quieres decir. No es fácil. Envidio tu dominio del vocabulario. Besos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me gusta que "el cielo se desvista" mientras el amor contempla el otoño y su lluvia purificadora y juega el juego más hermoso.
Un abrazo, estimada Vera.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me gustaría ver el mundo desde tu ventana, o ver tu ventana desde el mundo...es casi indiferente, esa ventana tiene un no sé qué...

vera eikon dijo...

Cortázar escribió "adónde van las nieblas, los almanaques del tiempo, la borra del café...", y esto probablemente fue lo primero que leí de él, Maquinista. Y ahora yo me también me pregunto adónde van los hilos sueltos en la madeja del sol. Y todas esas cosas que dices son benditas, porque nos bendicen la vida, o son la vida misma. Sé que últimamente estás liada, por eso se te agradecen las presencias. Ya sabes que de vez en cuando hay alguien que de ti me cuenta. Bico con un raio de luz estrelecida

vera eikon dijo...

Sí, le sacamos partido, Alabama

vera eikon dijo...

Gracias, Jojoaquin(aunque tu vocabulario también es envidiable, a mí siempre me sorprende cuando te leo). Beso

vera eikon dijo...

A veces es como si el clima y la naturaleza nos acompañaran, o quizás somos nosotros los que hacemos que nos acompañen, los contagiamos con nuestras efusiones...Un abrazo Isabel. Me alegra verte por aquí..

vera eikon dijo...

Sí, a mí también me gustaría, Darío. Que vieras el mundo desde mi ventana, o que miraras mi ventana desde el mundo.Y cuánto más miró la ventana, más coincido en que algo tiene...

Eleanor Smith # dijo...

Benditos milagros ~

Un beso o 2 #

:Isza: dijo...

"Entonces nuestra ventana
se transforma en la pecera
de un océano de sueños,
el corazón me late en mariposas..."

QUIERO ESO!!

Bicos ;)

El Poeta Maldito dijo...

Le confieso que tuve que buscar la definición de "horcajadas", ahora me queda mas claro esa imágen.

Parece una ironía la frase: "Milagros de la vida cotidiana", el contraste de lo gigantezco que producen el milagro, a bajarlo. Todo combinado con hermosas imágenes.

A mi me parece que nos mostras tu ventana, a tu modo pero lo terminás haciendo. Aunque pudiesemos verla directamente con nuestros ojos, necesitaríamos de los tuyos para finalmente darte la razón. Yo prefiero tus ojos a tu ventana, porque se que esa ventana no tiene nada de especial.

Saludos.

vera eikon dijo...

Creo que por eso escribimos, Poeta Maldito, para mostrar cómo nuestros ojos captan la luz. Y por eso amamos leer, porque en cierto modo es cómo si nos pusiéramos los ojos de los otros. Cortázar era un experto en eso que se suele llamar "lo maravilloso cotidiano". Y aparte de ser devota cortazariana, pienso que el amor no está en los Romeos y Julieta de esta vida(porque quizás aquí deberíamos hablar del amor ideal, el amor novelesco....), sino en el modo en el que dos vidas enlazan en lo cotidiano, y el modo en el que se encuentran en la cama nuestros pies fríos. Me emocionan tus palabras. Un fuerte abrazo...